Miércoles, 17 Octubre 2018 | Actualizado 14/10/18

Faltan
179 
días para el Domingo de Ramos
Ir a calculadora
×

Error

Cannot retrive forecast data in module "mod_sp_weather".

La carta de presentación del Medinaceli

La cofradía fue reconocida canónicamente en diciembre de 2013 y sus inicios se remontan a 2004, desde entonces su historia está marcada por la inestabilidad y los escándalos: la pasada Cuaresma se hermanó a un partido político

elcabildo.org | Miércoles, 07 Febrero 2018 Escribir un comentario
Archivado en
Posado tras el hermanamiento de la cofradía del Medinaceli y el partido Libres. Posado tras el hermanamiento de la cofradía del Medinaceli y el partido Libres. ELCABILDO.ORG

Acaba de cumplir el cuarto aniversario de constitución canónica y la Agrupación de Cofradías debe votar este 8 de febrero su ingreso como cofradía agrupada. El Obispado de Málaga sorprendió en diciembre de 2013 con la aprobación como hermandad del Medinaceli de Martiricos, un colectivo cofrade que en 2004 iniciaba su andadura entre Ciudad Jardín y La Virreina. La inestabilidad define la historia de este grupo, por el que han pasado muchas personas, pero todas sin echar raíces; ha cambiado de sede canónica, de barrio y de concepto de hermandad en distintas ocasiones; y todo en menos de quince años. Además de protagonizar sonados escándalos en el mundo cofrade. Quizá su aprobación como hermandad buscaba, precisamente, evitar estos alborotos públicos. Pero nada más lejos de la realidad: más allá de las conocidas disputas con el párroco de Santo Tomás de Aquino, su actual sede canónica, la pasada Cuaresma la Cofradía realizó un acto de hermanamiento con un partido político de nueva creación, que se define de centro-derecha y liberal. El Obispado no se llegó a pronunciar públicamente al respecto y la cofradía, tras el revuelo que se formó, salió al paso para tratar de negar la realidad, como si acaso fuese posible. A dos semanas del Viernes de Dolores, la Cofradía realizó un llamamiento porque necesitaba más de un centenar de personas para llenar sus tronos, que salieron con numerosos huecos y completaron una de las procesiones más bochornosas del ciclo cofrade malagueño. Eso sí, sin apenas recorrer ninguna calle de su feligresía, sino acercándose hasta el Patio de los Naranjos de la Catedral.

El presente de la cofradía de Medinaceli es desconcertante. Las diferencias con el párroco son públicas, aún no goza de un apreciable calado devocional y siquiera la procesión recorre el entorno de Martiricos. Lo peor fue el citado flirteo político, todo un escándalo a la altura de otros protagonizados por el propio colectivo años atrás. Todo en demasiado poco tiempo. Pero entrar en la Agrupación de Cofradías es prioritario porque significa recibir una subvención anual que ronda los 20.000 euros, además de que supondría un escaparate para intentar crecer. Más allá de este intento, no parece que exista otra estrategia. Actualmente, la masa social de la cofradía no es mayor que la de cualquiera de las asociaciones de fieles que proliferan en los últimos años por distintos barrios de la periferia, muchas de ellas erradicadas en el distrito de Bailén-Miraflores, relativamente cerca del propio Medinaceli de Martiricos. Aquí, su hoja de presentación.

 

 Breve cronología, desde sus primeros pasos 

 

La Candelaria que después viajó al Asilo

Tras varios años recaudando fondos para fundar una nueva hermandad, la iniciativa procesionista de la actual cofradía del Medinaceli de Martiricos comenzó en 2004 en Ciudad Jardín, aún sin imagen titular. Aquella Cuaresma, procesionaron una dolorosa pedida en préstamo al escultor Antonio Borrego, con el compromiso de adquirirla, algo que nunca se produjo. Tras esta primera salida, se produce la primera estampida de cofrades del Medinaceli, algunos de los cuales impulsan la actual asociación de fieles que hay en el Asilo de los Ángeles, cuya Virgen (de la Esperanza y Refugio de los Ancianos) es aquella primera Candelaria, aunque la talla fue remodelada por Juan Manuel García Palomo el año pasado.

 

Inicios en La Virreina: imágenes y costaleros

En 2005, la asociación bendice en la parroquia de San Pío X, en La Virreina, la imagen de Jesús de Medinaceli, que talla el veleño Israel Cornejo. En enero de 2006, protagonizan el primer gran escándalo de su historia cuando anuncian que desean salir en un paso con costaleros. Tras un gran revuelo en el mundo cofrade malagueño, su presidente -Sebastián Velasco- anuncia en una rueda de prensa que dan marcha atrás. Las primeras salidas del Señor gozan de cierto respaldo popular y la imagen empieza sumar devotos en la feligresía.

 

Llega la Virgen de la Candelaria

El cofrade Francis Parrales toma las riendas de la asociación y, con la ayuda del barrio, consiguen recaudar fondos para costear una Dolorosa de Israel Cornejo, la Virgen de la Candelaria, que se bendice en febrero de 2006 pero no saldrá hasta años más tarde. Pese al arraigo que parecía empezar a adquirir la prohermandad en La Virreina, apuestan por procesionar por Ciudad Jardín, realizando un recorrido completamente surrealista que tuvo que cruzar la avenida de Santiago Ramón y Cajal y con el consiguiente enfado del vecindario. Agentes de la Policía Local llegaron a amenazar a los responsables del cortejo de “disolver” la procesión tras tomar alguna calle errónea durante la misma.

 

La espantá a Martiricos

En mayo del mismo 2006, y aprovechando el cierre por obras de la iglesia de San Pío X para la reparación de unos desperfectos, los cofrades del Medinaceli abandonan La Virreina y se instalan en la parroquia de Santo Tomás de Aquino, en el Arroyo de los Ángeles. Hubo hasta recogidas de firmas de vecinos para evitar que se llevaran las imágenes, que ya habían suscitado devoción en el entorno. Hasta la instalación definitiva en Martiricos, las imágenes estuvieron varios meses sin paradero conocido.

 

Ruán y disolución

En 2009, la asociación da un vuelco a su carisma y anuncia que serán ahora una hermandad de silencio, un modelo que en Málaga representa los Dolores San Juan. Estrenan unas túnicas de rouán morado y salen sin música (sólo con tambores). Aquel Viernes de Dolores celebran una maratoniana procesión hasta las calles del centro histórico que resulta un auténtico esperpento en todos los sentidos. Posteriormente a este movimiento, se disuelve el grupo de cofrades nuevamente. En el año 2010, bajo la presidencia de Francisco Aguilar, se decide no realizar salida procesional alegando dificultades económicas. Durante estos años, la cofradía del Medinaceli es uno de los temas de conversación más candentes de los entonces muy prodigados foros cofrades, con diversos usuarios que no dudaban en publicar acusaciones directas de robos y atentados al patrimonio, así como airear desavenencias personales entre ellos.

 

Nueva etapa: poca parroquia y el patinazo con la política

En 2011, con un nuevo grupo de cofrades, la procesión vuelve a salir en la jornada del Viernes de Dolores. Inicialmente apuestan por recorrer la feligresía e incorporan el entorno de la barriada de La Roca, pero las miras pronto viran al centro de la ciudad. En diciembre de 2013, el Obispado de Málaga autoriza la erección canónica como hermandad y en la Cuaresma siguiente (2014) sale por primera vez la Virgen de la Candelaria. Desde 2015, procesionan hasta el Patio de los Naranjos. Esta etapa está marcada por las disputas públicas con el párroco de su sede canónica. Y la pasada Cuaresma protagonizaron su último gran escándalo: el hermanamiento con el partido político Libres. Desde su constitución como hermandad, cabía pensar que llegaría un punto de inflexión y un crecimiento que, desde luego y hasta la fecha, no ha llegado.

¿Le ha resultado interesante?
(4 votos)

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Publicidad - elcabildo.org

Galerías

Canales

Cofradías Bandas Descargas

Servicios

Teléfonos Diccionario Farmacia C. Cofrade Callejero Museos Enlaces

El tiempo en Málaga