Martes, 18 Septiembre 2018 | Actualizado 02/09/18

Faltan
208 
días para el Domingo de Ramos
Ir a calculadora
×

Error

Cannot retrive forecast data in module "mod_sp_weather".

Después de quince años y casi 120 marchas procesionales compuestas, el prolífico músico onubense de Encinasola, Abel Moreno Gómez, estrenará su quinta pieza dedicada a la capital malagueña.

‘Los intendentes al Nazareno’ es el nombre de la marcha procesional que Abel Moreno ha compuesto para el Dulce Nombre de Jesús Nazareno del Paso, y que se estrenará el primer sábado de Cuaresma, 17 de febrero, en la basílica de la Esperanza, coincidiendo con la celebración del triduo.

Para tal ocasión actuará por primera vez en la capital la unidad de música del Regimiento Inmemorial del Rey nº 1, bajo la dirección del teniente coronel Juan Bautista Meseguer Llopis. Interpretará diversas marchas procesionales, así como la nueva pieza a estrenar. Presentará el acto, a las nueve de la noche el periodista y director de publicaciones de Diario Sur, Pedro Luis Gómez.


La segunda dedicada a un Cristo

‘Los intendentes al Nazareno’ será la quinta marcha procesional de Abel Moreno para Málaga capital. El conocido autor de ‘Hermanos Costaleros’ (1985), ‘La Madrugá’ (1987) o ‘Macarena’ (1988) ya compuso otras cuatro composiciones con destino a la ciudad. La más popular y celebrada de ellas también va dedicada a un Cristo: ‘Cristo de la Agonía’ es una inspirada marcha lenta dedicada al Crucificado de la cofradía de las Penas, compuesta en 1991 y estrenada en el segundo concierto Bajo Palio de Canal Sur Radio, en 1992, en que participó la banda de música de Soria 9, que dirigía el propio Abel Moreno.

Además, el prolífico autor dedicó en 1994 la marcha ‘Reina de los Dolores Coronada’ a la titular mariana de la Expiración, en 2002 se estrenó ‘Lágrimas de San Juan’, dedicada a la Virgen de Lágrimas y Favores y un año después, con ocasión de la coronación de Zamarrilla, compuso ‘Amargura Coronada’, su última pieza hasta este año.

Publicado en Málaga
Es uno de los autores de marchas más prolíficos. Con una 'marca' asentada desde hace años, Abel Moreno (Encinasola, Huelva, 1944) analiza su obra y la situación actual de la música cofrade en una entrevista realizada en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán del Sevilla FC, el equipo de sus amores. 
 
-¿En qué ocupa su tiempo ahora Abel Moreno?
-Con lo que he hecho siempre. Dirigir dirijo menos porque ya estoy jubilado pero componiendo sigo igual que antes o quizás más porque ahora tengo más tiempo. 
 
-¿Qué está componiendo?
-Sigo con el mismo género: tanto marchas procesionales como pasodobles toreros. En cuanto a marchas ahora estoy en una marcha para la Virgen del Amor del barrio de Pino Montano (Sevilla). También tengo encargos de la Semana Santa de Santander y de Ciudad Real para Campo de Criptana que son marchas procesionales. 
 
-¿Tener la marca asentada de ‘Abel Moreno’ hace que se relaje a la hora de componer o aumenta la responsabilidad?
-Cada vez es más difícil porque cuanto tienes ya más de cien marchas compuestas no quieres que se vayan pareciendo. Vas evolucionando pero cada vez es más responsabilidad porque yo no me quiero repetir y todo el mundo dice que los artistas se encasillan. 
 
-¿Y en qué ha evolucionado?
-La música se hace de otra manera. Hay otras tendencias porque ahora se compone mucho por ordenador y antes era más pianístico, los ritmos van cambiando. Las bandas de música y de  cornetas hacen variaciones de ritmo y hay que hacer las cosas con mucho cuidado. 
 
-¿Cuál es su referente a la hora de componer?
-Depende de lo que hagas. No es lo mismo la música procesional, que tienes que tener en cuenta la hermandad a la que lo haces o por ejemplo los pasodobles toreros que piensas a qué torero se lo dedicas. Esos son los referentes. Luego yo compongo bajo mis premisas porque muchas veces hay gente que dice: “Esta marcha no la conozco pero es de Abel Moreno”. ¿Por qué le suena a Abel Moreno? Porque tengo una manera de instrumentar las marchas que suenan a mí. 
 
-¿Y en cuanto a compositores?
-Cuando empecé, en cuanto a composición, mi referente era Emilio Cebrián  y para la instrumentación Ricardo Dorado porque instrumentaba muy bien para banda. Después yo lo he hecho a mi forma y tengo una manera de instrumentar muy particular. Mis marchas suenan a mí, para bien o para mal. 
 
-¿Cómo ve el panorama musical cofrade en la actualidad?
-Se compone mucho y claro, cuando se compone mucho a lo mejor todo no es bueno. Es como siempre; hay que quedarse con lo bueno que se vaya haciendo y lo demás pasará. Se compone mucho y se graba mucho. Aunque la industria discográfica haya pegado un bajón las bandas siguen grabando aunque ellos mismo se tengan que encargar de la venta de los discos. 
 
-¿Está considerado como se merece el género de la música procesional?
-Estaba considerada como un tema menor  pero con ‘La Madrugá’ y otras composiciones similares hemos conseguido que lleguen a las orquestas sinfónicas. Ya no tienen a mal interpretar una marcha procesional, que antes sí, porque para ellos era un género menor. Hemos conseguido entre todos elevar la categoría pero desde hace veinte años para acá. Antes no era así. 
 
-Cuando una cofradía contrata a una banda, ¿quién se tiene que adaptar a quién?
-La banda se tiene que adaptar a la cofradía pero la cofradía cuando va a buscar una banda ya sabe qué estilo tiene. Yo era ‘Soria 9’ y el que venía a contratarme sabía lo que venía. No buscaba una ‘chichipanda’ que a lo mejor busca otras hermandades. 
 
-¿Está de acuerdo con las crucetas musicales?
-Siempre ha habido un sitio donde se suele tocar una marcha. La gente va allí a escuchar pero nunca es igual porque las circunstancias que lo rodean. Pero diseñar  todo la procesión eso no está bien. Cuando llegué a Sevilla yo podía complacer peticiones porque no tenía un itinerario marcado de marchas. Han cogido la costumbre de programarlo todo y eso luego no se lleva a efecto porque no se tiene cuenta muchas cosas. No lo veo bien porque eso tiene que ir saliendo como sale. A lo mejor te ponen una marcha nueva en una calle oscura y no se ven los papeles o se toca en una calle abierta cuando no le pega. No se puede programar sentado en la mesa de la hermandad una semana antes. 
 
2014 11 5 agonia
 
El Cristo de la Agonía.
 
-¿De qué marcha está más orgulloso?
-De ‘La Madrugá’. Se toca actualmente en el mundo entero. 
 
-¿Y cuál cree que ha sido el secreto de ese éxito?
-Me dijo un crítico musical en Madrid que La Madrugá “es una composición que desde la primera nota va adquiriendo cada vez más importancia”. Crees que has escuchado lo mejor y no, lo mejor está todavía por venir. 
 
-¿Conoce todas las imágenes a las que le ha dedicado una marcha?
-Naturalmente. 
 
-¿Pero en la calle también?
-Casi, porque me gusta ir al estreno. Por ejemplo he compuesto para Tenerife y no pude ir al estreno pero me gusta ir siempre a la salida y estrenarla
 
-¿Le queda alguna imagen o torero a quien componerle?
-Siempre, siempre queda. Lo malo es el tiempo. No le he hecho pasodoble a Curro Romero. No sé por qué  pero nunca ha venido así. En Venezuela me llaman ‘El torero de la música’, tengo mucho éxito allí también y se tocan mis pasodobles. Y de imagen aquí en Sevilla a todas las imágenes importantes le tengo escrita una marcha. Para Málaga tengo 'Cristo de la Agonía' que es una de mis mejores marchas, tengo para Zamarrilla, para la Expiración. Casi para todas las ciudades andaluzas tengo marchas compuestas 
 
-Más allá de ‘La Madrugá’, ¿qué marcha dedicada a qué titular es su favorita?
-A mí me gusta mucho ‘Cristo del Defensión’, compuesta a una cofradía de Jerez y que está dedicada a mi padre. Me gusta mucho pero no es muy popular. 
Publicado en Entrevistas
Publicidad - elcabildo.org

Galerías

Canales

Cofradías Bandas Descargas

Servicios

Teléfonos Diccionario Farmacia C. Cofrade Callejero Museos Enlaces

El tiempo en Málaga