Lunes, 19 Agosto 2019 | Actualizado 07/04/19

×

Error

"Could not resolve host: query.yahooapis.com" in module "mod_sp_weather"

Cannot get "Málaga" woeid in module "mod_sp_weather".

"Could not resolve host: query.yahooapis.com" in module "mod_sp_weather"

"Could not resolve host: query.yahooapis.com" in module "mod_sp_weather"

"Could not resolve host: query.yahooapis.com" in module "mod_sp_weather"

Cannot retrive forecast data in module "mod_sp_weather".

El Museo Revello de Toro ofrece una nueva muestra en su sala de exposiciones temporales bajo el título Carteles de Semana Santa y óleos cofrades. Se trata de una exposición que muestra una visión de conjunto y una revisión de los carteles pasionistas, siete en total, nacidos de los pinceles del gran pintor malagueño y que abarcan el periodo 1994-2011. Se puede vistar hasta el 27 de marzo.

Como imagen de la muestra se ha elegido el cartel oficial de la Semana Santa de 1994 con la Virgen de la Paloma y el trono obra de Pedro Pérez Hidalgo como protagonistas. Aquí el artista se decanta por ofrecer una visión barroca y triunfante de las procesiones y, como en él es habitual, la rotulación, muy cuidadosa, traslada a la estética geométrica del art decó.

Más de una década después, de nuevo la Agrupación de Cofradías vuelve a encargarle el Cartel oficial de la Semana Santa de 2005. En este caso la iconografía elegida es el Cristo de la Buena Muerte, pero no el actual, sino la mítica obra de Pedro de Mena desaparecida en 1931. Un magistral escorzo del Crucificado sobre manos legionarias se contrapone con la imagen de un penitente de la Congregación.

Dentro de las obras dedicadas a efemérides cofrades, destaca, en primer lugar, por su maestría y fuerza expresiva el cartel conmemorativo de la JMJ 2011 realizado para anunciar la presencia del Cristo de la Buena Muerte yÁnimas en la Jornada Mundial de la Juventud celebrada en Madrid en agosto del citado año. Es su obra cofrade más reciente, un ejercicio portentoso de creatividad y fuerza ejecutado con ochenta y cinco años. La gran cabeza del Cristo de Mena tratado incidiendo en sus volúmenes escultóricos, preside la composición.

Otro acontecimiento excepcional, en este caso mariano, dio ocasión a Félix Revello a crear, en el año 2000 el cartel conmemorativo de la Coronación Canónica de María Santísima de la Trinidad. En él enmarca el busto de la Dolorosa de Buiza en la sinfonía de sus famosos blancos del rostrillo y el pecherín. Luego recurre a una serie de elementos geométricos de profunda significación teológica: el triángulo y el círculo. El primero alude a la simbología tradicional del arte cristiano para plasmar su misterio fundamental, la Santísima Trinidad. Luego, el círculo representa la Creación, el Cosmos.

La Hermandad de la Sentencia atesora un auténtico museo de pintura religiosa y cofrade de Revello de Toro. Entre este elenco de obras destacan sobremanera dos carteles: el anunciador de la salida procesional del año 2000 y el cartel conmemorativo de su setenta y cinco aniversario (2004). En ambos, los protagonistas son los rostros y la estética de las imágenes titulares, a las que humaniza. La presencia del senatus y de un auténtico bosque de capirotes morados intencionadamente estilizados imprimen las señas de identidad característica de esta cofradía.

Sin ser estrictamente un cartel cofrade, Una cita en el tiempo, como Cartel de la XXI Exaltación de la Mantilla, representa un atavío femenino característico de la Semana Santa. Realizado en 1998 para la Asociación La Coracha, Félix Revello introduce en esta obra dos de las mantillas pintadas por Goya y Picasso y las enfrenta con su propia interpretación.

Esta exposición se completa con dos óleos muy poco conocidos por el gran público. El primero, el Paño de la Verónica que el pintor malagueño regaló en 2003 a la Cofradía de la Salutación. Esta hermandad encarga cada año a un afamado pintor la Santa Faz de Cristo en un paño que la imagen de la Santa Mujer Verónica lleva en sus manos durante la estación de penitencia del Domingo de Ramos. Félix Revello refleja en él el rostro de Jesús con su maestría habitual.

El segundo óleo es un cuatro singular nunca expuesto hasta ahora. Se titula Jueves Santo (1999), una recreación de la mano izquierda del Señor clavada ya en el madero que sirvió en su día como portada de la novela Las cenizas de Cristo del periodista y cofrade Pedro Luis Gómez.

Publicado en Málaga

Tengo el placer de iniciar mi colaboración en este blog de "el Cabildo", al hilo de la controversia suscitada en la capital hispalense, con motivo de la edición del cartel del 450 aniversario de la sevillana hermandad de la Hiniesta, obra del artista vinculado al movimiento del Pop Art de los 80, Manuel Cuervo. Con un lenguaje impactante y transgresor para muchos tratándose de una obra de carácter cofrade, Cuervo ha sabido dar con el  dedo en la llaga a la hora de zarandear las diversas sensibilidades que suelen manifestarse en este constreñido mundo, el cual no sabe ver más allá de la mera representación fiel, con todo lujo de detalles a ser posible, de las sagradas imágenes titulares de nuestras Corporaciones penitenciales o letíficas, y si para colmo la adornamos de recargados simbolismos, perfecto, y si nos sale gratis, pleno al quince.

Observo con agrado la renovadora apuesta de algunos consejos y agrupaciones cofrades españolas por ofrecer un lenguaje renovado, o al menos intentando rescatar del olvido destacadas obras maestras del género, en este último caso podríamos circunscribir el trabajo de Francisco Naranjo para la edición malagueña de 2015, el cual bebe de los postulados desarrollados en los años veinte y treinta del pasado siglo, pero vistos desde una óptica rebosante de actualidad, haciendo un acertado "revival" despertador de tendencias adocenadas tan del gusto de los cofrades.

A tenor de lo expresado, me ha llamado la atención en algunos de los carteles oficiales publicados hasta la fecha, ciertas muestras esperanzadoras de un aperturismo de miras como hemos comprobado en los casos de Alicante y Zamora, dos ciudades con diversidad de formas a la hora de celebrar la representación de la pasión, pero que han sabido transmitir y conjugar mediante un lenguaje directo y moderno, el drama de Cristo, con toda su carga de humanidad y unción sagrada. Es significativo como la obra zamorana recuerda de soslayo, la impactante obra picassiana que sirvió como base para el cartel malagueño de 1998.

Estas bocanadas de aire fresco coexisten con otros ejemplos, conocidos en estos dias, sumidos en claves sensibleras y de escasa calidad artística, carentes de los principios que debe poseer un cartel, tales como mostrar un elemento catalizador llamado a ser el tan anhelado "grito en la pared", eje trascendental de la obra, al cual debe ir unido intrinsecamente una rotulación propia e identificadora. Quizá el caso de Huelva sea el más representativo de esta tendencia, de los publicados hasta el momento.Bien por su escasa calidad, o debido al hecho de no responder al gusto imperante, es una realidad el hecho de optar por la fotografía en detrimento de la pintura, para mostrar al mundo la Semana Santa nacional, siendo una solución afortunada si con la segunda opción no se logra unos mínimos básicos de decencia artística, aunque también es de justicia reseñar en este sentido que no podemos adoptar la política del "todo vale"  a la hora de reproducir cualquier instántanea.

La manifestación pasionista anclada en claves barrocas de forma mayoritaria, puede permitirse explorar otros campos expresivos, más acordes con las tendecias contemporáneas, sin por ello traicionar sus valores religiosos y cuturales. En este sentido el arte pictórico se presta sobremanera para que las cofradías apuesten por nuevas vías de expresión. Urge adoptar una apertura de miras que superen la mera representación fidedigna de imágenes y aditamentos, representados con hiperrealista fidelidad. Un cartel es y debe ser otra cosa

Málaga puede vanagloriarse de tener en la historia del cartel oficial de la Semana Mayor soberbias muestras plenas de valía y mensaje, artistas como Enrique Jaraba, Ramos Rosa o Luis Bono tuvieron dignos sucesores en las paletas de Virgilio Galán, Paco Hernández, Revello de Toro, Barberán, Torres Mata, Eugenio Chicano, Alberca, Toral o Alonso Herraiz entre otros. Esperemos que en sucesivas ediciones se sumen otros creadores, cuyas propuestas emergen con luz propia en el mediocre catálogo cuaresmal, caso de José Antonio Jiménez o Raúl Berzosa, este último a la espera de conocer su propuesta sevillana.

Publicado en El cofrade globalizado

El hermano mayor de la Sentencia, Eduardo Pastor, el alcalde de la ciudad, Francisco de la Torre, y el director del Museo Revello de Toro, Elías de Mateo, presentaron la exposición Revello en la sentencia. La muestra ubicada en el Museo Revello de Toro, en la Casa-taller de Pedro de Mena, acoge un total de 13 obras correspondientes al periodo 1942-2004, seleccionadas de las 21 piezas originales, que el artista realizó, a lo largo de más de 70 años, para la corporación del Martes Santo.

La muestra temporal expone, en un primer momento, ocho de los quince Misterios del Rosario destinados originariamente para las bambalinas del palio de Nuestra Señora del Rosario. El director del museo, Elías de Mateo, señaló que las piezas de pequeño formato "hacen gala de una composición correcta, una cierta ingenuidad y grandes dosis de dulzura, dejando de lado los aspectos más dramáticos. Se puede destacar la pieza referida a la Agonía en el Huerto debido a la pincelada suelta que el artista emplea por el tratamiento de la luz".

Asimismo, la exposición se compone de tres grandes estandartes pintados en 1942, 1944 y 1979. Por un lado, es significativo el óleo primitivo dedicado a Nuestra Señora del Rosario que ha sido restaurando recientemente y montado como Estandarte Conmemorativo del 75º aniversario de esta advocación. Por su parte, el relativo a Jesús de la Sentencia, que conserva su configuración original, no muestra dramatismo ni sufrimiento, humanizando la rigidez de la talla procesional. Así, el actual estandarte de la Virgen del Rosario "revela la manera tan peculiar de Revello de Toro a la hora de reflejar el semblante de las Dolorosas embelleciéndolas y humanizándolas", según apunta De Mateo..

La exposición se completa con los carteles de las salidas procesionales de 2000 y 2004, en los que se combinan una personal interpretación de los rostros y la estética de las imágenes titulares con la simbología propia de esta cofradía.

Por otra parte, los visitantes del Museo también podrán contemplar, como novedad, la incorporación a la colección permanente de un busto del artista, en bronce, que data de 1978, obra de la escultora María Pepa Españaque. El Museo Revello de Toro tiene abiertas sus puertas al público de martes a sábados en horario de 10.00 a 14.00 y de 17.00 a 20.00. Los domingos y festivos de 10.00 a 14.00.

Publicado en Málaga
Miércoles, 16 Enero 2013

La visión mariana de Revello de Toro

El Museo Revello de Toro acoge una muestra de nueve obras producidas por el pintor y que reflejan a diferentes imágenes marianas. La exposición, que se inaugura este miércoles a las 20.00, se podrá ver hasta el 24 de marzo. Esta muestra se compone de nueve creaciones y dedicadas a advocaciones marianas: Lágrimas y Favores, Gracia y Esperanza, Rosario en sus Misterios Dolorosos, Soledad de Mena, Gran Poder, Esperanza, Virgen de las Angustias, Soledad de San Pablo y Soledad de Alhaurín de la Torre.

Revello refleja también a la imagen en una sinfonía de encajes. Asimismo, la muestra permite conocer de cerca el bordado de las piezas. También se incluyen cuatro piezas singulares: el Sine Labe Concepta de la cofradía de la Misericordia, los estandartes de la Virgen de la Esperanza y de la Soledad de Alhaurín de la Torre, que no incluye el óleo original sino una reproducción texturizada. También se puede contemplar dos retratos en sendos lienzos de la Soledad de San Pablo y la Soledad de Alhaurín de la Torre.

Publicado en Málaga

El malagueño Manuel Higueras ha sido elegido por la Archicofradía de la Esperanza como pintor de la obra que ilustrará el cartel conmemorativo del 25º aniversario de la coronación canónica de la Virgen de la Esperanza. El pasado 18 de julio, la junta de gobierno tomó esta decisión.

Tras la imposibilidad física de Revello para acometer esta obra, comunicada a la Archicofradía en una cariñosa carta, la junta se decanta por el vivo hiperrealismo de este joven artista malagueño que había mostrado su ilusión por realizar el encargo. Nacido en 1973, de formación autodidacta, comenzó a pintar a los seis años. Higueras expresa ideas y emociones basadas en un realismo mágico y considera que el arte es la libertad del genio.

Su obra se reparte en diferentes colecciones todo del mundo y a lo largo de su carrera ha ganado multitud de certámenes a nivel nacional e internacional, con numerosas exposiciones en varios países. Actualmente se forma como sacerdote en el Seminario Mayor de Málaga. La web www.manuelhigueras.com permite conocer de cerca algunas de sus obras.

A finales de junio, la Archicofradía comunicó que Félix Revello de Toro declinó amistosamente la petición por motivos personales. El pintor, de 84 años, mandó una carta remitida al hermano mayor, Manuel Harras, en donde destacaba la importancia de la devoción de la Esperanza para el pueblo de Málaga y su cariño a la hermandad.

Publicado en Málaga

Félix Revello de Toro no pintará finalmente el cartel conmemorativo del 25º aniversario de la coronación canónica. El artista ha comunicado a la Archicofradía la imposibilidad de cumplir la encomienda por motivos estrictamente personales. En una carta remitida al hermano mayor, Manuel Harras, destaca la importancia de la devoción de la Esperanza para el pueblo de Málaga y su cariño a la hermandad.

Revello de Toro, que cumplió 84 años el pasado 10 de junio, fue la opción elegida por la corporación dominica para llevar a cabo la pintura que serviría para anunciar tan señalada efeméride para la vida de la hermandad y para la devoción popular.

La Archicofradía agradece en un comunicado su voluntad de hacer el cartel, lamenta los motivos personales que se lo impiden y le enviará un reportaje fotográfico de la Esperanza, a la que profesa tan viva devoción, como muestra de cariño.

Félix ya realizó un maravilloso retrato de la Esperanza ataviada con mantilla tal como salió en procesión el 23 de marzo de 1940. Una exacta reproducción de este retrato de la Virgen ocupa el centro del estandarte de la sección de la Esperanza. El original se encuentra en la sede de la Archicofradía.

Publicado en Málaga
Carteles realizados para conmemoraciones concretas de cofradías malagueñas y retratos de sus titulares serán los protagonistas de la próxima muestra temporal del Museo Revello de Toro de Málaga, la tercera desde su apertura hace poco más de un año. Una exposición que se inaugurará a mediados de este mes de enero y que podrá visitarse hasta el mismo Domingo de Resurrección, 8 de abril.

'Revello y las cofradías. Carteles conmemorativos y retratos de Jesús y de María' incluye una decena de obras, propiedad de las cofradías. Se trata de dos carteles conmemorativos y el resto son lienzos con retratos de cristos y vírgenes, tanto de pequeño como de gran formato, que no suelen ser vistos por el público al no salir en procesión, según ha explicado el historiador Elías de Mateo, director de este museo.

Entre estas obras se encuentra el cartel que el pintor dedicó a la participación de la Congregación de Mena en la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), que tuvo lugar el pasado mes de agosto en Madrid. Es, por tanto, el trabajo más reciente que va a tener el Museo Revello de Toro.

El director de este espacio expositivo ha indicado, al respecto, a Europa Press que en esta nueva exposición temporal se encontrarán trabajos que abarcan desde 1984 hasta julio de 2011, que fue cuando Revello de Toro terminó el cartel de la participación del Cristo de la Buena Muerte en los actos de la JMJ.

Mena, Expiración, Esperanza, Rocío, Paloma, Cautivo y Sentencia son las hermandades con presencia en esta segunda exposición temporal. La primera exhibió carteles de la Semana Santa de Málaga, "cosas que se ven en la calle", como ha precisado De Mateo, y la acogida fue "magnífica". En esta ocasión, sin embargo, el objetivo es enseñar aquellos fondos que están en las cofradías, pero que en la mayoría de los casos no se encuentran expuestos al público.

La segunda muestra temporal del Museo Revello de Toro ha ofrecido hasta este mes de enero un recorrido por la historia política de Málaga a través de los retratos de nueve alcaldes y presidentes de la Diputación, realizados por el artista malagueño durante cuatro décadas.

Así, entre los retratos incluidos en 'Revello y los políticos', los primeros de los cuales datan de 1970, se encuentran los de los alcaldes Antonio Gutiérrez Mata, Cayetano Utrera Ravassa, Luis Merino, Pedro Aparicio y Celia Villalobos, y los de los presidentes de la Diputación Antonio Pérez de la Cruz, Luis Vázquez Alfarache y Juan Fraile. A éstos se suma el del actual regidor de Málaga, Francisco de la Torre, realizado hace casi 40 años cuando era responsable del ente provincial.

 

Visitantes

Desde su inauguración, el 27 de noviembre de 2010, el Museo Revello de Toro, situado en la que fuera casa-taller del escultor Pedro de Mena, un inmueble del siglo XVII ubicado en la calle Afligidos, en el centro de Málaga capital, y que ofrece un recorrido por 75 años de trabajo del pintor malagueño, ha sido visitado por unas 39.000 personas.
Publicado en Málaga

La exposición "Revello en Semana Santa. Los Estandartes" recoge una selección de las piezas realizadas por el pintor malagueño, Félix Revello de Toro para las cofradías de la Semana Santa malagueña. Podrá visitarse hasta el 10 de abril en el Museo Revello de Toro, de martes a sábado de 10:00 a 14:00 y de 16:00 a 19:00. Los domingos y festivos el horario es de 10:00 a 14:00.

A través de esta exposición se observa como Félix Revello de Toro mostró, desde los inicios de su pintura, una especial sensibilidad hacia la pintura pasionista, tanto por su fidelidad a la figuración, como por tradición familiar y entusiasmo personal por el mundo cofrade local.

Durante esta Cuaresma, el Museo que lleva su nombre presenta una selección de sus estandartes que abarcan un amplío periodo (1943-2006). No están todos, por las limitaciones que impone el espacio expositivo disponible, pero sí algunos de las más representativos y originales. El visitante puede contemplar en esta selección tanto la evolución estilística de Revello como el diseño y ejecución de esos marcos de terciopelo y bordado que son los estandartes que los enmarcan.

El pintor vinculó su pintura al mundo cofrade muy tempranamente, al realizar en 1941 los Quince Misterios del Rosario para la Hermandad de la Sentencia, con tan solo 14 años. Desde entonces, Revello ha dejado su imprenta artística en cofradías y procesiones, a través de estandartes y carteles, fundamentalmente, pero también de grandes óleos enmarcados.

Las obras expuestas son Jesús de la Sentencia (1943), Inmaculada niña (1944), Cristo de Ánimas de Ciegos (1952), Cristo Yacente (1981), Virgen de los Dolores del Puente (1983), Cristo Coronado de Espinas (1999), Jesús Cautivo y Virgen de la Trinidad (1999) y Cristo de la Buena Muerte de la Hermandad del Sepulcro (1999) y el estandarte conmemorativo del 250 aniversario de la vinculación de Nuestra Sra. De la Soledad con la Armada (2006). Alrededor de 19.000 personas han visitado el Museo Revello de Toro desde su inauguración, el 27 de noviembre de 2010.

Publicado en Málaga

Canales

Cofradías Bandas Descargas

Servicios

Teléfonos Diccionario Farmacia C. Cofrade Callejero Museos Enlaces

El tiempo en Málaga