tahermo banner1
twitter_banner2
dismoauto banner2
elcabildo_publicidad_120X300
tahermo banner2
twitter_banner2
dismoauto banner1
elcabildo_publicidad_120X300

Martes, 22 Mayo 2018 | Actualizado 20/05/18

Faltan
327 
días para el Domingo de Ramos
Ir a calculadora
×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 77
×

Error

Cannot retrive forecast data in module "mod_sp_weather".
Jueves, 22 Marzo 2018

Aquella Piedad de 1929

La búsqueda del sabor clásico ha propiciado que la hermandad de la Piedad traiga del pasado una sección de aquellos nazarenos que acompañaban al grupo escultórico en 1929. Una intensa labor documental ha permitido que la corporación del Viernes Santo consolide la citada sección de penitentes que visten el mismo modelo de túnicas de aquellos primeros hermanos que iluminaban a la Piedad.

Este será el tercer año de la recuperación de la citada sección que, aunque es prácticamente reciente, permite volver al pasado. “Uno de los proyectos que teníamos en la hermandad era recuperar la parte del patrimonio y sobre todo las señales e insignias que nos mueve como corporación nazarena”, explicó el hermano mayor, Javier Torres, en el Cabildo General de Salida de #radioElCabildo. Así, los penitentes de insignias de la sección llevarán capirote de terciopelo negro y túnica blanca crema, además de las varas originales de la época, con el escudo antiguo de la corporación compuesto por una cruz con sudario y la corona de espinas. Los trabajos sobre el metal han sido realizados por orfebrería Diego Martín.

Por su parte, el mayordomo luce misma túnica y capirote, pero con capa de raso a doble color, negra por el interior y crema en el exterior, con el escudo mercedario bordado: “Como miembros de la Orden de la Merced teníamos que recuperar el escudo que llevan los cargos en las capas de doble juego y pusimos el escudo mercedario”, explicó Torres. El cíngulo es negro con borlón dorado. Las bocamangas son de encaje holandés blanco y negro. Todos llevan guantes de color negro.

A través de varios documentos, la Cofradía tiene constancia que estos nazarenos procesionaron hasta la década de los 60. Luego se perdieron. La sección cuenta con dos estandartes, obra una del pintor Antonio de Burgos Oms, que representa el rostro del Cristo, y otra de Joaquín Capulino Jáuregui, que refleja la Piedad de Palma Burgos. La intención de la Hermandad es pasar esta última pintura a su óvalo original con sus bordados. Joaquín Salcedo será quien haga los trabajos. “La belleza que tenía la sección en su indumentaria debíamos de darla a conocer a Málaga, por historia y por principios”, apuntó el hermano mayor.

El tercer hábito de nazareno es el actual y mayoritario. Se trata del penitente de vela, que lleva túnica y capirote de terciopelo negro y cíngulo dorado. La variación de los colores de los hábitos de los penitentes actuales y los del pasado permite localizarlos rápidamente. Son distintos, pero encajan. Y además recuperan aquella estampa de 1929.

Publicado en Málaga

El Monte Calvario renovará su hábito nazareno y lo dota de más personalidad. Con este cambio, aprobado por los hermanos en cabildo y que no será una realidad hasta la Semana Santa de 2019, la Hermandad victoriana apuesta por acercarse "más si cabe" (según expresan en sus canales oficiales) al espíritu penitencial de la  Orden de los Frailes Mínimos de San Francisco de Paula. El nuevo equipo nazareno, que mantiene el color negro, incorpora una estola con el emblema 'Charitas' bordado en el pecho. Según el diseño aprobado, se trata de una estola muy personal, con forma de casulla de guitarra. La túnica incluye botonadura negra y cíngulo en el mismo color. Los hermanos no aprobaron la propuesta de la junta de gobierno de incluir capas, lo que cambiaría considerablemente la puesta en escena de la Cofradía en la calle, pues significaría que los penitentes dejen de portar los cirios al cuadril.

La Orden de los Mínimos, denominados en las primeras décadas Ermitaños de fray Francisco de Paula, fue fundada por San Francisco de Paula en Italia en el siglo XV. Su nombre lo toma de su vocación de humildad, siendo así que sus integrantes se consideran a sí mismos como los más pequeños de todos los religiosos. En España establecen su casa matriz en Málaga y hacen de la Virgen de la Victoria su icono devocional. De hecho, también son conocidos como frailes victorios. Por ello hay réplicas de la Victoria malagueña (de autoría anónima, 1487) por todo los conventos de esta orden franciscana. 

 

Crucifixión y Nueva Esperanza, también de estreno

Pocas cosas dignifican un cortejo procesional como un cuerpo de nazareno bien vestido. No es casualidad la apuesta que muchas cofradías malagueñas han realizado, de un tiempo a esta parte, por renovar y enriquecer sus hábitos nazarenos. Las dos próximas que estrenarán túnicas serán Crucifixión y Nueva Esperanza. La hermandad del Buen Pastor incluirá capas a todos los penitentes y unificará los colores de las túnicas en ambas secciones, de modo que serán moradas con capa, con el escudo bordado en el lado izquierdo, y capirote negro. Todos los hermanos lucirán guantes negros y cíngulo negro y morado. Los hombres de trono también vestirán de negro, con cuello y bocamanga morada. Suprimen la faraona.

En el caso de Nueva Esperanza, las túnicas serán del mismo color que las actuales (moradas y en color crema con capirote verde, respectivamente), con algunas mejoras estéticas como botonadura en el mismo color de la túnica de cada sección. Los cargos de ambas secciones mantienen capa en color crema y los que porten cirios seguirán sin ellas.

Publicado en Málaga

Todos los cofrades han de redoblar esfuerzos para poner en valor la figura del nazareno, dotarla de sentido y acercarla a cada ciudadano. Vestir el hábito de la hermandad es la máxima expresión de religiosidad popular, que es para lo que están las cofradías. Pero estamos en una ciudad donde hermanos mayores no dudan en hacer apología del descapirotado, la Agrupación de Cofradías apoya campañas publicitarias con penitentes a cara descubierta e incluso salen retratados en carteles oficiales como “seña de identidad”, según se explicó en su momento. Así todo es más complicado. Esto echa por tierra el trabajo silencioso que se pueda realizar. Apostar por el nazareno es cuidar los cortejos para que ponerse el capirote sea una penitencia, pero no un suplicio. Significa dar facilidades, en lugar de tratar de hacer negocio. Supone darle la importancia que tiene y no relegarlos a mero relleno de las procesiones. Necesariamente, implica que precedan a los titulares que acompañan, aunque a veces el último nazareno de vela apenas ni puede verse desde el trono. Es la suma de muchas pequeñas cosas que nos atañe a todos, especialmente a las personas que gobiernan las cofradías. Quizá todo empiece a cambiar desde el momento en que los dirigentes vistan el hábito y hagan fila como vela. El trono siempre ha tenido importancia dentro del cortejo porque jerifaltes han sido capataces, campana, o han llevado el trono de jóvenes. Esto mismo hace falta en las filas nazarenas.

 

Para leer los 15 retos del mundo cofrade malagueño pincha aquí.

 

Publicado en Málaga

La cofradía del Amor cambia la impronta de sus nazarenos y añade elementos propios de los agustinos, orden a la que está vinculada la corporación victoriana. Los nuevos equipos son de color negro y en tejido de sarga. Las novedades llegan con la inclusión del capirote a la altura del pecho, como una esclavina, y la incorporación de una correa en piel negra con hebilla, en vez del cíngulo. Todos lucirán un corazón flamante bordado en los capirotes.

Los nazarenos de ambas secciones irán de la misma forma. La diferencia estará en los mayordomos de secciones. Los del Cristo llevarán capas blancas mientras que las de la Virgen de la Caridad serán negras. Asimismo, los penitentes no llevarán guantes y los nazarenos del Cristo del Amor llevarán cirios morados, como la cera del trono del Crucificado. El vestuario sigue las premisas del diseñador malagueño Rafael Urquízar.

Publicado en Málaga

El pregonero tenia claro que del Cervantes no se iba sin rendir homenaje a varios aspectos de la Semana Santa malagueña. Comenzó por la figura del nazareno, dedicando una sentida arenga a su importancia y sentido; algo que para algunos suena extraño, un complemento entre trono y trono. Para Gutiérrez no es así y lo reflejó con énfasis, tanto en texto como en dicción; para rematar su disertación incluyó a la primera escultura que llegó a Málaga de las manos de Benlliure: "el propio Marqués de Larios se ha despojado de su chistera, es porque anda esperando al tío de los capirotes para tomarse medidas, que este año sale con todas, todos los días". Siguió con el capirote puesto para entrar en su gremio, el de los "nazarenos de la comunicación". El trabajo, la entrega, el sacrificio y dedicación fueron los argumentos lanzados desde las tablas para ensalzar a los "penitentes del teclado, de la imagen o el micrófono".

Llegó el turno para los artesanos, a los que dijo que "vuestro trabajo os hace grandes; vuestro esfuerzo hace grande a mi Semana Santa"; un maridaje grandioso que ha dado a las corporaciones malacitanas una personalidad indiscutible. El propio escenario servia de homenaje a distintas profesiones artesanales. Otro pasaje estaba reservado para el gremio musical, especialmente el género creado en Málaga por la 'Madre y Maestra', Bomberos: "que nadie apague jamás el sonido de un tambor o una corneta cofrade que anda rezando todo el año por las calles de mi Málaga", sentenció el pregonero.

Casi en el final, el coliseo de Jerónimo Cuervo se puso en pie, en cerrada y larga ovación, cuando en el telón de fondo aparecieron las imágenes de cofrades fallecidos que "se hicieron paracaidistas de Dios en los caminos de vida eterna y luz infinita". Desde Rafael Terol, recientemente fallecido, hasta Antonio Baena Gómez, pasando por Pepe Atencia, Jesús Castellanos, Lola Carrera, Carlos Gómez-Raggio, el sargento Villegas, Pepe Palma, Cayetano Utrera, entre otros. El pregonero se hizo uno más, dio la espalda al público y aplaudió desde su atril en señal de sentido agradecimiento. Con un nudo en la garganta, llegó la ovación final.

Publicado en Málaga

La cofradía de las Penas aprobó la incorporación de un tramo de nazarenos que portarán cruces tras el Cristo de la Agonía. La corporación, que llevaba un tiempo estudiando esta posibilidad, plantea situar un máximo de seis parejas que se colocarán justo a continuación del trono del Señor y antes de la banda de cornetas y tambores de la Archicofradía del Paso y la Esperanza. Asimismo, la Cofradía lleva a cabo una campaña en Twitter para recordar la importancia que tiene vestir una túnica y qué significa ser un penitente.

Por otro lado, la Hermandad ya prepara una serie de actos para celebrar el 50º aniversario de la hechura y bendición de la Virgen de las Penas, realizada por Antonio Eslava Rubio. Así, una misa servirá como apertura de los actos. Será el 1 de febrero en el oratorio a las 21.00. Además, la banda sinfónica Virgen de la Trinidad dará un concierto de marchas que servirá para homenajear al compositor sevillano Antonio Pantión, autor, entre otras de la marcha María Santísima de las Penas que el año pasado cumplió 40 años. El recital será el 8 de febrero en la parroquia de los Santos Mártires, a las 21.00.

Publicado en Málaga
Publicidad - elcabildo.org

Galerías

Canales

Cofradías Bandas Descargas

Servicios

Teléfonos Diccionario Farmacia C. Cofrade Callejero Museos Enlaces

El tiempo en Málaga