Miércoles, 17 Octubre 2018 | Actualizado 14/10/18

Faltan
179 
días para el Domingo de Ramos
Ir a calculadora
×

Error

Cannot retrive forecast data in module "mod_sp_weather".

El Ecce Homo que se quedó Cautivo

El excesivo puritanismo y las exigencias de la Comisión de Arte Sacro del Obispado crearon, sin proponérselo, el milagro de la túnica blanca

Alejandro Cerezo | Jueves, 20 Noviembre 2014 Escribir un comentario
El Señor, sin túnica El Señor, sin túnica EL CABILDO


José Martín Simón, escultor granadino (1896-1971), finaliza en 1939 una imagen del Ecce Homo para una hermandad refundada tras la Guerra Civil, que coge el testigo de otra corporación ya fundada anteriormente en el barrio. Su nombre: Jesús Cautivo, con evidente influencia en la coyuntura histórica de una España recién salida de la guerra fratricida. En Málaga, de sus propias gubias, contábamos con imágenes como el actual Jesús de la Sentencia, con su grupo escultórico (1935). Y seguía contando con encargos: el sábado de pasión de ese mismo año de 1939, se bendecería la Virgen de la Paz para la cofradía de la Cena en el Santuario de la Victoria.

Esta talla del Ecce Homo, costeada en su totalidad (2.000 pesetas) por suscripción popular entre la gente del barrio de la Trinidad, estaba al punto de ser puesta al culto, a la espera del veredicto de la Comisión Diocesana de Arte Sacro que, sin embargo, respaldó el informe Luis Cambronero, académico de San Telmo, que desaprobó la escultura, aludiendo motivos excesivamente puritanos, más allá de la calidad artística de la talla, a la que también se le pusieron objeciones. Así pues, el obispo del momento, Balbino Santos, se apoyó en dicho informe aunque, salomónicamente, tiró por la calle de en medio instando a los cofrades del Cautivo a sobrevestir la talla para evitar exponer al público el semidesnudo de la escultura.

Tras mover ciertos hilos burocráticos, se logró el permiso para la bendición de este Ecce Homo, ahora Cautivo por circunstancias, merced a una túnica blanca procedente de la fábrica capuchinera de Modesto Escobar. Eso sí, el obispo de Málaga no pudo asistir por motivos de trabajo y tuvo que hacerlo el párroco de San Pablo, Francisco Blanca. Fue en Cuaresma, el 19 de marzo de 1939. Y la túnica blanca se quedó con Él.

¿Le ha resultado interesante?
(2 votos)

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Publicidad - elcabildo.org

Galerías

Canales

Cofradías Bandas Descargas

Servicios

Teléfonos Diccionario Farmacia C. Cofrade Callejero Museos Enlaces

El tiempo en Málaga