Crucifixión recupera la esencia del Vía Crucis y regresará directo y sin banda

El traslado a San Julián será público y en la víspera · Continúa la línea de 2015 y 2016 (Nazareno del Paso y Sangre), que se consolida como modelo más sostenible

elcabildo.org | Martes, 06 Febrero 2018 Comentarios (1)
El Cristo de la Crucifixión, por la Cruz Verde. El Cristo de la Crucifixión, por la Cruz Verde. ELCABILDO.ORG

El Vía Crucis tendrá el protagonismo centrado en el vía crucis. Parece una perogrullada pero nada más lejos. En el próximo primer viernes de Cuaresma, 16 de febrero, la cofradía de la Crucifixión va a apostar por un modelo que busca ahondar en la importancia del acto central, y que recordará la edición de 2003, en que salió el Cristo de la Redención.

Y esto es: traslados; nada más -y menos- que unas procesiones de ida y retorno planteadas como actos secundarios en torno al principal: la celebración a partir de las 20.30 horas en la Catedral de la Encarnación del rezo del vía crucis con la presencia del obispo de la Diócesis, Jesús Catalá. Puedes consultar los recorridos que realizará pinchando aquí.

Por ello, será la segunda edición (tras la de hace quince años), en que ninguna banda participará durante la jornada del primer viernes de Cuaresma. En aquella ocasión, una capilla musical acompañó al crucificado de los Dolores de San Juan y en esta será un conjunto músico-vocal especializado en música antigua. Además, el precedente de este acto, que fue el organizado en la Cuaresma de 1996, con Jesús Cautivo, tampoco contó con banda alguna.

Además, en cuanto a formato, la edición de 2018 se asemejará al llevado a cabo por las archicofradías de la Esperanza (en 2015) y la Sangre (en 2016). Ello significa un traslado público el jueves desde su sede hasta la iglesia de San Julián, y en la jornada del viernes, salida desde la sede de la Agrupación de Cofradías hasta la Catedral y posterior retorno directo a la sede de la hermandad.

Así, el Cristo de la Crucifixión bajará desde la parroquia del Buen Pastor el jueves 15 de febrero a las 21 horas, acompañado por la capilla musical del Carmen Doloroso y meditando las Siete Palabras del Señor. El viernes, el crucificado partirá de San Julián a las 19.15 horas para llegar a la Catedral para el rezo del vía crucis a las 20.30 horas. A las 22.30 horas abandonará el Patio de los Naranjos hacia la Cruz Verde, a cuya iglesia del Buen Pastor llegará en torno a la medianoche.

¿Le ha resultado interesante?
(6 votos)

Noticias relacionadas (por etiqueta)