Viernes, 24 Noviembre 2017 | Actualizado 29/10/17

Faltan
121 
días para el Domingo de Ramos
Ir a calculadora
×

Error

Cannot retrive forecast data in module "mod_sp_weather".

Bienvenido sea quien quiera trabajar por su hermandad, mientras las puertas estén siempre abiertas y todo el mundo tenga las mismas oportunidades. Aquí se reivindica la necesidad de evitar sectarismos, de sentirse parte de la hermandad sin adscribirse a un rol determinado. Y no hablamos de las sagas familiares que existen en distintas cofradías, en absoluto, sino de facciones y grupos cerrados que en todas las hermandades existen. Son necesarios cofrades independientes que entiendan a su hermandad desde la Cruz Guía hasta el último músico de la procesión y sean reflexivos y honestos con lo que piensan que es lo mejor para su hermandad, con independencia de diferir de sus compañeros, mentores o superiores.

 

Para leer los 15 retos del mundo cofrade malagueño pincha aquí.

 

Publicado en Málaga

Decía Jesús Castellanos que “no hay cofrade sin cofradía”. ¿Todos los que se llaman cofrades son hermanos de nómina de alguna hermandad y están comprometidos con ella? Participar en la vida cofrade no es, exclusivamente, gobernar la cofradía. Existe también quien está implicado en su hermandad hasta que queda fuera del gobierno y nunca más vuelve a aparecer. Pero ni a los cultos. Las Reglas de toda cofradía hablan de la obligación de asistir a éstos. Y es lo mínimo que se pide. Luego que cada uno llegue hasta donde pueda o quiera. Pero reducir la vida cofrade, en el mejor de los casos, a participar el día de la procesión, es un simulacro de cofrade insuficiente. Cada uno debe mirar dónde está su sitio y las cofradías, por su parte, preguntarse si realmente tienen sus puertas abiertas de verdad. Seguro que hay quien no se atreve a dar el primer paso, por lo que toda hermandad debe ir por delante para recibir a quien pueda querer entrar. Hay cofradías que han perdido generaciones enteras por no saber abrir paso a la juventud, otro problema que parece endémico y dificulta la participación real en la vida cofrade.

 

Para leer los 15 retos del mundo cofrade malagueño pincha aquí.

 

Publicado en Málaga
Jueves, 05 Noviembre 2015

El octavo pecado capital

Soberbia, avaricia, lujuria, ira, gula, envidia y pereza son los siete pecados capitales que, con un humor y una agudeza sobre los que no pasa el tiempo, aplicó a los españoles Fernando Díaz-Plaja en 1966 y que luego hizo extensivo a estadounidenses, franceses, italianos y ciudadanos de los países de la Europa del Este. Tentado estuve de hacer lo mismo con los cofrades malagueños, lo que supondría abrir puertas y ventanas y correr el peligro de morir, como Fernando, víctima de una neumonía. Aunque yo logré superar esta enfermedad, dudo mucho que pueda llegar, como Fernando, a los 95 años de edad. Mientras me decido y me arriesgo, propongo un juego: aplicarle a unas cofradías el pecado que le corresponde y, al lado, la virtud que le corresponde a otras. Ya lo saben: contra soberbia, humildad; contra avaricia, generosidad; contra lujuria, castidad; contra ira, paciencia; contra gula, templanza; contra envidia, caridad, y contra pereza, diligencia. ¿Y cuál sería el octavo pecado capital? ¿Ponemos, por ejemplo, "idolatría" como pecado y "religiosidad" como virtud? Cierro la ventana, no me vaya a resfriar.

Besos y abrazos del Nazareno Indiscreto.

Publicado en El Nazareno Indiscreto
Publicidad - elcabildo.org

Galerías

Canales

Cofradías Bandas Descargas

Servicios

Teléfonos Diccionario Farmacia C. Cofrade Callejero Museos Enlaces

El tiempo en Málaga