El nuevo trono del Resucitado prescinde del grupo de Capuz

La Agrupación aprueba un diseño manierista de Fernando Prini, con cuatro arbotantes rematados con un gran farol · Sánchez López desarrolla el proyecto iconográfico

J. A. Navarro Arias | Viernes, 26 Septiembre 2014 Comentarios (11)
Diseño del trono del Resucitado. Diseño del trono del Resucitado. EL CABILDO

El Resucitado ya tiene proyecto de trono. Será de estilo manierista, inspirado en las obras retablísticas de finales del siglo XVI y principios del XVII. La junta de gobierno de la Agrupación de Cofradías ha aprobado un diseño realizado por Fernando Prini. Definitivamente, prescinden del grupo escultórico que realizase José Capuz y que procesionó hasta 1983. Se trataba de dos sayones, de talla completa, que representan a los que hacían la guardia en el sepulcro: uno de ellos aparece dormido, mientras que el otro figura asustado ante la presencia de Cristo saliendo de la tumba. El futuro del Resucitado malagueño será en solitario, como viene saliendo en las últimas décadas.

El presidente de la Agrupación de Cofradías, Eduardo Pastor, valora el proyecto aprobado. "Es una obra de arte auténtica, una joya de trono. Me ha gustado mucho", afirma. Sobre la apuesta de suprimir definitivamente el grupo escultórico, Pastor señala que "nadie lo ha echado en falta". Con el diseño aprobado sobre la mesa, ahora toca buscar artistas que puedan realizar el trabajo. "Con el tema presupuestario habrá más discusión", concluye el presidente.

En el trono imperan las líneas rectas y una ornamentación en su mayoría geométrica. Está proyectado en madera dorada con decoración policromada. Se completa con decoración vegetal polícroma, a semejanza de los retablos diseñados por Juan Martínez Montañés, según la memoria presentada por Prini. Según informa la Agrupación en un comunicado, se ha elegido este estilo como muy adecuado para realzar las líneas elegantes y etéreas de la imagen, obra Capuz de 1946.

Uno de los debates que había abierto en el mundo cofrade era sobre la opción de incluir puntos de luz en un trono concebido para procesionar a la luz del día. La propuesta de Prini incluye en las esquinas del cajillo cuatro arbotantes compuestos de cuatro tulipas con forma de diábolo y un importante farol central, a realizar éste en plata de ley. Los brazos de las tulipas serán de metal dorado y bruñido. En los costados aparecen otros dos arbotantes a juego, de tres tulipas, y sin farol. Cuatro ánforas en plata de ley, a modo de violeteros, completan el lateral.

 

Un discurso del misterio de la Resurrección de Cristo

El historiador Juan Antonio Sánchez López ha desarrollado el programa iconográfico del futuro trono del Resucitado, que se desarrollará en 12 capillas y otras tantas cartelas. La idea del profesor titular de Historia del Arte de la Universidad de Málaga gira en torno al misterio de la Resurrección de Cristo, cuya venida fue anunciada a lo largo del Antiguo Testamento hasta el Nuevo (Juan Bautista), es el fundamento de la institución (Pedro) y doctrina (Pablo) de la Iglesia que, a través de la Ciencia Teológica (Agustín), explica a Jesucristo en su Ciencia Divina y Humana (Buenaventura) y en la Eucaristía (Tomás de Aquino) y desarrolla su mensaje a través de la vida religiosa (Benito y Bernardo), la pureza evangélica (Francisco de Asís), la defensa de la Fe (Domingo de Guzmán), la acción (Ignacio de Loyola) y la caridad (Juan de Dios).

Sobre la parte superior del cajillo parten unos paños inclinados, con nervaduras vegetales, y con decoración policromada. Estos paños sustentarán la representación del sepulcro del Señor del cual emerge la imagen. Este sepulcro guarda estilo y decoración con el resto del trono, si bien se incluyen doce capillas con figuras, sustentadas por columnas entorchadas y ocho paños con cartelas, que albergan textos sagrados alusivos a la Resurrección de Cristo, realizados en dos diseños diferentes.

¿Le ha resultado interesante?
(2 votos)

Noticias relacionadas (por etiqueta)