Lunes, 22 Octubre 2018 | Actualizado 19/10/18

Faltan
174 
días para el Domingo de Ramos
Ir a calculadora
×

Error

Cannot retrive forecast data in module "mod_sp_weather".
OPINIÓN / BLOGOSFERA

Tras publicar elcabildo.org que el Derecho Canónico podría exigir unanimidad en el Recorrido oficial, el jurista Francisco José González Díaz recibe una consulta ante la histórica votación que se realizará este 2 de agosto. En primera instancia, este medio publica por error que el encargo llega de la Agrupación de Cofradías pero lo realiza un grupo de cofrades. “Parece, por tanto, que, en principio, podría ser exigible la unanimidad para adoptar un acuerdo de esta naturaleza”, explica el asesor jurídico del Obispado de Málaga desde 1993 y del departamento de Piedad Popular de la Conferencia Episcopal Española (2002). No obstante, realiza otra interpretación de la norma: “a mi entender, sería más correcto aplicar el canon 119.2 que determina que cuando se trate de otros asuntos, es jurídicamente válido lo que, hallándose presente la mayor parte de los que deben ser convocados, se aprueba por mayoría absoluta de los presentes; si después de dos escrutinios persistiera la igualdad de votos, el presidente puede resolver el empate con su voto”.

Los Estatutos de la Agrupación no recogen una norma específica que regule exactamente lo que se pretende aprobar, según confirma González Díaz en el informe que ha recibido elcabildo.org y que se publica de forma íntegra. Por ello, habría que acudir a una norma superior. En primera instancia, sería a las Bases Diocesanas de Estatutos en su Regla 47.3. Éstas dicen exactamente igual que las Ordenanzas de la Agrupación en lo relativo a los acuerdos de la asamblea: “los acuerdos se adoptarán por mayoría simple de votos presentes”. Pero el Derecho Canónico está por encima y respecto a los actos colegiales afirma que “lo que afecta a todos y a cada uno, debe ser aprobado por todos”.

Si embargo, juristas consultados consideran que la votación del nuevo Recorrido oficial requiere de unanimidad, una interpretación que difiere de la expuesta por González Díaz. “Es decir, si no afecta a todas las cofradías sería suficiente una mayoría cualificada. Pero si afecta a todas, necesariamente se requerirá unanimidad”, explican.

 

Reproducción íntegra del informe realizado a petición de un grupo de cofrades:

CONSULTA SOBRE LA VOTACIÓN DEL NUEVO INTINERARIO  DE SEMANA SANTA DE MÁLAGA

La cuestión que se plantea es sí el nuevo itinerario procesional que se propone para la próxima Semana Santa ha de ser aprobado por unanimidad.

1. Es evidente que la competencia establecer el itinerario procesional la tiene la Agrupación de Cofradías, con la aprobación de la Autoridad eclesiástica (cf. art. 81.1 de las Ordenanzas de la Agrupación y canon 944 § 2)

2. Para saber cómo se adopta dicho acuerdo, acudimos en primer lugar a las vigentes Ordenanzas de la Agrupación de Cofradías, en cuyo artículo 37.3 se estableces que: En todo cabildo los acuerdos se adoptarán por mayoría simple de votos presentes.

3. Únicamente las Ordenanzas de la Agrupación en su artículo 91.7, refiriéndose a la reforma estatutaria, exige el voto favorable de los dos tercios de los asistentes, siempre que estén representadas el 75 % de las HH. y CC. agrupadas.

4. Sin embargo, el artículo 119 de las Ordenanzas establece que “En cualquier asunto no previsto en estas Reglas podrá tomarse acuerdo en sesión de Asamblea General”, que a mi juicio nos llevaría a lo previsto en el artículo 37.3, o sea acuerdo adoptado por mayoría simple de votos presentes.

5. Aún así, sí nos empeñamos, en que al no existir una norma específica que regule exactamente lo que se pretende aprobar, tendríamos que acudir a ver qué nos dice la norma superior (conforme prevé el artículo 2º de las meritadas Ordenanzas).

En este sentido las Bases Diocesanas de Estatutos en su Regla 47.3, dicen exactamente igual que las Ordenanzas de la Agrupación: En todos los cabildos los acuerdos se adoptarán por mayoría simple de votos presentes.

No obstante, el canon 119.3 dispone “mas lo que afecte a todos y a cada uno, debe ser aprobado por todos”.

6. Parece, por tanto, que, en principio, podría ser exigible la unanimidad para adoptar un acuerdo de esta naturaleza.

Sin embargo, a mi entender, sería más correcto aplicar el canon 119.2 que determina que “cuando se trate de otros asuntos, es jurídicamente válido lo que, hallándose presente la mayor parte de los que deben ser convocados, se aprueba por mayoría absoluta de los presentes; si después de dos escrutinios persistiera la igualdad de votos, el presidente puede resolver el empate con su voto”.

Y ello porque en este caso concreto hay algo que está por encima de los intereses particulares de las Cofradías Agrupadas, por muy legítimos que éstos sean, y que no es otro que el bien común. Lo mejor para todos, aunque alguno piense que le afecta de forma particular. Toda vez que hay que tener en cuenta la nueva ordenación del espacio urbano y las necesarias medidas de seguridad que han de adoptarse ante la gran concentración de personas en ese escenario.

Por último, siendo en esta materia la competencia de la Agrupación una competencia delegada, puesto que es al Obispo diocesano a quien corresponde en exclusiva dar normas sobre las procesiones, mediante las cuales se provea a la participación en ellas y a su decoro (cf. canon 944 § 2), se podría consultar su parecer antes de tomar una decisión, a través de su Delegado.

 

FE DE ERRATAS. En primera instancia, este medio publica por error que el jurista Francisco José González Díaz recibe el encargo de la Agrupación de Cofradías pero lo realiza un grupo de cofrades. A las 2.30 horas del jueves 2 de agosto, la redacción de elcabildo.org recibe este correo del autor del informe al que damos difusión textual por petición expresa:

Buenas noches
En relación con la noticia que estáis difundiendo sobre el asunto de referencia, resulta que estáis haciendo uso de un informe que ni os he facilitado, ni os he pedido, ni sobre el que me habéis consultado.
En este sentido, quiero que desmintáis los titulares que estáis empleando ya que no se corresponden con la realidad, toda vez que el informe en cuestión no me lo ha pedido la Agrupación de Cofradías, sino unos cofrades en particular que me hicieron una consulta al respecto.
En resumen, mi opinión, para que la Agrupación pueda aprobar la modificación que se pretende precisa contar, exclusivamente, con la mayoría simple de votos presentes, como así lo determinan sus Ordenanzas y también lo disponen las Bases Diocesanas.
El Derecho Canónico soló se aplica en defecto de norma; y, existiendo la misma, no es de aplicación al caso que nos ocupa
Agradeceré la inmediata publicación de esta nota aclaratoria 
Saludos 

Publicado en Málaga
Martes, 31 Julio 2018

Banderas guardadas

Tal y como marchan (o aceleran) los acontecimientos, estamos algunos románticos trepando la montaña del destierro para, arriba, echar la vista atrás como Boabdil, y suspirar por las cuatro calles mal contadas que encierran recuerdos y raíces.

En una derrota que se masca como la de La Mundial, que tiembla en su alma decimonónica y no sabe si dejarse caer antes de que la derriben, el Recorrido oficial de la Semana Santa de Málaga parece que se va a ir para siempre y, como nuestra casa-símbolo del Hoyo de Esparteros, a las consignas ensordecedoras de la obsolescencia, la antigüedad, el agotamiento.

Y allá viene, como un batallón dopado, ciego; como un Moneo infográfico y buenista, la salvación en forma laberíntica de un Recorrido oficial que tiene todo el tiempo de trabajo invertido que se quiera, loable; pero que ha sido presentado a la luz de la ciudad -sí: la ciudad, a la que trasciende; esto no es el diseño de una nueva ánfora para un trono- en las casi vísperas de su implantación. Por ello, desconocido, no mascado, no debatido ni asumido por una ciudad que le han vendido lo que viene, pero que aún no le han explicado por qué hay que desechar lo que tiene desde hace un siglo.

Málaga, la robusta Semana Santa de Málaga, va a lanzar al contenedor soterrado las líneas de un trazado que han acompañado, generación tras generación, a los ciudadanos en su fiesta mayor. La Alameda que abre, la calle Larios que sube, la plaza que cierra -y cuya brújula se deja reventar cada Jueves Santo por su Nazareno- y la calle Granada, que nos deja elegir los afluentes.

Y muere el itinerario de siempre como chivo expiatorio, y nunca hubo tiro más desenfocado, de tantos pecados denunciados hasta quedarnos sin teclas, sin saliva, sin voz desde hace años: tiempos de paso, ritmo de cofradías, alternancia de hermandades catedralicias, segunda puerta, contaminación lumínica, ruidos, plóteres...

Ahí están las soluciones; tómenlas. Pero firmen primero el trazado de marras, que si no, será imposible. Todo lo que demandáis viene por salir por Martínez hacia el Mercado y desandar lo andado a la media hora. Todo pasa, necesariamente, por la plaza de la Marina: el único escenario unánimemente criticado por todos los sectores de opinión cofrade, décadas tras décadas. Pues ahí está, como centro del Recorrido oficial sin ser llamada por nadie.

¿Alguien está mirando; no en lo que viene, sino en lo que estamos dejando? ¿De verdad tiene sentido que la Agrupación de Cofradías haya abierto, gratuitamente, este terreno de división de opiniones? ¿Quién hablaba de cambiar este recorrido oficial en la génesis de esta revolución? ¿Quién nos ha vendido algo que no pedíamos? ¿Y si nos detenemos y analizamos qué es lo que se necesitaba y qué viene por añadido?

Y entretanto, las banderas del malagueñismo guardadas. Porque esta vez, ¡ay!, no toca hablar de romper tradiciones, ni de señas de identidad de una Semana Santa, parece. Ahora toca echar tierra al asunto, como un vestigio arqueológico, porque el meollo de nuestros problemas está en las velas rizadas y en los varales cortos. No en el borrado automático de un itinerario apenas inmutado desde los inicios de nuestra Agrupación; no. No en la conversión de un trazado natural e inteligible en un sinuoso circuito neocapillita para curvas con marchas punteras; no. No en la muerte segura del callejeo por culpa de aforamientos, masificaciones en estrecheces y con Carretería allí castigada contra el Guadalmedina; tampoco. Esta vez, las banderas del malagueñismo se agitan poco. Vaya; la única vez que hacían falta en muchos años. Si lo llego a saber, me compro una en los noventa, que las regalaban por auténticas chorradas.

Publicado en Opinión / Tribuna

Inusitada velocidad de crucero está tomando el proceso de cambio del Recorrido oficial de la Semana Santa auspiciado desde la Agrupación de Cofradías. De hecho, aunque a priori se calculaba septiembre como fecha, el ente de San Julián preguntará a su junta de gobierno este jueves 2 de agosto si definitivamente marchan adelante con la revolucionaria propuesta de itinerario común para la Semana Santa de 2019, en una inesperada precipitación de los acontecimientos.

Parece ser que existe una holgada mayoría de hermandades que han votado favorablemente en sus senos, bien en sesión de junta de gobierno, bien en cabildo general de hermanos. Sin embargo, dos señeras corporaciones: la Esperanza y la Expiración, ya han manifestado en cabildo de hermanos su negativa al proyecto. La duda sigue siendo qué mayoría determinará Pablo Atencia para sacar adelante la propuesta: la cúpula de la Agrupación aún debe fijar la mayoría necesaria para su aprobación.

 

Expiración, con propuestas

Además, la hermandad del Miércoles Santo ha presentado y hecho pública una propuesta alternativa, que explicará a las demás corporaciones en la jornada del 31 de julio, día en que originalmente se iba a votar el nuevo Recorrido oficial, que se pospone al jueves siguiente.

En ella, los cofrades de la Expiración, además, subrayan que una buena parte de las mejoras del proyecto liderado por la Agrupación de Cofradías se pueden implementar con independencia de llevar a cabo la propuesta.

 

Mayoritariamente a favor

Además, varias hermandades ya han celebrado cabildos de hermanos en los que han mostrado su acuerdo con la propuesta de Recorrido oficial. Así, entre otras, Humildad y Paciencia, Cautivo, Huerto, Mena han contado con el apoyo de su mayor órgano de gobierno para respaldar el nuevo itinerario. Otras hermandades han recurrido a juntas de gobiernos extraordinarias para valorar su posición al respecto. Y antes del 2 de agosto aún tienen algunas que celebrar encuentros con sus hermanos con este tema como orden del día. Ese día terminará el culebrón y todo el mundo a la Feria a celebrarlo. Quien tenga qué celebrar.

Publicado en Málaga

La cuenta atrás ya ha comenzado y las miras están ya puestas en la Semana Santa de 2019. Si la que acaba de celebrarse ha sido algo tempranera, la del próximo año será la más tardía de los últimos ocho años, ya que se desarrollará del 14 al 21 de abril. Hay que remontarse a la Semana Santa de 2011. En aquel año, el Domingo de Ramos fue el 17 de abril. Por tanto, queda más de un año para la llegada de la Semana Santa de 2019. El Miércoles de Ceniza será el 6 de marzo, 20 días más tarde que la celebrada en 2018.

Pero, ¿por qué varían las fechas de un año a otro? Las fechas de Semana Santa se determinan a partir del calendario lunar, de tal manera que el domingo posterior a la primera luna llena tras el inicio de la primavera es el Domingo de Pascua o Domingo de Resurrección. Entonces, como el equinoccio de primavera es el 20 de marzo, y la primera luna llena no todos los años llega en la misma fecha, la llegada de la Semana Santa es móvil. Puede caer entre el 22 de marzo y el 25 de abril.

Publicado en Málaga
Publicidad - elcabildo.org

Canales

Cofradías Bandas Descargas

Servicios

Teléfonos Diccionario Farmacia C. Cofrade Callejero Museos Enlaces

El tiempo en Málaga