NUEVO RECORRIDO OFICIAL

Un Recorrido oficial de dos horas en donde cabrían hasta tres cortejos

Con la nueva propuesta, la oferta procesionista fuera de las sillas se vería reducida, al entrar una hermandad más dentro del circuito · Incluso parte de una cuarta comitiva podría caber si se ajustan tiempos de paso

A. CEREZO · J. A. NAVARRO | Jueves, 12 Julio 2018 Comentarios (7)
Trazado del nuevo Recorrido oficial propuesto. Trazado del nuevo Recorrido oficial propuesto. ELCABILDO.ORG

De los 65 minutos que tarda hoy una Cruz Guía en recorrer desde la entrada de la Alameda hasta la Tribuna, a los 110 minutos que ahora empleará desde la firma en ese enclave hasta la torre inacabada de la Catedral. La nueva propuesta de Recorrido oficial supone un aumento del 69% de tiempo en el interior del circuito con respecto al actual trazado. Con la propuesta oficial sobre la mesa, toca dibujar en el mapa dónde y cómo se verían las procesiones.

Casi dos horas dentro de un Recorrido oficial que será un 43% más largo que el actual: pasará de los 800 metros de la Alameda-Larios-Tribuna a superar el kilómetro en la que se avecina (hacia 1’15 km.). Una propuesta que incluye cinco curvas frente a la única de la rotonda del Marqués de Larios, sin contar en ninguno de los dos casos las maniobras de acceso y salida.

En la actualidad, una media de dos hermandades suele albergar el Recorrido oficial de forma simultánea: es decir, cuando una Cruz Guía está entrando a calle Granada, es común que el último trono de la siguiente hermandad ya esté dentro de la Alameda o a punto de hacerlo.

Con la propuesta nueva, un total de tres cortejos podrían caber a la vez dentro del circuito, que en jornadas como la del Lunes Santo y Martes Santo suponen la mitad de la nómina del día. Esto implica una reducción de la oferta de procesiones fuera del Recorrido oficial. Es más, si se ajustan –necesario es- los tiempos de paso de las cofradías, parte de una cuarta comitiva podría tener cabida dentro de este nuevo Recorrido oficial.

La Magna Mariana del pasado mayo pudo servir de experimento para calibrar las consecuencias de que una gran parte de las procesiones participantes de la jornada se encuentre dentro de un recorrido acotado. Consecuencias para el cofrade de a pie, se entiende. Aquel 26 de mayo, en torno a las nueve de la noche, fuera del trazado oficial, el espectador de a pie apenas disponía de propuestas, más allá de amontonarse a la entrada o salida del Recorrido oficial para despedir a las últimas dolorosas que se adentraban o recibir a las primeras comitivas de retorno respectivamente. Comoquiera, se generó una sensación de escasa oferta procesionista que, con la propuesta que va camino de aprobarse, podría volver a producirse en determinados momentos de según qué jornadas.

¿Le ha resultado interesante?
(5 votos)

Noticias relacionadas (por etiqueta)