Sábado, 24 Agosto 2019 | Actualizado 07/04/19

×

Error

"Could not resolve host: query.yahooapis.com" in module "mod_sp_weather"

Cannot get "Málaga" woeid in module "mod_sp_weather".

"Could not resolve host: query.yahooapis.com" in module "mod_sp_weather"

"Could not resolve host: query.yahooapis.com" in module "mod_sp_weather"

"Could not resolve host: query.yahooapis.com" in module "mod_sp_weather"

Cannot retrive forecast data in module "mod_sp_weather".
Mostrando artículos por etiqueta: Antonio Paradas - EL CABILDO - La actualidad cofrade malagueña en internet

Málaga es una tierra a la que se prestan los debates para los que no debería haber lugar, y sobre los que la intelectualidad debería cerrar filas. Traído y llevado, son las consabidas cubiertas de la Catedral y la torre manca. Olvidado, en cambio, es el conjunto del programa iconográfico escultórico que la misma debería presentar en sus cuerpos superiores y que nadie echa en falta. La realidad, las cubiertas que no existen, es que el edificio catedralicio sigue sufriendo filtraciones de agua y problemas estructurales.

Si este es un asunto recurrente hasta la saciedad, no menos interesantes son los aireados debates entorno a la figura del titular cristífero de Agrupación de Cofradías de Semana Santa de Málaga, el Santísimo Cristo Resucitado, obra del imaginero José Capuz Mamano, realizado entre los años 1944 y 1946. Mientras que en la catedral los malagueños se ven reflejados en su torre manca y en la falta de sus cubiertas, proyectando en estos elementos unos valores sociales con los que se sienten identificados, el Cristo Resucitado, prácticamente tiene que pedir perdón por existir. No es barroco, no es un neo, no es guapo, no moreno de piel, y además siempre será un extranjero en tierra de María Santísima, aunque una paisana suya haya sido coronada. Pero sobre todo, el Cristo de la Resurrección de Málaga, es un incomprendido y un marginado social. De las primeras cuestiones, ya dio buena cuenta el profesor Sánchez López en el Alma de la madera. De la segunda, queremos hacer alguna reflexión. El Cristo es un incomprendido, por varias razones. En primer lugar, por el hecho, de que aún siendo un arte figurativo, es una pieza con una importante carga conceptual y trascendental. En segundo lugar, porque Capuz concibió un Cristo que para ser comprendido necesita que otros aclaren su mensaje, iconografía e intencionalidad, es decir es un Cristo cuya representación no se entiende en su plenitud, más allá de ser un Cristo Resucitado, por sí mismo.

En todo este proceso de marginación y aceptación que ha sufrido la imagen, tienen mucho que decir los dos romanos con los que el Cristo vino al mundo. Aquí Capuz cometió un error, si hubiese realizado las tres figuras, en tres bloques unidos, nadie se cuestionaría separar las piezas, cortando los bloques para que cada una fuera independiente. Desde el año 1983 los "compañeros" del Cristo han permanecido en el ostracismo. Recientemente, gracias a la magia de una exposición temporal, se ha producido el feliz recuentro, y muchos han podido tomar conciencia de las relaciones, conceptuales, formales e iconográficas, de los unos con lo otros y del Cristo con ellos.

Capuz, que ante todo era un intelectual, y los intelectuales no suelen conectar con el pueblo, ideo y proyectó una imagen que supo transcender de la mundanidad a la divinidad. Cristos Resucitados hay muchos, de todos las épocas y estilos, pero cristos resucitados "conceptuales" y "transcendentales" hay pocos, y uno de ellos está en Málaga.

Vamos por partes, si nos ubicamos antes las tres figuras el espectador debería percatarse de muchas cuestiones, pero hay una que para nosotros es de singular transcendencia. Ambas tres figuras visten de la misma manera, y sobre todo del mismo color, una especie de paño en tonos tierras/rojizos, con apariencia mugrienta. Se repite en las tres imágenes. Es aquí donde radica la importancia del grupo escultórico en su conjunto. Los romanos, son feos, tienen la piel oscura y visten el mencionado paño harapiento en tonos tierras/rojizos (que recuerda a una especie de coraza). El Cristo es de piel blanca, y viste el mismo tipo de tejido. Ahora bien, lo simple y fácil, hubiese sido que Capuz hubiera realizado un Cristo Resucitado al uso, bendiciendo, o cualquiera de las otras posibilidades que la iconografía presenta. Aquí, partimos del hecho de que nuestro Cristo también cumple con estas premisas iconográficas, pero hay una cuestión más a tener en cuenta, Capuz cuando realiza su Cristo Resucitado incluye una idea, un recurso, que hace que la imagen proyecte una relación directa con la divinidad. La escultura, en madera, terrenal y mundana, consigue lo que pocas obras son capaces de hacer, trascender desde la figuración a la propia divinidad. Lo que son paños mugrientos en los romanos, en el Cristo, en cambio, lo que él ha tocado con su piel, se ha convertido en oro, se han divinizado. Dos mil años de teología, del uso del oro y de los metales preciosos en la liturgia, y sobre todo de la proyección de la divinidad por medio de la luz, quedan reflejados en un Cristo, en una escultura en madera, donde el escultor ha sabido trasladar a la materialidad la divinidad de los dioses.

El común de los mortales, entiende que nos encontramos ante tres figuras independientes e inconexas, y separables. La realidad es que Capuz proyecto una sola idea por medio de tres figuras diferentes. Sin los romanos, el Cristo Resucitado de Málaga no deja de ser una pieza que aporta modernidad a un arte obsoleto. Con los romanos, el Cristo Resucitado de Málaga, se convierte en una de obras de arte más importantes de la imaginería procesional del siglo XX y XXI.

 

· Antonio Rafael Fernández Paradas es doctor en Historia del Arte y Perito Tasador en antigüedades y obras de arte.

Publicado en Opinión / Tribuna

La cofradía antequerana del Mayor Dolor, con salida el Miércoles Santo en la Ciudad del Torcal, presenta este viernes 20 a las 20.30 horas en la iglesia de San Juan de Dios (calle Infante Don Fernando, cerca de la iglesia de los Remedios), las cartelas que reflejarán el programa iconográfico de su trono procesional, tallado por Bartolomé García Pérez en 2009.

Las tallas están realizadas por el escultor malagueño Juan Vega Ortega, a partir de un discurso iconográfico establecido por el historiador del arte antequerano Antonio Rafael Fernández Paradas. Paradas ha hilado las cartelas en torno a la temática de la túnica de Jesús. No en vano, la popular cofradía venera al Cristo del Mayor Dolor, que representa al Señor arrodillado tras la flagelación y recogiendo la túnica, momento iconográfico especialmente venerado en el centro de Andalucía.

 

Triduo

En otro orden de cosas, y a partir del día 22, la cofradía celebrará su triduo en su sede canónica, la Real Colegiata de San Sebastián. La imagen del Cristo del Mayor Dolor es una obra de Andrés de Carvajal, fechada en 1771.

Publicado en Provincia

Urnas abiertas hasta el 22 de febrero. Con los primeros meses del año llega el ya tradicional Premio La Hornacina, que la conocida página dedicada al arte en general y a la imaginería en particular, convoca con una selección de las obras presentadas al portal durante el año vencido.

De nuevo serán sesenta piezas quedan a juicio de los lectores, que podrán valorar y luego votar, para hacerse acreedora de este preciado galardón.

Este año la representación malagueña es algo más exigua que en anteriores ediciones: en concreto, de un imaginero malagueño y para la propia capital, se encuentra a valoración de los lectores el Ángel alegórico que figura en el frontal del trono del Nazareno de Viñeros, gubiado por José María Ruiz Montes.

Además, y aunque con destino a la cordobesa Almodóvar del Río, la imagen del Cristo de la Divina Misericordia ha sido gubiada por el rondeño Juan Alberto Pérez Rojas, si bien, este artista tiene su obrador en la capital sevillana. También el imaginero Israel Cornejo aporta su Virgen de la Aurora para Badajoz

El 22 de febrero se cerrarán las urnas, y se dará a conocer la pieza ganadora del 9º premio La Hornacina el miércoles 25 de febrero de febrero.

 

La valoración del experto

Como viene siendo habitual, además de la votación de los lectores, el mismo día 25 quedará publicado el juicio, no vinculante, de un historiador del Arte o experto que valorará una pieza de todas las presentadas no sólo al concurso, durante todo el año a la web. En esta ocasión, la página que regentan Sergio Cabaco y Jesús Abades, han recurrido al historiador del arte Antonio Rafael Fernández Paradas, antequerano, Doctor en la UMA y Tasador de Antigüedades y Obras de Arte. Paradas es especialmente conocido por su labor de coordinador en el Máster de Escultura Barroca en la UNIA (Universidad Internacional de Andalucía). Además, en la actualidad está al frente de las jornadas 'El Universo barroco ampliado', que organizan la UMA y El Corte Inglés malagueño.

Para conocer todas las obras candidatas, pulse aquí.
Para emitir un voto, pulse aquí

Publicado en Málaga

El Museo Revello de Toro acoge desde el pasado 18 de junio un ciclo de conferencias titulado "Protagonistas e imágenes de la escultura barroca: visiones desde la casa de Pedro de Mena", que tienen lugar en el que fue hogar del célebre escultor granadino, autor de la sillería del Coro de la Catedral de la Encarnación.

El ciclo, organizado por Elías de Mateo Avilés, director del Museo sede de las charlas, y dirigido por Juan Antonio Sánchez López (de la UMA) y Antonio Rafael Fernández Paradas (de la UNIA –Universidad Internacional de Andalucía), comenzó el día de los Patronos con una charla del primero de ellos acerca de la figura de Fernando Ortiz y de la saga de los Asensio de la Cerda. El pasado miércoles 25, le tocó el turno a Fernández Paradas, que se encargó de tratar la figura del antequerano Diego Márquez y Vega.

La próxima conferencia será el 2 de julio, y será disertada por el profesor de la Universidad de Granada, Isaac Palomino Ruiz, estando titulada "Jesús Nazareno: evolución y definición del modelo escultórico en la familia Mora".

Todas las conferencias dan comienzo a las 20 horas en el Museo Revello de Toro de la calle Afligidos y su entrada es libre hasta completar el aforo.

 

Programa completo

18 de junio – "Aires italianos e impronta de familia. Fernando Ortiz y los Asensio de la Cerda, escultores en la Málaga del siglo XVIII", por Juan Antonio Sánchez López (Universidad de Málaga).

25 de junio – "Diego Márquez y Vega, un escultor a la sombra del esplendor antequerano del Setecientos", por Antonio Rafael Fernández Paradas (Universidad Internacional de Andalucía)

2 de julio – "Jesús Nazareno: evolución y definición del modelo escultórico en la familia Mora", por Isaac Palomino Ruiz (Universidad de Granada)

10 de septiembre – "Escultores ignorados del panorama artístico antequerano del siglo XVII", por José Escalante Jiménez (Real Academia de Bellas Artes de Antequera)

17 de septiembre – "Breve historia de la escultura barroca andaluza en América", por Francisco Montes González (Universidad de Granada)

24 de septiembre – "Desde el centro a la periferia. Córdoba y su realidad escultórica en el siglo XVII", por José Galisteo Martínez (Universidad de Málaga)

1 de octubre – "La Inmaculada Concepción: origen, evolución iconográfica y su desarrollo en la escuela granadina de escultura", por José Antonio Peinado Guzmán (Universidad de Granada)

Publicado en Málaga

Canales

Cofradías Bandas Descargas

Servicios

Teléfonos Diccionario Farmacia C. Cofrade Callejero Museos Enlaces

El tiempo en Málaga