Una Semana Santa peor

elcabildo.org | Jueves, 02 Agosto 2018
Una Semana Santa peor

El nuevo Recorrido oficial que plantea la Agrupación de Cofradías dibuja una Semana Santa, sencillamente, peor que la actual. El proyecto plantea mejoras interesantes y necesarias que son aplicables al trazado actual, donde cada año se viven situaciones grotescas, principalmente por la dejación institucional que ha venido existiendo. El nuevo proyecto habla de mejorar la accesibilidad, visibilidad, seguridad; tres realidades que urgen. Sin embargo, con la nueva propuesta, parece que sólo se responde a mejoras de los abonados de las sillas (y, con todo, está por ver), pues el escenario que la laberíntica propuesta de Recorrido oficial deja libre para ver procesiones a pie de calle queda reducido a la mínima esencia, algo especialmente acusado en un casco histórico tan pequeño como el de Málaga.

El respaldo a la nueva propuesta parece incuestionable pero unanimidad no existe. Algunas cofradías entienden que el nuevo Recorrido oficial les perjudicaría. Quizá también han realizado una lectura más allá de sus intereses particulares y consideran que supondría un paso atrás para la Semana Santa de Málaga. ¿Todas las cofradías han realizado este ejercicio o sólo han valorado intereses particulares? Como sea, algo innegociable es que la Agrupación de Cofradías debe garantizar el derecho de sus entidades miembros, por encima del número de sillas u otros debates que pueda generar cualquier cambio de recorrido.

Pero la Semana Santa está por encima de cualquier Recorrido oficial y la propuesta que la Agrupación de Cofradías pretende aprobar privatiza gran parte del centro de Málaga y limita las opciones del ciudadano para ver procesiones a pie de calle. Además de mutilar un elemento identitario como es el trazado histórico, sin el intento siquiera de mejorarlo. Lejos de generar nuevos espacios, la propuesta que hay sobre la mesa clona itinerarios. Habla de permeabilidad sin tener en cuenta los tapones que se generarían en las estrechas calles de Cisneros y Especería, así como sus aledaños y en el entrono de la Catedral; inicio y final del Recorrido oficial. Estos enclaves, hasta ahora amables para el ciudadano que busca procesiones a pie de calle, quedarían colapsados, cuando no aforados. ¿Qué calles del centro quedan libres para ver procesiones? ¿Qué ofrecería cada jornada en sus horas centrales si hasta tres cofradías coincidirían dentro del Recorrido oficial? Nos encaminamos, creemos, a una Semana Santa peor. Ojalá nos desdigamos; no nos pesaría.

¿Le ha resultado interesante?
(14 votos)

Noticias relacionadas (por etiqueta)

volver arriba