Martes, 24 Octubre 2017 | Actualizado 21/10/17

Faltan
152 
días para el Domingo de Ramos
Ir a calculadora
×

Error

Cannot retrive forecast data in module "mod_sp_weather".

El apóstol de la eucaristía, a los altares

El papa Francisco proclama santo a Manuel González García, quien fue obispo de Málaga y fundador de las Hermanas Nazarenas

elcabildo.org | Domingo, 16 Octubre 2016 Escribir un comentario
Manuel González, junto al fundador de la Agrupación, Antonio Baena. Manuel González, junto al fundador de la Agrupación, Antonio Baena. @COFRADIASMALAGA

El que fuera obispo de Málaga y Palencia y promotor de las Hermanas Nazarenas, Manuel González García (Sevilla, 1877; Palencia, 1940), ya es santo. El Papa Francisco lo proclamó en la mañana de este domingo, 16 de octubre durante una ceremonia en la Plaza de San Pedro en el Vaticano. Figura crucial en la Iglesia española de la primera mitad del siglo XX fue fundador de las Hermanas Nazarenas y un promotor clave de la devoción a la eucaristía. Incluso llegó a ser conocido como el apóstol de la eucaristía.

Lo fue a partir de su propia experiencia vivida en el pueblo sevillano de Palomares del Río, cuyo sagrario abandonado y lleno de telas de araña le marcó para toda la vida, como destacó en 2001 el propio Juan Pablo II cuando fue beatificado.

Manuel González García nació en Sevilla el 25 de febrero de 1877 y fue niño cantor en la catedral de esa ciudad. Ordenado sacerdote por el cardenal Marcelo Spinola, fue enviado al pueblo sevillano de Palomares del Río donde comenzó a combatir el abandono de los sagrarios, orando en las iglesias donde estaban abandonados por los fieles y a trabajar para que Cristo Eucaristía fuera amado y conocido.

En 1905 fue destinado a Huelva, donde se encontró con una situación de notable indiferencia religiosa, pero su amor e ingenio abrió caminos para reavivar la vida cristiana. Viajó a Roma, donde fue presentado a Pío X, a finales de 1912, como el apóstol de la eucaristía. El Papa bendijo sus iniciativas para reavivar la eucaristía, que culminó en 1921 con la fundación de la Congregación de las Misioneras Eucarísticas de Nazaret, presentes en España, Portugal, Argentina, Ecuador, México, Perú, Venezuela y Roma.

Antes, el 22 de abril de 1920 fue nombrado obispo de Málaga, donde potenció las escuelas y la catequesis parroquial. Ese nombramiento lo celebró reuniendo en una comida festiva a los niños pobres, a quienes autoridades, sacerdotes y seminaristas sirvieron en una mesa que buscó convertir en prolongación de la mesa eucarística.

En su etapa como obispo vivió la creación de la Agrupación de Cofradías. Tanto su fundador, Antonio Baena Gómez, como él, mantuvieron una buena relación, aunque también hubo alguna que otra polémica relacionada con la organización y el fondo de varias actividades cofrades. Incluso dictó un decreto dirigido a las cofradías para controlar el comportamiento de los participanets en las procesiones, el tiempo que una hermandad estaba en la calle o el control económico de las mismas, entre otros puntos.

En 1935 el papa Pío XI lo nombró obispo de Palencia, donde intensificó la catequesis. En los últimos años su salud empeoró y falleció en Madrid el 4 de enero de 1940. Sus restos descansan en la capilla del sagrario de la catedral de Palencia. Sobre su tumba se lee una última voluntad: "Pido ser enterrado junto a un Sagrario, para que mis huesos, después de muerto, como mi lengua y mi pluma en vida, estén siempre diciendo a los que pasen: ¡Ahí está Jesús! ¡Ahí está! ¡No lo dejéis abandonado!". El milagro que le llevó a los altares se cumplió en la curación de una mujer palentina que sufría de peritonitis tuberculosa.

¿Le ha resultado interesante?
(1 Voto)

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Publicidad - elcabildo.org

Canales

Cofradías Bandas Descargas

Servicios

Teléfonos Diccionario Farmacia C. Cofrade Callejero Museos Enlaces

El tiempo en Málaga