Sábado, 24 Febrero 2018 | Actualizado 24/02/18

Faltan
29 
días para el Domingo de Ramos
Ir a calculadora
×

Error

Cannot retrive forecast data in module "mod_sp_weather".

Con todo organizado: besapiés, misa y conciertos, la cofradía del Rocío ha anunciado durante la mañana del viernes que el regreso de Jesús Nazareno de los Pasos en el Monte Calvario para el día siguiente, sábado 27 de enero no se producirá finalmente.

En el comunicado, difundido por redes sociales, la hermandad del Rocío anuncia que “por razones de causa mayor queda suspendido el programa de cultos y actos previsto para mañana sábado 27 de enero con motivo del regreso a Málaga de Nuestro Padre Jesús Nazareno de los Pasos en el Monte Calvario”.

A día de hoy, la cofradía del Rocío no ha dado a conocer cuándo regresará al culto la efigie ni, aunque se da por sentado, si la imagen está ahora mismo en el taller del escultor extremeño, en Sevilla.

Todo tras anunciar un completo programa de actos para el regreso del Jesús caído titular de la cofradía victoriana. La imagen, de 1977, de Antonio Eslava a partir de una mascarilla de Rafael Quiles, debía llegar tras un proceso de limpieza de policromía que la propia Hermandad previó que sería por ‘unas semanas’ y se ha acabado prolongando casi siete meses.

La causa de esta demora se halla en los problemas de salud del artista escogido: un anciano Manuel Carmona (cumple este año los 80) que, además, ha sufrido diversos achaques. Así, la Cofradía, en un comunicado, agradece “al Altísimo la recuperación del consagrado artista, que en los últimos meses ha pasado por un proceso pos hospitalario y varias convalecencias que le han impedido cumplir el ritmo previsto, tal y como quedó informado el Cabildo de Hermanos del pasado mes de junio”.

Si bien, aunque esta suspensión de última hora alude escuetamente a “razones de causa mayor”, según ha podido saber elcabildo.org, miembros de la Hermandad en otros foros apuntan a motivos en la misma dirección, es decir, en torno al estado de salud de Manuel Carmona.

En la Semana Santa de 1976 procesionó por las calles de Málaga por última vez el Cristo de los Mutilado. Llegada la Transición, tras la muerte de Francisco Franco, el Obispado de Málaga aconsejó suspender la salida en procesión de la imagen, permitiendo en la actualidad únicamente presidir un vía crucis por el interior de la Catedral, que se realiza cada Viernes Santo desde la iglesia del Sagrario. Sin embargo, desde la década de los años noventa del pasado siglo XX, la Cofradía trata de recuperar el culto público, pero nunca hasta ahora se había planteado la restitución de las extremidades inferiores del Crucificado. Éste es el paso previo para que el Cristo Mutilado pudiera volver a salir en Semana Santa. Anteriormente, era procesionado en la tarde del Jueves Santo.

Los hermanos votarán en cabildo si completar la imagen de su Cristo. De aprobarse la propuesta, supondría un paso definitivo en el proyecto de recuperar el culto externo. Recientemente, han incorporado una imagen mariana, la Virgen de la Divina Providencia, una talla del XVII atribuida al escultor Antonio del Castillo. Algo parece estar cambiando en esta Cofradía, de la que apenas trasciende información y que estuvo íntimamente ligada al régimen franquista, desde su fundación tras la Guerra Civil. El Jueves Santo de 1939 tuvo lugar la primera salida procesional de la imagen, escoltada por 300 caballeros mutilados, vestidos de uniforme, con el escapulario de la Hermandad y llevando cirios en sus manos, según cita Marion Reder en la investigación Una imagen controvertida de la Semana Santa malagueña: el Cristo de los Mutilados. Llegada la Transición, mutilados del ejército republicano solicitaron participar en la procesión, algo reservado a los miembros del Cuerpo de Caballeros Mutilados por la Patria (el bando franquista). Pero Ramón Buxarrais recomendó suspender la procesión por la inestabilidad política del momento. Durante la dictadura, fue procesionada la imagen gracias a una autorización del Papa Pío XII.

En 1991 se volvió a reorganizar la Cofradía y solicitó al Obispado salir en la procesión de Semana Santa, puesto que era una hermandad agrupada y de pleno derecho. La petición coincidió con la llegada a Málaga del administrador apostólico Fernando Sebastián Aguilar, tras la renuncia de Buxarrais. Sebastián denegó la salida procesional de la Cofradía, recomendándoles la celebración de un vía crucis, que aún hoy se hace en la Catedral. El argumento para prohibir la salida ha sido el estado de la imagen, dado que Jesucristo no sufrió mutilaciones en su cuerpo. Desde la Cofradía siempre han aludido a la citada autorización del pontífice Pío XII, que admitía la talla mutilada al culto, algo que, ciertamente, nunca se ha incumplido al recibir la visita de fieles en un retablo de la iglesia del Sagrario. Pero ahora, el debate en torno a la restauración del Crucificado se abre por primera vez.

 

Un capítulo d­e la historia silenciado ­

La hermandad del Cristo Mutilado fue miembro de la Agrupación de Cofradías hasta 1996. Los Estatutos del ente agrupacional, entonces, señalaban como motivo para ser desagrupado sumar cinco años sin salir en procesión. Y un lustro fue lo que pasó desde su reorganización, en 1991, cuando fue expulsada de ente de San Julián, durante los últimos años del mandato de Jesús Saborido. Se trata de un capítulo silenciado por la Agrupación de Cofradías y sobre la que no existe referencia alguna en la web oficial, aunque sí se conservan las revistas La Saeta de comienzos de los noventa, que contemplan a la cofradía del Mutilado en la nómina del Jueves Santo, entre Viñeros y Mena.

Publicidad - elcabildo.org

Canales

Cofradías Bandas Descargas

Servicios

Teléfonos Diccionario Farmacia C. Cofrade Callejero Museos Enlaces

El tiempo en Málaga