Martes, 17 Septiembre 2019 | Actualizado 07/04/19

×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 64
×

Error

"Could not resolve host: query.yahooapis.com" in module "mod_sp_weather"

Cannot get "Málaga" woeid in module "mod_sp_weather".

"Could not resolve host: query.yahooapis.com" in module "mod_sp_weather"

"Could not resolve host: query.yahooapis.com" in module "mod_sp_weather"

"Could not resolve host: query.yahooapis.com" in module "mod_sp_weather"

Cannot retrive forecast data in module "mod_sp_weather".
Para descargar el documento sonoro, fragmentado en cuatro partes, pincha en los enlaces que se muestran en el menú inferior de 'Descargar archivos'.
Publicado en Descargas
Domingo, 11 Marzo 2012

La verdadera Vera+Cruz

La mayoría de las veces no nos planteamos siquiera el tortuoso rosario de adversidades que una obra de arte puede llegar a padecer. Nos quedamos en la imagen nívea, abrillantada, impoluta, que las efigies sagradas exhiben desde su más reciente intervención. Lo demás es muy difícil imaginarlo. ¿Quién podrá, a la luz del renovado aspecto del crucificado de la Vera+Cruz, de las Reales Cofradías Fusionadas, intuir siquiera que siempre estuvo ahí? Quedarán muy pocos cofrades de los que tuvieran uso de razón antes de la destrucción de la imagen en 1931; testigos que puedan corroborar que la talla que hemos venido procesionando durante veinte años -tras una intervención más que discutible del año 1991- no había llegado a ser ni la sombra de lo que un día fue. Porque, reconozcamos que, como público al que la imagen le vino recién llegada desde los albores de los tiempos, no fuimos nunca benévolos. Veíamos, como nos decían, un Cristo gótico; y lo hacíamos, con sus incorrecciones anatómicas y su aspecto rudimentario, de un mediocre gótico. Porque, tal y como nos lo devolvieron, y teniendo como referencias las escasas fotografías, los grabados decimonónicos y la imagen desoladora de los siete fragmentos en que quedó desmembrado, lo que nos llegó no era ni lejanamente de la categoría que a la luz de la historia se le suponía a un titular cuya advocación había resistido el envite de los siglos.

De ahí que la oportunidad vivida durante la exposición de la memoria del proceso de restauración, por parte del propio Profesor Juan Manuel Miñarro, constituya uno de esos hitos que merecen la pena. De primera mano, y con el apoyo de un arsenal gráfico que hablaba por sí solo, los allí presentes -en el acto de presentación de la imagen, el 10 de marzo de 2012, en el patio del Palacio Villalón, ahora museo Thyssen- no pudimos sino entender las circunstancias que habían abocado a la talla a una suerte de ostracismo artístico.

Lo primero que quedó en tela de juicio fue la intervención de Oscar San José del año 1991, que supuso  principalmente la reintegración de los fragmentos en una estructura nueva con la que consolidar la imagen. El empleo de materiales que resultaron poco estables en un lapso muy corto de tiempo dieron lugar a que la imagen estuviese sumida ya en un rápido proceso de agrietamiento particularmente alarmante. Además, la policromía empleada entonces andaba desprendiéndose a partir de craqueladuras espontáneas, lo que entre otras cosas ha facilitado el diagnóstico de la pieza e incluso la valoración de los estratos superpuestos para dirimir qué potenciar en el definitivo aspecto que habría de tener el Señor de la Vera+Cruz.

A nivel físico, fue patente la inestabilidad matérica de los distintos ingredientes que conforman la escultura. Sólo al tacto -como explicó el restaurador-, la imagen presentaba una textura fría más propia de la piedra que de la madera. Ello, entre otras cosas, clarificaba la presencia de aire y humedades inapropiados entre la materia sólida subyacente y los aparejos con que fue recubierto para su apariencia ulterior. La pasta de madera utilizada durante la intervención de veinte años antes estaba aún blanda -ya puesta al descubierto tras los primeros análisis-, de lo que se podría establecer bien una inapropiada aplicación de materiales nuevos, bien un mal estado de dichos materiales. Lo más aconsejable sería la retirada de cuantos elementos dificultaban la pervivencia en el tiempo de la imagen. No dejemos de lado que algunos de los principios básicos de la restauración son la preservación y la consolidación.

2012_03_11_VeraCruz

 

A nivel estético resultó evidente que muchos de los elementos añadidos en 1991, lejos de recontextualizar lo que quedaba de la talla, la ensombreció. A saber: un abdomen mucho más ensanchado, una rodilla nueva absolutamente discordante con la que permanecía, una barbilla sin modelado que desfiguraba las proporciones del rostro y un conjunto de dedos -tanto de las manos como de los pies- de escasísimo valor. Sin los aditamentos mencionados, la imagen evidenciaría una anatomía muchísimo más correcta, lo que situaría al primitivo escultor en una consideración totalmente nueva. El primer Cristo de la Vera+Cruz, el que se supone datado alrededor de 1505, hubo de ser un ejemplo característico del prototipo de crucificado de su tiempo, tal y como Miñarro quiso constatar mediante un estudio comparativo con otras efigies coetáneas, como el Cristo de los Vigías de Vélez Málaga. En ese sentido, sería un arquetipo más esquelético que musculado, con que los elementos sólidos de la estructura ósea quedasen patentes bajo la epidermis. Algo que se había desvirtuado por completo tras el general engrosamiento superficial de esta obra. En la misma dirección, Óscar San José había añadido un extraño y cubista pliegue lateral en el perizoma; un elemento que redundaba en la idea de una plasticidad tosca y rudimentaria, bien lejos de mostrarnos el virtuoso ejercicio artístico que realmente hubo.

Pero es la policromía el nivel en que probablemente más nos habían alejado de entender la estatuaria tardogótica. Mediante criterios muy difíciles de asumir, en 1991 no se había profundizado en ninguno de  los cinco estratos que han quedado patentes tras la intervención de Juan Manuel Miñarro. Lo que se hizo entonces fue aplicar una extraña coloratura entre marrón y anaranjado, que dista un abismo de las tonalidades grisáceas y verdosas que subyacían en buen estado unas capas por debajo. A nivel pictórico, nada en la policromía de hace dos décadas resaltaba los valores plásticos. Sin embargo, en el rescate de la policromía de más valor entre las halladas bajo aquella, resurgieron hilos de sangre, latigazos, y verdugones, confiriendo una impronta mucho más acorde a la iconografía representada. De la historia de las vicisitudes por las que hubo de pasar el Cristo de la Vera+Cruz, Miñarro recoge el trasunto del ataque de insectos xilófagos que le sobrevino un siglo después de su hechura. Con los planteamientos de entonces, la imagen fue cubierta de lienzo encolado y vuelta a policromar. De ahí lo fácil que resultó su desmembramiento en los sucesos de 1931 y lo difícil que sería recuperar las dos últimas capas de policromía.

Así pues, la presente reconstrucción de la pieza ha consistido básicamente en consolidar una estructura metálica interior que estaba provocando daños a la imagen, además de reintegrar lo que faltaba tallando en madera lo que se podía -dedos, rodilla, nudo y colgajo del paño de pureza- y modelando en pasta de madera allí donde era más aconsejable -vientre, costillas, barbilla...-. Para no caer fácilmente en la invención, se optó por recurrir a principios básicos de proporción y simetría por los cuales se pudiese reconstruir cada uno de los elementos desaparecidos. Allí donde escaseaban las referencias, Miñarro hubo de tirar del enfoque científico, tomando del parangón con esculturas similares la principal línea de trabajo. De ese modo pudo recomponer el modelado de la barba -siguiendo en los mechones de cabello el ritmo compositivo del escultor original- y esculpirle al crucificado la lazada del paño púdico. Finalmente, la policromía con que se ha completado aquella otra recuperada se ha realizado con pinturas al barniz mediante franjas horizontales, siguiendo un principio de diferenciación invisible. Sólo con la visualización muy de cerca de la imagen, nos queda evidente la frontera entre lo antiguo y lo nuevo, gracias al uso de una textura no craquelada.

La imagen final nos proporciona una satisfacción que ni de lejos se habría adivinado. Se ha puesto en valor el delicado modelado de los detalles, y se le ha otorgado un aspecto último acorde a los tiempos en que fue concebido, ostentando regueros de sangre donde los hubo. La cabeza presenta el acabado debido al momento en que se le debió desvastar la corona de espinas -momento en que perdió su volumetría lógica- para lucir una peluca postiza de tirabuzones. El paño de pureza, como ejemplo significativo, ha recuperado el oro fino del borde, así como una leve línea de color azul. Se ha proporcionado una nueva cruz arbórea con nudos tal y como es usual en la tradicional iconográfica de los crucificados con esa advocación -la que entiende el madero como árbol de la vida-, y se ha retornado al uso de los elementos de orfebrería consustanciales al cambio de gusto estético que se obró en la talla durante el siglo XVIII. La cruz, por su parte, es completada con los remates de plata y una cartela para el INRI realizada en el mismo material. La imagen ha sido tocada con una antigua corona de espinas y tres potencias que se le han impuesto mediante eficaces sistemas de anclaje que hacen a este aderezo totalmente reversible.

Todo ello nos devuelve una impronta llena de serena elegancia, que nos hará sin duda replantearnos las futuras madrugadas de Viernes Santo. No sería mal asunto tratar de emular con buen criterio algunos pormenores del modo en que se veneraba la imagen para adecuarlo a su futura estética procesional: realizar una peana de triunfo de estructura piramidal y cuatro brazos -como se advierte en la hermosa Carta de Hermandad de 1883-, así como los ocho angelillos pasionistas que -portando los atributos de la Pasion- completarían el conjunto. Cuanto más recurramos a lo que conocemos del pasado, más justicia se le hará a la verdadera Vera+Cruz.

 

· Pedro Enrique Alarcón es licenciado en HIstoria del Arte y autor del blog cofrade El Albacea.

Publicado en Opinión / Tribuna

El Cristo de la Vera+Cruz vuelve a pasar las madrugadas en Málaga. Regresa de Sevilla tras haber sido llevado al finalizar la pasada Semana Santa al taller de Juan Manuel Miñarro, que ha procedido a restaurar la talla.

La pieza, reconstruida en 1991 por Óscar San José Marqués, a través de unos fragmentos del siglo XV hallados en las dependencias parroquiales, se rehabilitó en su momento con objeto exclusivamente expositivo, nunca cultual, carácter este último que finalmente decidieron en Fusionadas aplicarle. El profesor sevillano se ha encargado de aplicar un criterio restaurador acorde con su condición de talla destinada al culto de los fieles.

Así, en la tarde del sábado, a las 20.30 horas, el Crucificado de la Santa Vera+Cruz y Sangre será presentado en el patio central del Museo Carmen Thyssen, dentro de un acto que conducirá el director de la revista La Saeta, Andrés Camino, y contará con la intervención del propio Juan Manuel Miñarro, que explicará detalladamente el proceso restaurador. La entrada es libre.

Con dichos trabajos, las Cofradías Fusionadas culminan un plan de rescate de sus tres tallas antiguas que se hallaban en un preocupante estado de conservación. En 2005, fue el propio Juan Manuel Miñarro quien recuperó la maltrecha talla de Jesús de Azotes y Columna; posteriormente, entre los años 2006 y 2007, el Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía, logró 'desenterrar' al Cristo de Ánimas de Ciegos de una interminable capa de repintes y desafortunadas intervenciones. En marzo de 2012, es el Crucificado de la Vera+Cruz el que evocará el esplendor de antaño, aplicando criterios restauradores más acordes con las piezas destinadas al culto, en lugar de otros, igualmente válidos, pero de lectura quizá más 'arqueológica'. Ha sido posible también gracias a la colaboración de un grupo de hermanos.

Publicado en Málaga

El segundo fin de semana de Cuaresma trae, además de los cultos ordinarios de hasta diez cofradías (Misericordia, Amor, Prendimiento, Dolores del Puente, Penas, Soledad de San Pablo, Rescate, Rocío y Sagrada Cena) y de tres presentaciones de carteles también de edición habitual (el de 'Un clavel para el Rocío' y el de las salidas procesionales de la Sangre y de la Salud), tres actos de corte extraordinario, a celebrar todos en la tarde del sábado 3 de marzo.

De una parte, en la iglesia de San Julián, sede de la Agrupación de Cofradías, tendrá lugar la presentación del nuevo grupo escultórico del Santísimo Cristo de la Humildad, que ha sido llevado a cabo por el escultor onubense, de Rociana del Condado, Elías Rodríguez Picón. Las figuras serán presentadas y descritas por el Historiador del Arte, hermano de la Humildad y miembro de la Comisión que ha encargado dichas piezas, Juan Antonio Sánchez López. El acto dará comienzo a las 19.30 horas. En cuanto al atrezzo de las imágenes, las labores de sastrería han corrido a cargo del bordador jerezano Ildefonso Jiménez y la orfebrería por parte del malagueño Adán Jaime.

Una vez descubiertas las tallas, permanecerán expuestas en la sala de exposiciones temporales de la Agrupación de Cofradías durante la semana siguiente, del lunes 5 al viernes 9, en horario de seis de la tarde a nueve de la noche.

Las figuras sustituirán a las antiguas, labradas por el imaginero Francisco Berlanga de Ávila entre 1987 y 1989.

 

Lágrimas y Favores

Por otra parte, en la parroquia de San Juan, las Reales Cofradías Fusionadas y la banda de música El Arrabal, de Carmona, presentan el CD de marchas procesionales 'Lágrimas y Favores', dedicada ex profeso a la Dolorosa titular a la que acompañan en la jornada del Domingo de Ramos. Produce José Ramón Muñoz Berros con Adolfo Castilla como ingeniero de sonido. El acto comenzará a las 20.00 horas. La banda interpretará algunas de las marchas que contiene el trabajo discográfico, que son:

Lágrimas y Favores (Rafael Hernández Moreno)
Dios te Salve, Reina de Lágrimas y Favores (Salvador Hidalgo)
Reina de San Juan (Germán García González)
El Despertar (Juan Luis Leal Gallardo)
Madre de Lágrimas (Sergio Bueno)
Valle de Lágrimas (Germán García González)
Cuatro Estampas para un Virgen (Antonio Banderas y J. Manuel Parra)
Vera+Cruz y Lágrimas (Perfecto Artola Prats)
Lágrimas de San Juan (Abel Moreno)

Todo lo recaudado por la venta de los cedés irá destinado a la obra social de la Fundación Lágrimas y Favores. El disco ha sido grabado en los estudios Alta Frecuencia de Sevilla.

 

Dolores del Puente

Finalmente, en torno a las 20.30 horas, la cofradía de los Dolores del Puente, al finalizar su ejercicio del Quinario, dará a conocer el cartel que ilustrará el 25º aniversario de la bendición del Santísimo Cristo del Perdón, obra de Suso de Marcos (1987). El acto tendrá lugar en la iglesia de Santo Domingo.

El cartel es obra del pintor y cofrade de los Dolores, José Antonio Jiménez Muñoz. Le antecederá un concierto de marchas procesionales a cargo de la banda de cornetas y tambores Nuestra Señora del Carmen, formación que marchará en la Cruz Guía en la salida del Lunes Santo tras el cese de actividad de la banda de Fusionadas, que es la que tradicionalmente abría la procesión de Dolores del Puente. El cartel será presentado por el Redactor Jefe de El Cabildo, Alejandro Cerezo.

Publicado en Málaga

Las Reales Cofradías Fusionadas vivirán la próxima Semana Santa un estreno muy especial, y es que, el Señor de  Azotes y Columna procesionará en un nuevo trono la tarde del Miércoles Santo. Pero no habrá que esperar hasta entonces para poder disfrutarlo ya que el próximo día 17 de marzo a las 20:00 horas,  la Parroquia de San Juan Bautista acogerá la presentación de la nueva pieza, diseñada y ejecutada por el maestro Juan Carlos García Díaz en su taller gaditano de San Fernando. El trono es una donación del grupo de trabajo de la mayordomía coordinada por el Manuel Evaristo Díez Alcaraz.

Como ya se dio a conocer hace meses, el diseño del nuevo trono lo inspira la propia Catedral de la Encarnación de Málaga. La orfebrería está siendo realizada en el taller de Aragón y Pineda, de la localidad granadina de Motril.

Publicado en Málaga

El cese temporal de la actividad musical de la banda de cornetas y tambores de Fusionadas ha originado diversos cambios en los acompañamientos musicales en el seno de cuatro hermandades. El hueco dejado por los 'plumeros rojos', con más de 30 años de historia, ya ha sido cubierto en las cofradías de Huerto, Dolores del Puente, Rocío y en la propia Fusionadas.

Así, Dolores del Puente ha confirmado la contratación de la banda de cornetas y tambores de Nuestra Señora del Carmen para los próximos cuatro años. La formación musical irá abriendo el cortejo y tocará como marcha de apertura Cristo del Perdón (José Fernando Jurado Heredia, 1993), desde el interior de Santo Domingo, como es tradición en la corporación dominica cada Lunes Santo. La banda de Fusionadas llevaba más de 25 años formando parte de la comitiva de la hermandad perchelera. La cofradía seguirá realizando el cambio de banda una vez que el Cristo baje por Mármoles y se adentre en el Llano de Doña Trinidad. En este punto, la banda de música de Miraflores-Gibraljaire dejará su lugar a la banda de cornetas del Carmen que tocará tras el Cristo del Perdón. La banda de música de la Esperanza irá tras la Virgen de los Dolores.

Asimismo, la banda perchelera también acompañará al Señor de la Exaltación, titular de las Reales Cofradías Fusionadas. El contrato es por un año. Otra hermandad que se ha visto obligada a contratar a una banda ha sido el Huerto, ya que Fusionadas era la encargada de abrir el cortejo. Este año lo hará en su lugar la banda de cornetas y tambores de Nuestro Padre Jesús Nazareno -Los Moraos- de Almogía, según confirmó a El Cabildo, el hermano mayor de la corporación, Jesús Morente.

Además, la Cofradía del Rocío también estrenará banda en la cabeza de procesión. La formación musical elegida es la de Santa María de la Victoria, lugar que ocupaba Fusionadas. El contrato no está firmado aún ya que la hermandad sigue inmersa en un proceso electoral, que se tendrá que repetir, según dictó el Obispado. El comisario de la cofradía elegido, Carlos Ismael Álvarez, se ha reunido con un grupo de hermanos para tomar algunas decisiones previas a la Cuaresma y necesarias de cara a la procesión de Semana Santa. En los próximos días, se firmará los contratos con las bandas de música que ya estaban gestionadas por los hasta ahora responsables de la cofradía. Tras el trono del Nazareno de los Pasos en el Monte Calvario irá la agrupación musical de la Vera-Cruz de Campillos, y tras el trono de la Virgen del Rocío, la banda de música de Nuestra Señora de la Paz, que en años anteriores ha acompañado en el Martes Santo a la Virgen de las Penas.

Publicado en Málaga
El camino ha sido largo y tortuoso, pero definitivamente las bandas de cornetas y tambores han conseguido los permisos para poder realizar sus ensayos en la vía pública. Antes del verano, el Ayuntamiento realizó la modificación de la norma que regula esta actividad, la famosa ordenanza de Ruídos, pero hasta esta última semana del 2011 no ha cursado los permisos necesarios.

El lunes 26 de diciembre marca un punto de inflexión en la historia de la música procesional malagueña. La Junta de Gobierno Local aprobó el viernes 23 de diciembre, conceder autorización para ensayar en la calle a partir de la citada fecha.

A lo largo de más de una década en una incómoda alegalidad, que ha supuesto decenas de sanciones administrativas, tan sólo seis bandas han conseguido sobrevivir a la travesía del desierto. En la capital malagueña llegaron a convivir hasta nueve en distintas etapas. De hecho, la formación más antigua después de Bomberos, la banda de las Reales Cofradías Fusionadas, anunció hace pocas semanas su desaparición. Se fundó en 1980 y había sobrevivido a numerosas crisis internas y externas. Los problemas administrativos han pesado como losas para el colectivo en general y finalmente, Fusionadas se ha ahogado en la orilla cuando la solución del problema ya se vislumbraba. Hay quien apela a un posible regreso más pronto que tarde, pero en 2012 no tocarán en Semana Santa. Por el camino también se quedó otra formación histórica, como era la del Puerto de la Torre. Y otra de más reciente creación, pero ya habitual cada Semana Santa en el último lustro, como Lágrimas de San Pedro.

La disposición de los lugares de ensayo queda del siguiente modo. La banda de cornetas y tambores de la Estrella lo hará en el Paseo de los Curas; la de la Esperanza, en el campo deportivo del instituto Santa Rosa de Lima (calle Argentea nº 3); mientras que las formaciones musicales de Santa María de la Victoria y de San Lorenzo Mártir, en la explanada de Martiricos, donde antiguamente se instalaba el rastro. Bomberos seguirá ensayando en el propio parque del Cuerpo, pero siguen a la espera de autorización oficial, tras realizarse recientemente los últimos estudios de niveles acústicos. La banda del Carmen ya tenía su permiso para ensayar en el polígono de San Rafael.

Las autorizaciones estipulan que las bandas deberán ensayar con el mismo número de miembros con el que lo hicieron durante la valoración de ruido realizada, además de hacerlo en el lugar indicado y con la imposibilidad de que coincidan dos bandas simultáneamente.

El Ayuntamiento matiza que la autorización se otorga limitando su alcance exclusivamente a la incidencia que en materia de contaminación acústica pueda derivarse de la realización de los ensayos musicales para los que se solicita autorización, sin que, en consecuencia, dicha autorización ampare otros permisos o licencias que deban ser expedidas por otras Áreas de la Corporación que por razón de la materia sean de su competencia.

En caso de nuevas denuncias vecinales, la autorización quedará en suspenso cautelarmente hasta que no se compruebe la veracidad de aquéllas mediante las mediciones acústicas pertinentes. Si de la valoración de las mismas resultase 'contaminación acústica', la presente autorización quedará sin efecto. A lo largo del último año, todas las bandas han participado en numerosos controles acústicos para localizar los enclaves óptimos para poder tocar en la vía pública cumpliendo con la legalidad vigente.

Publicado en Málaga
Domingo, 04 Diciembre 2011

Foco musical

Parece que en los últimos tiempos en nuestra ciudad, las bandas estan dejando de ser formaciones musicales, para convertirse en cadáveres a los que las instituciones no han intentado medicar previamente para ser salvadas. Siempre fue más facil observar que actuar, y este procedimiento, se convierte en una habitualidad.

El consistorio, así lo muestran muchas de las noticias publicadas, no ha terminado de acceder a las necesidades de las bandas, y así la ayuda por parte de los políticos ha sido mínima pero, ¿ayudan las cofradías?

Fusionadas ha sido durante un tiempo largo sello inconfundible dentro del mundo de las cornetas y tambores en España, por lo que era un auténtico abanderado de Málaga por todo el país. Su cese de actividad ha sido un palo durísimo para los que hemos podido disfrutar de momentos brillantes de los plumeros rojos desfilando por la calle San Juan.

Pero mi mayor duda reside en si las Cofradías Fusionadas han hecho todo lo posible por que esto no ocurriera. Desde el exterior, creo que la corporación no se ha movilizado lo suficiente para evitar este triste desenlace, porque aunque no dudo de que han intentado que esto no ocurra, no han movido los suficientes hilos mediáticos que siempre ayudan en últimas estancias.

Foco por esta triste desaparición, esperemos que sea la última, al menos sabemos que esta Cuaresma, en plena campaña para los partidos, todo será marvilloso y la música no molestará a nadie.

Publicado en ¿Cirio o foco?
Jueves, 10 Noviembre 2011

De vuelta a La Trinidad

Se marchó en junio y vuelve cinco meses después. El Señor del Santo Traslado, imagen que gubiara Pedro Moreira López en 1949, regresa restaurado a la parroquia de San Pablo. El veleño Israel Cornejo ha sido el encargado de llevar a cabo los trabajos que se han centrado en mejorar el estado de la imagen que estaba deteriorada.

El sábado 19 de noviembre, la imagen estará expuesta en el altar del templo, durante la celebración de la sabatina, que comenzará a las 19:00. Una vez finalice la misma, la imagen volverá a su capilla. Los trabajos han consistido en una limpieza de la policromía y la eliminación de grietas que recorrían varias partes de la talla, sobre todo por la espalda y que preocupaba en el seno de la hermandad.

El hermano mayor de la corporación, Ricardo Delgado, se mostró tajante al explicar que el Cristo viene "tal y como se fue, no ha suf Asimismo, Delgado se mostró satisfecho por el trabajo realizado. "Esto supone completar un proyecto que se inició con la ejecución del trono por parte de Rafael Ruiz Liébana, la ejecución del grupo escultórico y con la restauración del Señor", ambos trabajos realizados por Cornejo.

 
Vera+Cruz

El pasado 22 de octubre, una representación de la hermandad  de Fusionadas encabezada por el hermano mayor, Eduardo Rosell, visitó el taller del profesor Juan Manuel Miñarro, donde se comprobó el estado de la restauración del Santísimo Cristo de la Vera+Cruz.

La restauración se esta llevando a cabo de una manera lenta, ya que se esta intentando rescatar toda la policromía del siglo XVII existente. Igualmente, toda la morfología esta ya acabada. Los cofrades de Fusionadas mantuvieron una conversación con Juan Manuel Miñarro en cuanto a fecha de terminación. Fusionadas confirmó en su cuenta de Twitter @rcfusionadas que la presentación del Cristo será el día 9 de marzo de 2012.

Publicado en Málaga

Canales

Cofradías Bandas Descargas

Servicios

Teléfonos Diccionario Farmacia C. Cofrade Callejero Museos Enlaces

El tiempo en Málaga