Jueves, 19 Julio 2018 | Actualizado 17/07/18

Faltan
269 
días para el Domingo de Ramos
Ir a calculadora
×

Error

Cannot retrive forecast data in module "mod_sp_weather".

LA CRÓNICA · PREGÓN SEMANA SANTA 2018

El ciclo vital, con el hábito nazareno

Santiago Souvirón realiza un recorrido literario en tercera persona de un cofrade desde su niñez hasta la edad adulta, para plasmar vivencias y deja sobre la mesa contadas reivindicaciones pero tan contundentes como necesarias

J. A. Navarro Arias | Domingo, 18 Marzo 2018 Comentarios (1)
Un instante del pregón de la Semana Santa de Málaga 2018. Un instante del pregón de la Semana Santa de Málaga 2018. J. A. N.

Santiago Souvirón hizo de su pregón una llamada a ser cofrade todo el año. Toda la vida, por ser precisos. A vivir siendo nazarenos: vistiendo el hábito llegada la Semana Santa y, durante el año, como “esos cofrades, los que no buscan reconocimientos ni homenajes, los que nos dan lecciones con hechos, los de la penitencia diaria, los de la fe ciega y a veces desesperada, esos que no buscan nada más que una respuesta de quien solo puede darla son la verdad de la Semana Santa”. Éste fue un pregón nazareno, por encima de cualquier otro valor cofrade. Incluso cuando citó a los hombres de trono, con unas sentidas palabras en verso, terminó recordándoles que su sitio cuando dejen el varal, está en las filas nazarenas. El pregonero recorrió el ciclo de la vida, con una narración literaria en tercera persona. En una locución de 94 minutos, llevó a los cofrades a revivir su infancia, su primera Semana Santa, hasta adentrarse en la edad adulta, pasando por cada etapa vital. Terminó con un canto final en el que hizo una llamada explícita a vivir la Semana Santa que tenemos a la vuelta de la esquina, hasta agotar cada instante. Como la vida que se marcha, la de ese niño que retrató el pregonero de la mano de su padre y, al final del pregón, se había convertido en referente de su propio nieto. Los cofrades saben que la vida dura una semana y Souvirón supo plasmar tantos sentimientos anónimos a través de escenas cotidianas. Ahí estuvo el auténtico pellizco del pregón.

El pregonero se presentó ante la Málaga cofrade con un piropo a la ciudad y, tras el saludo de rigor a las autoridades, comenzó el viaje descrito por el ciclo de la vida. Al inicio de la locución ya anunció lo que estaba por llegar: “no vengo a hablaros de cofradías en particular. Sería imposible resumir las vivencias, historias, emociones, experiencias o nombres propios que rodean a cada una de las hermandades”. Y así lo hizo, apenas nombró devociones sueltas y momentos cofrades salpicados. Nada de cita explícita por cofradía. La única cronología que siguió fue el paso del tiempo por la vida de una persona. El tiempo, que para el adolescente es “lo que pasa hasta que reparas en lo mucho que significa la Esperanza”. Y en la edad adulta, “ese cruel enemigo, al que solo vencemos cuando dejamos de medirlo por lo que nos queda y lo hacemos por lo que llevamos recorrido y por lo que dejamos en los demás”. Pues sí, cuántas vivencias -tan dispares e incluso contradictorias- acumula un cofrade a lo largo de su vida.

El pregón de Santiago Souvirón consigue despertar la ilusión por amanecer el Domingo de Ramos. Como aquel niño que recuerda a su padre, nervioso corriendo a la ventana, abriendo las persianas, mirando al cielo, respirando hondo y sonriendo. Con los años entendería tanta emoción un domingo tan temprano. Consigue emocionar con historias cotidianas  y, en definitiva, anunciar lo que está por llegar. Pero el mensaje no se quedó en la literatura costumbrista, en ocasiones mística, incluso de vivencias personal, de Souvirón. El pregonero puso sobre la mesa importantes reivindicaciones cofrades. Fueron pocas pero contundentes. Y con las que difícilmente algún cofrade no pueda comulgar, como la defensa -sin fisuras y tan certera como necesaria- del nazareno. “Transcurrir por la vida a través de las cofradías, te permite darle aún más valor a las cosas y entender que nuestra vida no termina en el varal, más bien todo lo contrario”, reflexionó.

En una ciudad que tanto tiene que hacer aún para que la cultura nazarena eche raíces (la Agrupación podría empezar por evitar poner su escudo en carteles que dañen la imagen del nazareno), Souvirón revivió la primera vez de un niño vez bajo el capirote: “La primera vez que sientes cómo el cartón se te clava en la frente. Esa primera vez en la que durante horas te ves solo a pesar de estar rodeado de tanta gente, esa vez en la que empiezas a conocer tanto sobre ti, que descubres cosas que nunca imaginaste que existían. Y ves un mundo muy diferente al que conocías, a personas que te cautivan porque transmiten verdad. No las conoces, ni siquiera se parecen a quienes sueles tener cerca, como si vinieran de otro mundo, pero hay algo en ellas que no pasa desapercibido. Pasan tantas cosas debajo de la túnica de un niño nazareno, que es difícil que se pueda comprender de primeras lo que significa vestir el hábito, pero sí se da ese primer paso fundamental para llegar a comprenderlo en el futuro”. Realmente, el protagonista bien podría ser cualquiera, un niño o un adulto aún vivir la experiencia nazarena, que los hay.

Si el pregón hizo un recorrido por el ciclo de la vida, el pregonero fue claro en su mensaje a quienes se aferran al sillón. “Y en ese ciclo de las generaciones hay que saber poner punto y seguido a nuestra participación en las cofradías. Todo tiene su momento y quizás todo tiene su porqué. Por eso, igual que se llega, hay que ser generoso y saber cuándo marcharse”, dijo. Souvirón citó explícitamente a los jóvenes que los ochenta marcaron un hito en la historia cofrade de Málaga y ahora se piensan que no existe relevo. “Las cofradías están obligadas a escuchar sus aportaciones y su forma de entender la vida. Especialmente esas generaciones, fundamentales en nuestra historia reciente, que lucharon contra viento y marea reivindicando un hueco para los jóvenes no pueden ser ahora un tapón para quienes pelean por lo que ellos pelearon. La vida en las cofradías necesita del equilibrio perfecto entre la experiencia y la juventud”, arguyó. Los jóvenes cofrades encontrarán en este pregón un aliento a perseverar y una invitación a ser “la versión mejorada de otros que fueron referentes”.

Una de las reivindicaciones de Souvirón fue sobre la formación, que “sigue siendo esa asignatura pendiente que tenemos en las cofradías, esa de la que todos hablamos, pero a la que nunca terminamos de darle el verdadero peso que necesita” y se suma a la nómina de pregoneros que reivindica un monumento cofrade en la ciudad. Aunque en la escala de prioridades, antes que el monumento reivindicó otra bien distinta: “Sí, monumento a la Semana Santa porque es de justicia, porque esta ciudad tiene la obligación de construirlo para que sea el reflejo de la aportación y compromiso de todos, pero el verdadero monumento debe nacer de nuestros corazones para que sigamos alimentando nuestra verdadera razón de ser generación tras generación y garanticemos el futuro de la Semana Santa”.

Durante el pregón, se recordó a seis reconocidos cofrades que se marcharon como son Jesús Castellanos, Agustín del Castillo, Pepe París, Luis Méndez, Salvador López y Antonio Garrido, al que parafraseo con una cita suya del pregón de 1987 dedicada a la Virgen de la Esperanza. Souvirón fue interrumpido hasta en 13 ocasiones por los aplausos de los cofrades que llenaron el Teatro Cervantes y recibió una prolongada ovación final. Aunque el pregón duró 94 minutos, 20 más de lo previsto inicialmente por el propio pregonero, el acto se fue casi a las tres horas de duración, con el concierto previo y las transiciones, pues se inició a las 19.41 y terminó a las 22.32 horas.

Tras el pregón, los días vuelan. "Porque te estábamos esperando. Porque siempre te echo de menos y ya siento que te estás marchando. Por eso te anhelo. Por entero. Semana Santa mía. De mi alma. De este teatro entero. De un pueblo que te aguarda en un sueño verdadero". Toca salir a la calle y vivir aunque "te asusta que se pase. Porque no crees que ya llega".

¿Le ha resultado interesante?
(9 votos)

Comentarios   

0 #1 MaudeChief 22-03-2018 16:02
I have checked your blog and i have found some duplicate content, that's why you
don't rank high in google, but there is a tool
that can help you to create 100% unique content, search for;
boorfe's tips unlimited content

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Publicidad - elcabildo.org

Galerías

Canales

Cofradías Bandas Descargas

Servicios

Teléfonos Diccionario Farmacia C. Cofrade Callejero Museos Enlaces

El tiempo en Málaga