José Antonio Jiménez pintará el cartel anunciador de la Semana Santa 2019

El cofrade estaba presente en los últimos años en la lista de los elegibles · Sus obras destacan por su realismo clásico y por la rotulación

David Azuaga | Viernes, 03 Agosto 2018 Escribir un comentario
José Antonio Jiménez, en la muestra 'Preludio sacro'. José Antonio Jiménez, en la muestra 'Preludio sacro'. D. A.

La Agrupación de Cofradías ha confiado en el pintor José Antonio Jiménez (Benalmádena, 1978) para que realice el cartel que sirva para anunciar la Semana Santa de 2019. Su elección era esperada y merecida, vista su prolífica obra, que le ha servido para demostrar su capacidad creativa. Su nombre se encontraba en las quinielas en los últimos años y ahora le ha llegado su momento.

Su obra destaca por contar con una base clásica del realismo, sin obviar otras técnicas como el dripping –modalidad de la pintura abstracta que forma una imagen a través de gotas de pintura- o la tinta plana –mancha de color sin volumen-. Lleva más de dos décadas realizando trabajos y en los últimos cinco no ha parado de producir, sobre todo carteles para las cofradías de la capital y de fuera. Sus pinturas no pasan desapercibidas, las dota de personalidad con pinceladas llena de significado y colores propios e identificativos de la imagen que representa. La rotulación es otra de sus bazas, con unas letras muy personales que se hacen presentes a lo largo de su producción. Ha realizado obras para ocupar capillas, como la de la Virgen de los Remedios o la Virgen de la Cruz, patrona de Benalmádena. También para estandartes, como las pinturas de la Hermandad de Pasión, y ha diseñado piezas, como los arbotantes para el trono del Cristo del Perdón. Además resalta en el apartado floral. Para muestra, las piñas bicónicas que luce cada Lunes Santo la Virgen de los Dolores del Puente.

Actualmente, Jiménez es vestidor de la Virgen de los Dolores del Puente, además de albacea. Se licenció en Bellas Artes por la Universidad de Granada. La transformación artística del cofrade ha sido brutal, todo ello sin perder calidad en sus obras, desde aquellas primeras, como el cartel que pintó para anunciar la coronación canónica de la Virgen del Carmen (2004) o su obra dedicada a la Virgen de las Penas. Desde entonces la confianza depositada en él ha sido plena, no solo por las cofradías, sino por la propia Iglesia, como la pintura que hizo para el templo de San Miguel de Guadix, de seis metros de ancho por cuatro de alto. Jesús Castellanos ya confió plenamente en él para la coronación canónica de la Virgen de los Dolores del Puente, con la ejecución de dos cuadros que se colocaron en el altar efímero que se estableció en la Catedral, y que sirvieron para reflejar a Santo Domingo y a San Juan Bautista. Asimismo, la Agrupación de Cofradías se fijó en él para reabrir el Museo Jesús Castellanos con la muestra 'Preludio sacro', con las obras más destacadas de Jiménez.

¿Le ha resultado interesante?
(1 Voto)

Noticias relacionadas (por etiqueta)