Jueves, 24 Agosto 2017 | Actualizado 13/08/17

Faltan
214 
días para el Domingo de Ramos
Ir a calculadora
×

Error

Cannot retrive forecast data in module "mod_sp_weather".

Como es costumbre, el domingo posterior a la festividad de la Virgen del Carmen –este año 23 de julio- tendrán lugar las últimas salidas procesionales en la capital dedicadas a una de las más arraigadas devociones de Málaga.

En El Perchel la jornada comenzará temprano con la salida en rosario de la aurora hasta la Catedral de la Virgen del Carmen Coronada. A las 8 partirá la imagen desde su parroquia recorriendo la calle Ancha del Carmen y accediendo a las calles Atarazanas y Martínez cruzando la avenida de Andalucía y entrando por el puente de la Esperanza. La llegada a la Catedral, por calles Larios y Strachan, está prevista para antes de la misa de las diez de la mañana.

Una hora más tarde, y ya acompañada de la banda de música de La Paz, la Virgen saldrá del templo mayor y será trasladada al edificio de la Autoridad Portuaria, en donde permanecerá hasta la hora del embarque, las seis de la tarde.

El desembarque de la imagen será en el muelle dos del recinto portuario, en donde será entronizada y comenzará la procesión de retorno a El Perchel, a partir de las 20 horas. Recorrerá: av. Manuel Agustín Heredia, Boquete del Muelle, Molina Lario, Sancha de Lara, Marqués de Larios, Liborio García, Nueva, plaza Félix Sáenz, Puerta del Mar, Alameda Principal, Córdoba, Trinidad Grund, Tomás Heredia, Vendeja, pasaje Linaje, puente de la Misericordia, Cuarteles, Medellín, Ancha del Carmen y a su templo. Acompañará la banda de La Paz tras la imagen y en cabeza, la de cornetas y tambores Nuestra Señora del Carmen.

Durante el recorrido, grupos de bailes, asociaciones cofrades, comparsas de carnaval y otras instituciones honrarán a la Virgen del Carmen con bailes, petaladas y cantes. Es la primera salida procesional con la nueva junta de gobierno que preside Juan Sebastián Beltrán.


Huelin

En Huelin la actividad se concentrará en la tarde. A las siete saldrá de la parroquia de San Patricio la Virgen del Carmen, que irá directamente a su punto de embarque, en la playa de San Andrés, por las calles Princesa y paseo marítimo Antonio Machado.

Una vez bendecidas las aguas hasta el espigón de La Térmica, la Virgen volverá a tierra en el mismo punto desde el que salió, regresando a su capilla por las calles Mendoza y Las Navas. La agrupación musical San Lorenzo Mártir abrirá procesión y la banda de Zamarrilla irá tras el trono de la Virgen.


Submarinistas

Finalmente, la asociación de la Virgen del Carmen de los Submarinistas sacará su imagen de su capilla sumergida en las aguas de La Malagueta a las 10.30 horas de la mañana. A las 11 arrancará la procesión que la llevará a la iglesia de San Gabriel, acompañada por la banda Trinidad Sinfónica. Se celebrará una misa a la una de la tarde, para regresar posteriormente a la carpa levantada en La Malagueta para su veneración.

El embarque está previsto a las seis de la tarde, y coincidirá en el mar con la Virgen del Carmen de El Perchel, en un encuentro ya tradicional.

Publicado en Málaga

La archicofradía de María Auxiliadora finaliza los cultos en torno a la festividad de la imagen con su salida procesional el sábado posterior al 24 de mayo. De este modo, la devoción capuchinera partirá desde su Santuario este sábado 27 a las 18.30 horas, acompañada de San Juan Bosco y Santo Domingo Savio, recorriendo las calles de la feligresía. La bajada de la Virgen será en la víspera, el viernes 26 a las 20.30 horas, y será pregonada por el hermano mayor de Salesianos, Juan Manuel León.

El recorrido de la comitiva, que se verá reformado con respecto al año anterior, será el siguiente: Eduardo Domínguez Ávila, Alameda de Barceló, Montserrat, Rodríguez, San Juan Bosco, Vasco de Gama, Hernán Cortés, Peinado, Daoíz, Martínez Barrionuevo, Juan del Encina, Empecinado, Plaza de Capuchinos –con estación ante la parroquia de la Divina Pastora–, Eduardo Domínguez Ávila y a su templo, en torno a las 22.30 horas. Es tradicional la petalada que recibirá la talla de José Navas-Parejo a su paso por la calle Daoíz.

La imagen de San Juan Bosco irá acompañada por la agrupación musical San Lorenzo Mártir, sustituyendo a la formación de la Vera+Cruz de Palma del Río; tras María Auxiliadora marchará la banda de música de la Paz. Este año, la archicofradía estrenará las túnicas del cuerpo de monaguillos, el ropón del pertiguero de San Juan Bosco y cinco bastones para el cortejo.

Publicado en Málaga

Con la llegada de Mayo, el pueblo de Alhaurín el Grande celebra una de sus fiestas de referencia: el Día de la Cruz, que organiza la cofradía de 'Los Verdes'. El Día de la Cruz se centra en torno al Santísimo Cristo de la Vera+Cruz, una imagen de Antonio Castillo Lastrucci (1938) que se da la circunstancia de que no hace su salida en Semana Santa.

Como es costumbre, los principales actos del Día de la Cruz se aglutinan en torno a los días 1, 2 y 3 de mayo, destacando las dos últimas jornadas con las procesiones de bajada a la parroquia de la Encarnación y subida al Convento. Este año los actos los anuncia un cartel realizado por el restaurador y pintor benalmadenense Francisco Naranjo Beltrán.

Este martes 2 de mayo, comenzarán los actos a las 8 de la mañana con la diana floreada a cargo de las formaciones musicales de la cofradía, con posterior repique de campanas a las doce del mediodía y tres de la tarde. A las siete de la tarde entrarán en el pueblo las bandas que acompañan en la bajada del Señor del Convento: la banda de cornetas y tambores de la Asunción, de Jódar (Jaén); la de cornetas y tambores de la Esperanza, así como las bandas propias de la corporación.

La procesión de bajada a la parroquia desde la ermita del Convento partirá a las 21 horas, recorriendo el tradicional itinerario: Convento, plaza Alta, Cruz, Real, San Sebastián y plaza Baja.

 

2017 05 02 Cartel DiadelaCruzCartel del Día de la Cruz, obra de Francisco Naranjo                                                                            EL CABILDO

 

3 de mayo: Día de la Cruz

El día 3 de mayo será el día en que la hermandad celebre en la parroquia de la Encarnación la función solemne en honor del Cristo de la Vera+Cruz, a partir de las once de la mañana. Antecederá, en este día festivo local, a las nueve de la mañana, una Diana Floreada. En el transcurso de la misa, la Hermandad ratificará el título de hermano mayor honorario a la Brigada Paracaidista.

Una vez finalizada entrarán en el pueblo las bandas que acompañarán a la procesión de retorno al Convento: la de música de la Paz, la agrupación de la Vera+Cruz de Campillos, la de la Brigada Paracaidista y las propias de la Cofradía.

El retorno al Convento se iniciará a las 20.30 horas de la tarde. Recorrerá el tradicional recorrido: plaza Baja, San Sebastián, Molinos de Abajo, Piedras y Convento.

Publicado en Provincia

La banda de música de Nuestra Señora de la Paz es una formación malagueña fundada en 1999, creada en el seno del colegio Rosario Moreno de la capital. En la actualidad, la dirección musical corre a cargo de Francisco Almudéver López. Conoce cómo será su Semana Santa 2017 y los principales contratos que tiene firmados para tocar en procesiones de gloria y sacramentales a lo largo del presente año.

 

¿Dónde tocará la banda de la Paz en 2017? 

 

 Domingo de Ramos

· Salud: María Santísima de la Salud (Málaga). Contrato desde 2005

 Lunes Santo

· Crucifixión: María Santísima del Mayor Dolor en su Soledad (Málaga). Contrato desde 2010

 Martes Santo

· Sin contrato

 Miércoles Santo

· Sangre: María Santísima de Consolación y Lágrimas (Málaga). Contrato desde 2000

 Jueves Santo

· Cena: María Santísima de la Paz (Málaga). Contrato desde 2002

 Viernes Santo

· Monte Calvario: Santa María del Monte Calvario (Málaga). Contrato desde 2000

 Sábado Santo

· Sin contrato

 Domingo de Resurrección

· Resucitado: María Santísima Reina de los Cielos (Málaga). Contrato desde 2016

 Principales contratos para procesiones de Gloria y Sacramentales 

· María Auxiliadora (Málaga). Contrato desde 2005

· Nuestra Señora del Carmen de Pedregalejo (Málaga). Contrato desde 2016

· Nuestra Señora del Carmen del Perchel (Málaga). Contrato desde 2016

Publicado en Málaga

La cofradía del Rocío ha cambiado de acompañamiento musical para el próximo Martes Santo. La corporación victoriana ha contratado a la banda de la Esperanza para que acompañe a la Virgen en las procesiones del Martes Santo de 2017 y de Pentecostés. De esta forma pone punto y final con la banda de la Paz, formación que fue la encargada de poner los sones a la imagen del valenciano Pío Mollar desde 2012.

La propia Hermandad lo hizo público en su perfil de Twitter y tuvo palabras de reconocimiento para la banda de la Paz. “Gracias a @Lapazmalaga por la entrega con la que han venido acompañando estos años a María Santísima del Rocío Coronada".

Pero ésta no será la única novedad musical que presentará la Cofradía. También hay cambios en la banda de cabeza. Así, la de cornetas y tambores Jesús Cautivo antecederá a las tres cruces del calvario de la cofradía victoriana, sustituyendo a la de Santa María de la Victoria, que pasa a abrir la procesión del Rescate.

Publicado en Málaga

Sábado 8 octubre 2016

Banda de Música Nuestra Señora de la Paz

 

Marcha Real
Virgen de la Victoria (Francisco Barril)
Flor del Calvario (Francisco Javier Criado)
Virgen de las Aguas (Santiago Ramos)
Vigía de nuestra fe (Narciso Pérez Espinosa)
Virgen de la Estrella (Pedro Gámez Laserna)
María Santísima del Subterráneo (Pedro Gámez Laserna)
Virgen de los Reyes (Abel Moreno)
Santa María del Monte Calvario [Saeta Malagueña] (José Manuel Bernal)
Reina de San Lázaro (Francisco Javier Criado)
La Estrella Sublime (Manuel López Farfán)
Nazarenos del Rescate (Perfecto Artola)
Auxilium Christianorum (Jaime Texidor)
Ros Coeli, Regina Mundi (José Luis Pérez Zambrana)
Malagueña Virgen de la Paloma (Rafael Hernández)
Manto y Corona (Eloy García)
¿Quién te vio y no te recuerda? (David Hurtado)
Nuestra Señora de Guadalupe (Antonio Pantión)
Glorias de Sevilla (Manuel Marvizón)
Reina de los Cielos (Ginés Sánchez)
Coronación de Nuestra Señora del Carmen (Eloy García)
El Corpus (Braulio Uralde)
Triunfal (José Blanco)
Madre y Señora del Patrocinio (Luis Mejías)
Virgen de Montserrat (Pedro Morales)
Coronación de la Macarena (Pedro Braña)
enlace con Esperanza Macarena (Pedro Morales)
enlace con Pasa la Virgen Macarena (Pedro Gámez Laserna)
Madre de los Gitanos Coronada (Abel Moreno)
Gracia y Esperanza (José Albero)
Macarena (Emilio Cebrián)
Ante el Gran Poder (Pedro Gámez Laserna)
Triana, tu Esperanza (José de la Vega)
Puerta del cielo (Francisco Javier Criado)
Como tú, ninguna (David Hurtado)
Cristo del Amor (Francisco Javier Moreno)
Madre Purísima Macarena (Francisco Pizarro)
Pasa la Soledad (José Antonio Molero)
Coronación de la Virgen de los Dolores (Perfecto Artola)
Himno de Coronación de la Esperanza (Perfecto Artola)
Saeta Cordobesa (Pedro Gámez Laserna)
Humildad (Perfecto Artola)
La Estrella Sublime (Manuel López Farfán)
Flor del Calvario (Francisco Javier Criado)
Pasan los Campanilleros (Manuel López Farfán)
Marcha Real

Publicado en La cruceta
Lunes, 10 Octubre 2016

De ‘barrio’ por un día

La cofradía del Monte Calvario se propuso, y consiguió, otorgar un aspecto decididamente festivo a las celebraciones extraordinarias de su conmemoración. Se celebraba la llegada a la ermita, en 1941, de la original imagen de la Virgen del Monte Calvario. Original en tanto la actual imagen es una obra de Luis Álvarez Duarte del año 1972, sobre la primitiva imagen anónima de origen granadino, como así lo define la hermandad en su web oficial.

Con estos mimbres, la hermandad del Viernes Santo presentó una cara decididamente gloriosa para la celebración de la efeméride. Desde el son de las cornetas largas de la alhaurina banda de La Pepa, en el traslado desde el Monte Calvario una semana antes, hasta la subida a los sones de Pasan los Campanilleros por la rampa de llegada al Santuario, en la madrugada del domingo; lo cierto es que la Corporación logró alejar el carisma austero que le ha venido caracterizando –con ciertos paréntesis- desde finales de los años setenta. Punto y aparte mereció el descomunal altar en el crucero de la Casa de la Patrona para el triduo extraordinario, celebrado por todo lo alto en liturgia y en estética.

Esta efeméride cierra un ciclo especialmente intenso de extraordinarias en la capital malagueña. En apenas unos años han salido imágenes como la Virgen de la Paz, el Cristo de los Milagros, Jesús de Viñeros, Jesús de la Misericordia, el Cristo de la Expiración, el Cristo de la Buena Muerte con la Soledad a sus pies, además de las coronaciones del Rocío y la propia Soledad de Mena. Por el momento no se avista ninguna. Queda abierto el debate sobre la realidad cada vez más común –en toda Andalucía- de aprovechar estas citas para ofrecer un carisma y una estética en la calle que poco tiene que ver con el que define a la corporación. Nada cabe cuestionar sobre el gusto cofrade; se trata de un planteamiento conceptual. El Monte Calvario fue el mejor exponente en Málaga de esta nueva realidad.

El público cofrade respondió a la cita, que desde la salida, a las siete de la tarde, ya animaba el barrio de la Victoria. Una engalanada plaza recibía a la Virgen del Monte Calvario, sin la compañía de San Juan Evangelista, en su trono de Semana Santa muy maquillado para la ocasión, con el objeto de despojarle del aspecto austero que, per se, tiene. Flores de talco, velas rizadas y un atrevido y costeado exorno multicolor a base de hortensias colaboraron a esta finalidad, además del propio arreglo de la Virgen, que lució para la ocasión el manto de la Virgen de la Paloma, cuya excesiva longitud lo hizo caer más allá de los varales de cola.

El cortejo contó, en la primera parte de la procesión, con diversas representaciones oficiales de hermandades vinculadas tanto a la Orden Mínima como a la propia Cofradía, que mandaron a los hermanos de luz al comienzo del cortejo. Abandonadas las presidencias, en torno al medio centenar de velas que acompañaron a la Virgen hasta el final pudieron recalar más cerca del trono. Fueron significativos los recibimientos institucionales, especialmente el dispensado en la iglesia de San Lázaro con el Rocío, que contó hasta con fuegos artificiales.

Acompañó, a espléndido nivel, la banda de música de la Paz, que lo hace cada Viernes Santo, interpretando, de acuerdo con la apuesta hecha por la Hermandad, una cruceta musical en las antípodas del verificado durante su estación de penitencia. Se oyeron piezas como ‘Malagueña Virgen de la Paloma’, ‘Pasan los Campanilleros’ o hasta tres marchas macarenas enlazadas: ‘Coronación de la Macarena’, ‘Esperanza Macarena’ y ‘Pasa la Virgen Macarena’. También hubo hueco para marchas menos oídas, como ‘Reina de los Cielos’ (Ginés Sánchez), ‘Ante el Gran Poder’ (Gámez Laserna) o ‘Madre Purísima Macarena’ (Francisco Pizarro).

En el apartado de estrenos, se presentaron los exteriores de las bambalinas laterales, trabajo que está efectuando el granadino Jesús Arco. La Virgen lució numerosas joyas que ya son parte de su ajuar, regaladas por entidades y devotos. En lo musical se estrenó la marcha ‘Flor del Calvario’, de Francisco Javier Criado.

La marcha del trono supuso el elemento más comentado, hasta la fecha, al menos en redes sociales. La Cofradía dispuso un novedoso (en Málaga) sistema de relevos en las dos cuadrillas de portadores que se apuntaron para sacar la Virgen. Así, cada una de ellas cumplimentó dos tramos alternos de recorrido, teniendo lugar un total de tres relevos a lo largo de la procesión. El trono fue bien llevado en todo momento, algo lento; si bien un problema con la estabilidad de una de las patas generó algo de inquietud. Y también prolongó la demora que la propia Hermandad llevaba de por sí: aunque el encierro estaba previsto para la una de la madrugada, la Virgen atravesó el dintel a las 2.46 horas, dos horas más tarde del horario oficial facilitado por la Cofradía. Eso también es muy de hermandades de barrio.

Publicado en Málaga

A lo mejor porque veníamos de dos procesiones de gloria especialmente prolongadas en tiempo (las de la Virgen del Rocío y la de la Trinidad), pero quedó la sensación de que a la salida de alabanza de María Auxiliadora, si bien lenta de ritmo, le faltaron calles por recorrer.

El recorrido este año suprimió su paso por la Alameda de Capuchinos y la de Barceló. El motivo, en palabras de la Archicofradía, la recomendación de la comunidad salesiana de reducir el tiempo de la procesión en la calle; cabe recordar que en los últimos años era norma común la entrada pasada la medianoche. Ante la tesitura, los archicofrades optaron por suprimir las dos, si bien más largas vías del barrio, las de mayor concentración de vecindario.

El recorrido, finalmente, resultó quizá demasiado corto; aunque propició la llegada al Santuario más multitudinaria de los últimos años, por lo que desde la Archicofradía valoran positivamente el cambio. Si la Virgen salió a las seis y media, antes de las diez de la noche retornó la cruz alzada al templo. Tres horas y media, una duración óptima, pero a todas luces holgada para el reducido número de calles que verificó. El desarrollo de la procesión, así las cosas, fue parsimonioso, motivado también por las peculiares características del cortejo, incomparable en longitud y variedad de carismas con cualquiera de gloria al uso. Puede que la Archicofradía haya encontrado su horario; ahora toca dar con el mejor itinerario, muy cambiante en los últimos años.

La patrona salesiana, coronada canónicamente en 1907, partió, como siempre, del atrio. Y es que, si bien la procesión existía antes que el templo actual, ni los delineantes ni la comunidad de la época optaron por levantar una puerta en condiciones para la salida de su titular. Como es norma a causa de esta pega arquitectónica, la principal imagen de la procesión siempre sale en primer lugar para facilitar la salida del interior de los dos tronos precedentes: San Juan Bosco, acompañado de Miguel Magone, y Santo Domingo Savio.

Desde que se estrenaron las nuevas tallas de Edwin González –que aportan un nivel artístico a la procesión salesiana de Málaga muy por delante de la mayoría de las andaluzas-, el orden se ha visto permutado: abre la imagen del fundador de la casa salesiana, Don Bosco y en medio del cortejo figura, portado por los más pequeños, la imagen de Santo Domingo Savio.

Las calles por donde pasó la comitiva se vieron masivamente revestidas de los colores rosa y celeste, con los que se identifica la devoción a María Auxiliadora. Especialmente cálido fue el paso por las calles Vasco de Gama y Hernán Cortés, así como por Daoíz, con continuas petaladas. La parroquia de la Divina Pastora recibió con los guiones de sus hermandades a la venerada imagen a su retorno al Santuario.

El cortejo, que contó con la figura del campanillero para ordenar la marcha, tuvo como acompañamiento musical la agrupación musical Jesús de la Vera+Cruz de Palma del Río tras el trono de San Juan Bosco. La banda cordobesa ofreció un repertorio al uso, con algunas piezas emblemáticas de la zona, como ‘Sagrada Cena’, de José Manuel Mena.

Por su parte, la banda de la Paz desplegó tras María Auxiliadora una cruceta musical en la línea esperanzadora de las últimas escuchadas en las procesiones de la capital, en las que la búsqueda de personalidad va ganando algo de espacio al inmovilismo de las piezas de siempre. Marchas clásicas como ‘Regina Pacis’ (Manuel Borrego) o locales como ‘La Virgen de la Paz’ (Narciso Pérez) tuvieron sitio en el repertorio.

Publicado en Málaga

Capuchinos afronta un final de mayo 'champions' con la salida de dos de sus glorias: María Auxiliadora y la Virgen de la Alegría, como hiciera la Divina Pastora para abrir los cultos marianos del barrioLos caprichos del calendario han unido la procesión de los cofrades salesianos y la víspera de la solemnidad del Corpus Christi. Así, al celebrarse la salida de la devoción capuchinera el sábado posterior al 24 de mayo y caer la fecha de la Semana Santa tan temprana en el tiempo, se presenta un fin de semana especialmente dinámico en cuanto a culto externo, dado que la Alegría volverá a presidir el altar del Corpus de la Agrupación de Glorias. 

En Capuchinos, María Auxiliadora recorre este sábado desde las 18.30 horas el barrio de Capuchinos con un nuevo itinerario, que prescinde de la Alameda de Capuchinos para limitar su recorrido a las calles que se sitúan a espaldas del propio Santuario. Todo en una jornada especialmente mediática por el aspecto futbolístico, en el que dos equipos españoles juegan la final de la Copa de Europa. Málaga contraprograma al fútbol y se cita con una de sus grandes devociones marianas. 

La comitiva, de tres tronos (Santo Domingo Savio, San Juan Bosco y María Auxiliadora), efectuará el siguiente recorrido: Eduardo Domínguez Ávila, San Juan Bosco, Vasco de Gama, Hernán Cortés, Peinado, Daoíz, Martínez Barrionuevo, Duque de Rivas, San Jorge, Empecinado, plaza de Capuchinos –con estación ante la parroquia de la Divina Pastora-, Eduardo Domínguez Ávila y a su templo, en torno a las 22.30 horas. En la calle Daoíz se espera el más cálido de los recibimientos, con distintas petaladas.

Acompañará a la imagen de San Juan Bosco la agrupación musical Jesús de la Vera+Cruz de Palma del Río (Córdoba) y tras la imagen de María Auxiliadora marchará la banda de música de la Paz. El cortejo contará por primera vez en su historia con campanilleros para ordenar la marcha de la comitiva.

La archicofradía estrenará para la ocasión la bandera concepcionista que portará Santo Domingo Savio, del taller de Juan Rosén y pintura de Pepe Palma, que representa la Inmaculada dieciochesca de la parroquia de la Divina Pastora. Orfebrería Montenegro se ha encargado de labrar cinco bastones, mientras que el taller de Juan Rosén ha bordado igualmente la lazada que sirve para prender la medalla de la ciudad.


El mayo capuchinero lo cierra la Alegría

De forma excepcional, este mariano mes de mayo en el barrio de Capuchinos lo cerrará otra devoción gloriosa del barrio: la Virgen de la Alegría, que ha sido designada por la Agrupación de Hermandades de Gloria para presidir el altar que montarán al paso de la Custodia en la procesión del Corpus Christi de este domingo.

Para ello, la imagen de la Virgen de la Alegría será trasladada desde la parroquia de la Divina Pastora en la mañana del domingo 29, a partir de las 9 de la mañana, a los sones de la banda de cornetas y tambores de la Estrella. Recorrerá: plaza de Capuchinos, Carrera de Capuchinos, Dos Aceras, Álamos, Puerta de Buenaventura, plaza del Teatro, Comedias, Santa Lucía, Granada y al altar, que estará situado en la antigua plaza Spínola.

La imagen retornará a Capuchinos a los sones de la banda de la Expiración, tras finalizar la procesión del Corpus, a partir de las 21 horas aproximadamente, recorriendo: Calderería, Casapalma, Cárcer, Madre de Dios, Montaño, plaza Montaño, Dos Aceras, Carrera de Capuchinos, plaza de Capuchinos y a su templo. Así terminará un mayo capuchinero histórico en el que sus tres devociones de gloria habrán bendecido las calles del barrio.

Publicado en Málaga
Domingo, 11 Octubre 2015

Mena desarma los tópicos

Cuando en una misma crónica cabe lanzar reflexiones a mundos muy distintos es porque la propia celebración ha llegado variopintos roles de la masa social de la ciudad. Esta idea ya justifica sobradamente la enésima salida extraordinaria de un año 2015 en que, por culpa de todos y de nadie, los cofrades hemos rebasado el límite de lo razonable.

Se hablaba en las calles del exceso de procesiones; pero se hacía esperando a Mena. "Mena es Mena" se pronunció de forma oficial en el pregón conmemorativo, pero es una frase tatuada desde tiempo en el espíritu colectivo de la ciudad. A Mena se le perdonan los excesos porque en sí es un exceso, y no iba a pagar los platos rotos por tocarle cerrar un ciclo de salidas extraordinarias que parecía no llegar a su fin.

Exceso como el propio uso de la Catedral este año. Paradoja: el mismo Cabildo que ha abierto el templo mayor a las cuatro efemérides cofrades del año (Misericordia, Rocío, Viñeros y Mena) y que lo hará el próximo domingo para la Agrupación de Glorias, es el mismo órgano que no se decide a, por ejemplo, ensanchar la reja del Patio de los Naranjos unos centímetros para que la integridad de los tronos –y sus hombres- no peligre.

Desde ese ya espacio cotidiano que es la Puerta de las Cadenas partió puntual la cabeza de procesión, acompañada por gastadores legionarios y al único ritmo de tambores; tal y como lo hace el Jueves Santo. La procesión tardaría en salir media hora. Con la torre de la Catedral marcando las siete, el trono con los dos titulares de la Congregación atravesaba el dintel a los sones de la Marcha Real. Delante, más de 150 hermanos, casi setenta de ellos portando hachetas, todos iluminando el cortejo con cera. Una comitiva compuesta por sus hermanos y sin apoyar su longitud y vistosidad en representaciones externas, tan recurridas a menudo para encubrir el sonrojo.

Aunque hubo representaciones –son Historia de la Congregación- tanto de la Armada como de la Legión, se redujeron a una presencia simbólica, tanto en la mencionada cabeza de procesión en el caso del cuerpo fundado por Millán Astray como tras el trono en el caso de la Marina, al margen de los cargos correspondientes que formaban parte de la presidencia, también con presencia eclesiástica, entre los que se hallaba el predicador del triduo y vicario de la Diócesis, José Ferrary.

Así, participó tras el trono la banda de música de la Paz, que ya lo hace de forma habitual en los cultos internos de Mena, y que desplegó su acostumbrada calidad en una cruceta musical muy atinada, a pesar de la dificultad que entrañaba buscar piezas que conciliasen con ambas tallas. Además, como ya ocurriera en el traslado a la Catedral del día 2, semejantes repertorios tan clásicos y refinados sugieren una tendencia idónea para asumir en su procesión, incluyendo el Cristo que, ya en cada encierro del Jueves Santo escucha los sones de la magnífica El Cristo de La Legión, de Eloy García, con la que salieron los titulares de la Catedral.

El trono empleado era el que alza la extraordinaria imagen de Francisco Palma Burgos –esta vez sin corona de espinas- en su salida de Semana Santa. Algo adelantada, y a la derecha del Señor, figuró la Virgen de la Soledad en una composición quizá algo forzada, ayudada por su atavío que, si bien refulgía en distinción y personalidad, resultó ancho para el limitado espacio disponible.

Pero la procesión, que contó hasta con unas gotas de lluvia cuando desfilaba por calle Larios, sirvió especialmente para instruir a dos bandas. Si de una parte el público que disfruta de las procesiones descubrió una desconocida faceta no-militar de la Congregación, la lección no fue menos pequeña para un mundillo cofrade reduccionista hasta la exasperación: Mena calló bocas por la contundencia de su poder de convocatoria -sin Legión- e iluminó a los más ciegos con su genuina filosofía procesional de la que hace gala, ni más ni menos, que cada Jueves Santo. Desarmando tópicos -más aprendidos que comprobados-, la austeridad, sabor cofrade y compostura habituales fueron también en esta salida la tónica general, que dejó para el último suspiro su más sobrecogedora estampa, a las 0.45 horas: ver, tras sonar El Novio de la Muerte y la Salve Marinera, al Cristo de la Buena Muerte y a la Virgen de la Soledad entrar en su iglesia de Santo Domingo. Ahora queda coronar el Centenario.

Publicado en Málaga
Página 1 de 3
Publicidad - elcabildo.org

Galerías

Canales

Cofradías Bandas Descargas

Servicios

Teléfonos Diccionario Farmacia C. Cofrade Callejero Museos Enlaces

El tiempo en Málaga