Lunes, 24 Septiembre 2018 | Actualizado 02/09/18

Faltan
202 
días para el Domingo de Ramos
Ir a calculadora
×

Error

Cannot retrive forecast data in module "mod_sp_weather".

La junta de gobierno de la Agrupación de Cofradías aprueba en sesión ordinaria la modificación del Recorrido oficial de la Semana Santa de Málaga de cara a la próxima edición del 2019. La propuesta contó con el respaldo de 36 de las 41 hermandades agrupadas, que suponen el 87,8%. Por orden de salida, las cofradías de El Rico, Expiración, Zamarrilla, Esperanza y Dolores de San Juan votaron en contra. Desde San Julián anuncian que "durante las próximas semanas se irá activando escalonadamente un programado plan operativo que de manera integral, en estrecha colaboración con instituciones públicas, entidades empresariales y sectores sociales en general, irá acometiendo las pertinentes acciones de modificación del recorrido oficial, teniéndose una especial atención con el público abonado de sillas y tribunas".

El nuevo Recorrido oficial tiene una longitud de 1.200 metros, por los 800 metros que sumaba el  histórico trazado de la Alameda-Larios-Tribuna. La nueva propuesta incluye cinco curvas frente a la única de la rotonda del Marqués de Larios, sin contar en ninguno de los dos casos las maniobras de acceso y salida. Esto significa que cabrían hasta tres cortejos dentro del Recorrido oficial. El aforo de sillas y tribunas será similar al actual, según la Agrupación de Cofradías y rondará las 24.000 localidades.

 

Descripción textual del nuevo trazado que realiza la Agrupación de Cofradías

· Plaza de la Constitución. Será el punto de inicio del recorrido oficial, accediendo las cofradías a ella por las calles Cisneros/Especerías o Granada. En la plaza se instalará una tribuna oficial, alineada con la fuente de los Cines/Genoveses y con un tamaño muy inferior a la anterior, en la cual se seguirá solicitando la tradicional venia por parte de las corporaciones nazarenas.

· Calle Larios. Como en casi todo el recorrido oficial, mantendrá el planteamiento de recorrido cerrado (vallado). Reducirá su aforo de sillas y tribunas actual un 30% al crearse pasillos de acceso traseros desde las fachadas de ambos laterales y aumentarse las dimensiones de los cruces.

· Calles Martínez, Atarazanas y Torregorda. Con estas vías se generan nuevos espacios en el recorrido oficial, manteniendo las mismas condiciones de distribución de sillas y pasillos de acceso.

· Alameda. Su futura nueva configuración urbana permitirá la eliminación de las tribunas habituales, disponiéndose de sillas a pie de calle y acerado, lo cual permitirá una mayor visibilidad de las procesiones por parte del público general.

· Plaza de la Marina. El cambio de ubicación del monumento del Marqués de Larios, escorándose más hacia la calle Larios, elimina la tradicional rotonda y por consiguiente la Alameda aboca de una manera más directa con la Plaza de la Marina, cuya mediana será retirada. Unas tribunas situadas en el lado sur generarán una fachada para cambiar la sección de la plaza y abrigar el paso de las procesiones y al público abonado y general.

· Calle Molina Larios. Es el final del recorrido oficial. Alternará filas de sillas y palcos entre los naranjos actuales, todo ello con un perfil bajo para permitir una visión clara del entorno catedralicio. A partir de este punto, para regresar a sus lugares de origen, las cofradías tendrán las alternativas de acceder a través de la calle Strachan, Plaza del Obispo o Postigo de los Abades.

· Estación de penitencia en la Catedral. Concluido el Recorrido oficial a mediación de la calle Molina Larios, las cofradías que opten por hacer estación de penitencia en la Catedral harán su acceso a la misma a través de la Puerta del Sol del templo, sita en Postigo de los Abades. Para ello se habilitará una rampa provisional, de tal manera que los cortejos procesionales, una vez atravesada la Vía Sacra, saldrán por la Puerta del Patio de los Naranjos.

Publicado en Málaga

La Agrupación de Cofradías ha confiado en el pintor José Antonio Jiménez (Benalmádena, 1978) para que realice el cartel que sirva para anunciar la Semana Santa de 2019. Su elección era esperada y merecida, vista su prolífica obra, que le ha servido para demostrar su capacidad creativa. Su nombre se encontraba en las quinielas en los últimos años y ahora le ha llegado su momento.

Su obra destaca por contar con una base clásica del realismo, sin obviar otras técnicas como el dripping –modalidad de la pintura abstracta que forma una imagen a través de gotas de pintura- o la tinta plana –mancha de color sin volumen-. Lleva más de dos décadas realizando trabajos y en los últimos cinco no ha parado de producir, sobre todo carteles para las cofradías de la capital y de fuera. Sus pinturas no pasan desapercibidas, las dota de personalidad con pinceladas llena de significado y colores propios e identificativos de la imagen que representa. La rotulación es otra de sus bazas, con unas letras muy personales que se hacen presentes a lo largo de su producción. Ha realizado obras para ocupar capillas, como la de la Virgen de los Remedios o la Virgen de la Cruz, patrona de Benalmádena. También para estandartes, como las pinturas de la Hermandad de Pasión, y ha diseñado piezas, como los arbotantes para el trono del Cristo del Perdón. Además resalta en el apartado floral. Para muestra, las piñas bicónicas que luce cada Lunes Santo la Virgen de los Dolores del Puente.

Actualmente, Jiménez es vestidor de la Virgen de los Dolores del Puente, además de albacea. Se licenció en Bellas Artes por la Universidad de Granada. La transformación artística del cofrade ha sido brutal, todo ello sin perder calidad en sus obras, desde aquellas primeras, como el cartel que pintó para anunciar la coronación canónica de la Virgen del Carmen (2004) o su obra dedicada a la Virgen de las Penas. Desde entonces la confianza depositada en él ha sido plena, no solo por las cofradías, sino por la propia Iglesia, como la pintura que hizo para el templo de San Miguel de Guadix, de seis metros de ancho por cuatro de alto. Jesús Castellanos ya confió plenamente en él para la coronación canónica de la Virgen de los Dolores del Puente, con la ejecución de dos cuadros que se colocaron en el altar efímero que se estableció en la Catedral, y que sirvieron para reflejar a Santo Domingo y a San Juan Bautista. Asimismo, la Agrupación de Cofradías se fijó en él para reabrir el Museo Jesús Castellanos con la muestra 'Preludio sacro', con las obras más destacadas de Jiménez.

Publicado en Málaga

El melón del nuevo Recorrido se abrió durante el mandato de Eduardo Pastor, auspiciado por el hermano mayor de la Sagrada Cena, Rafael López Taza. Tras la celebración de la Mater Dei, en septiembre de 2013, López Taza supo trasmitir sus inquietudes a algunos hermanos mayores e inició una guerra de guerrillas para ir sumando convencidos a su plan. Poco a poco lo fue consiguiendo hasta las elecciones presidenciales de 2015. Tanto Atencia como Pastor incluían en sus proyectos estudiar mejoras para el Recorrido oficial, las cuales nunca llegaron, todo lo contrario. Si bien, desde la Mater Dei se empezaron a idear opciones para cambiar de Recorrido oficial, con el principal objetivo de llegar a la Catedral, como era el anhelo de López Taza y tal y como proponía el llamado 'Proyecto Centenario', presentado en esas fechas a la Agrupación y que se sumó a un incipiente debate. Pablo Atencia capitaneó el proyecto desde su elección como presidente y, después de varios años de trabajo, este 2 de agosto de 2018, la junta de gobierno de la Agrupación de Cofradías ha aprobado un cambio de Recorrido oficial con el respaldo de 36 de las 41 cofradías agrupadas. Desde San Julián resumen este camino con la siguiente cronología de hechos que se reproduce de forma textual a continuación.

 

El proyecto de posible modificación del recorrido oficial de nuestra Semana Mayor ya estaba contemplado en el programa electoral por el que el actual presidente de la Agrupación de Cofradías, Pablo Atencia, concurrió a las elecciones de junio de 2015 obteniendo el refrendo mayoritario de la institución.

Nada más iniciarse el nuevo periodo de gestión agrupacionista 2015-2018 , entre finales de 2015 y principios de 2016, la Comisión de Horarios/Itinerarios, presidida por el cofrade José María Souvirón, mantiene dos reuniones iniciales con todos los representantes de las hermandades y personas interesadas en general para hacer una toma de contacto sobre las inquietudes al respecto de la posibilidad de modificar el recorrido oficial de la Semana Santa, lográndose una gran afluencia de asistentes a ambas convocatorias.

El 17 de febrero de 2016 tiene lugar en la sala capitular de la sede de la Agrupación de Cofradías una sesión expositiva de cinco propuestas públicas de proyectos de nuevo recorrido oficial, cuyos propios promotores/presentadores (Jaime Pérez Bryan, Rafael Pareja, Alejandro Postigo, José Manuel Leiva y Francisco Cobos) tuvieron la debida atención por parte de varios miembros de la Junta de Gobierno y cofrades en general. A dichas propuestas fue añadido un proyecto más. El que ya estaba en poder de la Agrupación, obra del hermano mayor de la Cena, Rafael López Taza. En las seis propuestas en cuestión se puso de manifiesto el gran trabajo realizado y la deferencia de sus autores en que ellas fueran entregadas a la institución para que constituyeran fuente y base documental de futuros estudios, sin solicitar nada a cambio, generosidad ésta que fue agradecida in situ por los representantes de la Agrupación asistentes a la sesión. A partir de entonces se empiezan a estudiar los seis proyectos presentados.

El 24 de febrero de 2016 celebra sesión la Junta de Gobierno de la Agrupación y el presidente de la Comisión de Horarios e Itinerarios, José María Souvirón, informa de las reuniones habidas días atrás sobre la posibilidad de modificar el recorrido oficial. Dado el gran interés que el tema había despertado en dichas convocatorias, se acuerda seguir avanzando en el estudio y elaboración de un hipotético proyecto, sumándose a la referida comisión Rafael López Taza, todo ello con plena legitimación y potestad del órgano de gobierno agrupacionista.

Durante las reuniones preparatorias de la Semana Santa de 2016 celebradas entre la Comisión de Sillas/Tribunas de la Agrupación de Cofradías y las distintas instancias municipales implicadas, significados dirigentes del Ayuntamiento (Urbanismo, Seguridad, Vía Pública, Movilidad, etc.) ponen de manifiesto la necesidad de actualizar cuanto antes el recorrido oficial procesionista de cara a garantizar una mayor seguridad y mejor compatibilidad ciudadana.

Transcurrida la Semana Santa de 2016, dado que las dificultades para cuadrar los horarios e itinerarios procesionales se hacían cada vez mayores y que las autoridades competentes en materia de seguridad ciudadana seguían exigiendo un más amplio cumplimiento de normas y medidas al respecto, el nuevo curso cofrade 2016/2017 prioriza en la Agrupación la necesidad de estudiar una posible modificación del recorrido oficial. A partir de entonces se empiezan a tener las primeras reuniones de trabajo al efecto con hermanos mayores, tanto a nivel individual como colectivo, según los días de la Semana Mayor. Tales reuniones han venido siendo una constante permanente hasta los momentos actuales (junio de 2018), habiéndose celebrado más cien.

Las reuniones preparatorias de las Semanas Santa de 2017 y 2018 con las instituciones públicas oficiales sigue teniendo como común denominador la apremiante necesidad de garantizar cuanto más se pueda la seguridad ciudadana. A ello se añade la creciente problemática de ajustar el programa de horario/itinerario procesional, el cual cada año continúa generando más dificultad y controversia. Ante ello, a partir de 2017 las dos comisiones agrupacionistas con mayor responsabilidad en la organización/celebración de la Semana Mayor (Sillas/Tribunas y Horarios/Itinerarios) estrechan colaboración y se potencian con los servicios especializados del estudio de arquitectura del experto José Manuel Ruiz Luque. Igualmente se incrementan las reuniones con los organismos públicos competentes en la celebración de la Semana Mayor.

A principios de 2017 se realiza a iniciativa de la Comisión de Sillas/Tribunas, presidida por Pedro Ramírez, hermano mayor de Estudiantes, y gerenciada por el cofrade Enrique Carrillo, una planimetría ocupacional urbana del tradicional recorrido oficial que pone rigor y punto de partida para un futuro proyecto en cuestión. Además, en base a los seis estudios ya existentes y a las continuas reuniones habidas con las cofradías y con las instancias competentes en la celebración de nuestra Semana Santa (Diócesis, Ayuntamiento, Junta de Andalucía y Subdelegación del Gobierno), a principios de 2018 ambas comisiones (Sillas/Tribunas y Horarios/Itinerarios) inician los trabajos en común del proyecto de modificación del recorrido oficial.

En julio de 2018, con el arranque de un nuevo trienio de gobierno en la Agrupación de Cofradías, renovada la presidencia por Pablo Atencia, se crea la Comisión de Recorrido Oficial que, bajo la tutela de Pedro Ramírez, vice-presidente 2º de la institución, y la labor de interventor de Enrique Carrillo, es presidida por Rafael López Taza, siendo su vice-presidente Juan Manuel León Chamizo, hermano mayor de Salesianos. José María Souvirón continúa al frente de su responsabilidad como presidente de la Comisión de Horarios/Itinerarios y Leopoldo Guerrero, hermano mayor de Viñeros, es nombrado nuevo presidente de la Comisión de Sillas y Tribunas.

10º Después de numerosas reuniones de trabajo mantenidas desde principios de 2018 entre las comisiones agrupacionistas de Sillas/Tribunas y Horarios/Itinerarios, en las cuales se ha ido haciendo una labor estratégica de continuo seguimiento operativo y desarrollo del proyecto en cuestión hasta su conclusión, la primera actividad de la renovada Agrupación de Cofradías tras las elecciones del 6 de junio pasado tiene lugar al mes siguiente (9 de julio) para presentar el estudio realizado a los hermanos mayores y dos días después hacer lo propio con los medios de comunicación de la ciudad.

11º Durante el mes de julio de 2018 todas la corporaciones nazarenas, tras petición acordada por la institución de San Julián, someten a la valoración de sus oportunas instancias orgánicas el proyecto de modificación del recorrido oficial, de tal manera que en una inmediata Junta de Gobierno agrupacionista pueda ser objeto de la pertinente aprobación, siempre y cuando que éste obtenga una mayoría cualificada.

12º El 2 de agosto de 2018 es aprobado en sesión ordinaria de la Junta de Gobierno de la Agrupación de Cofradías el proyecto de modificación del recorrido oficial de la Semana Santa elaborado conjuntamente por las Comisiones de Recorrido Oficial, Horarios/Itinerarios y Sillas/Tribunas.

Publicado en Málaga
Jueves, 02 Agosto 2018

Una Semana Santa peor

El nuevo Recorrido oficial que plantea la Agrupación de Cofradías dibuja una Semana Santa, sencillamente, peor que la actual. El proyecto plantea mejoras interesantes y necesarias que son aplicables al trazado actual, donde cada año se viven situaciones grotescas, principalmente por la dejación institucional que ha venido existiendo. El nuevo proyecto habla de mejorar la accesibilidad, visibilidad, seguridad; tres realidades que urgen. Sin embargo, con la nueva propuesta, parece que sólo se responde a mejoras de los abonados de las sillas (y, con todo, está por ver), pues el escenario que la laberíntica propuesta de Recorrido oficial deja libre para ver procesiones a pie de calle queda reducido a la mínima esencia, algo especialmente acusado en un casco histórico tan pequeño como el de Málaga.

El respaldo a la nueva propuesta parece incuestionable pero unanimidad no existe. Algunas cofradías entienden que el nuevo Recorrido oficial les perjudicaría. Quizá también han realizado una lectura más allá de sus intereses particulares y consideran que supondría un paso atrás para la Semana Santa de Málaga. ¿Todas las cofradías han realizado este ejercicio o sólo han valorado intereses particulares? Como sea, algo innegociable es que la Agrupación de Cofradías debe garantizar el derecho de sus entidades miembros, por encima del número de sillas u otros debates que pueda generar cualquier cambio de recorrido.

Pero la Semana Santa está por encima de cualquier Recorrido oficial y la propuesta que la Agrupación de Cofradías pretende aprobar privatiza gran parte del centro de Málaga y limita las opciones del ciudadano para ver procesiones a pie de calle. Además de mutilar un elemento identitario como es el trazado histórico, sin el intento siquiera de mejorarlo. Lejos de generar nuevos espacios, la propuesta que hay sobre la mesa clona itinerarios. Habla de permeabilidad sin tener en cuenta los tapones que se generarían en las estrechas calles de Cisneros y Especería, así como sus aledaños y en el entrono de la Catedral; inicio y final del Recorrido oficial. Estos enclaves, hasta ahora amables para el ciudadano que busca procesiones a pie de calle, quedarían colapsados, cuando no aforados. ¿Qué calles del centro quedan libres para ver procesiones? ¿Qué ofrecería cada jornada en sus horas centrales si hasta tres cofradías coincidirían dentro del Recorrido oficial? Nos encaminamos, creemos, a una Semana Santa peor. Ojalá nos desdigamos; no nos pesaría.

Publicado en Opinión / Editorial

Es indudable el revuelo que está causando en Málaga la única propuesta de nuevo Recorrido oficial que desde la Agrupación de Cofradías se ha lanzado en las últimas semanas a la opinión pública. Se ha suscitado el lógico debate entre los que están a favor del mismo por un lado y, por otro, los que prefieren que se quede como está o como mucho sufra pocas variaciones esenciales. Dichas discrepancias se han planteado sobre cuestiones técnicas y también emotivas y en ambos casos, tratando de buscar adhesiones a las respectivas posturas.

Se ha ido asimilando por todos que era una decisión que debían tomar las cofradías mediante una votación en la que se adoptaría la opción mayoritaria, a favor o en contra, del Recorrido oficial propuesto. De hecho, se ha ido informando sucesivamente al efecto sobre el número de cofradías proclives al nuevo recorrido, ya sea las posturas iniciales de sus hermanos mayores o bien tras el resultado de los cabildos respectivos celebrados en algunas hermandades.

Sin embargo, no ha sido tan clara la Agrupación a la hora de determinar qué mayoría concreta de votos eran necesarios. En algunos momentos y por distintas fuentes de la Institución se ha dicho que tres quintos, dos tercios e incluso sólo mayoría absoluta.

En elcabildo.org se acaban de publicar dos informaciones en relación al tema de la mayoría necesaria para aprobar el nuevo recorrido. En ambos se introduce la tesis de que sería necesaria la unanimidad de los miembros (cofradías) del colectivo para sacar adelante el proyecto de nuevo Recorrido oficial, aunque en el segundo de ellos, el que aporta el informe de don Francisco José González Díaz, se califica como abierto a interpretaciones y el propio autor aclara y razona que su opinión es que es suficiente la mayoría simple.

Conviene aclarar en primer lugar, que en los vigentes Estatutos de la Agrupación de Cofradías, que datan de 1991, no se define el concepto de Recorrido oficial, se alude al mismo en varios preceptos, pero nada se menciona ni sobre su ubicación o trazado o sentido de marcha y mucho menos sobre su punto de inicio o de terminación.

La cuestión no es baladí. Se supone que la característica principal del Recorrido Oficial es que todas las cofradías tienen que pasar por el mismo, pero dicha obligación no se menciona específicamente en los Estatutos. La omisión se resuelve, porque lo que sí señala dicha norma es que la Agrupación aprobará los itinerarios e itinerarios de todas las cofradías, lo que implica que basta con hacerlas pasar a todas por determinadas calles a ciertas horas concretas para que implícitamente tengamos configurado el Recorrido oficial.

Por otro lado, los horarios e itinerarios, según los Estatutos, se acuerdan día por día de la Semana Santa por las respectivas cofradías que procesional en cada jornada, no de una manera global. Pero en la práctica, no porque lo diga norma alguna, todos los itinerarios de cada día pasan por el denominado recorrido oficial.

De todo lo anterior se extraen una serie de conclusiones a tener en cuenta: Que el trazado del actual Recorrido oficial, común a todas las cofradías, no ha sido discutido ni cuestionado en modo alguno por ninguna de ellas en los casi cien años de existencia de la Agrupación, tanto las fundadoras como las que posteriormente se incorporaron, cosa que hicieron con el statu quo del recorrido oficial que conocemos.

Por eso, hasta el punto está asimilado que el recorrido común no puede ser otro que el existente, que ni siquiera se ha estimado necesario incluir en los Estatutos de la Agrupación regla alguna con la definición de su concepto ni la especificación de su trazado.

Es decir, podemos considerar que el actual Recorrido oficial se constituye como una regla notoria y preeminente, que precede incluso a la creación de la Agrupación de Cofradías, es como el escenario aceptado e incuestionable sobre el que desarrollar el Recorrido oficial al que se alude en los estatutos. Es lo que podemos llamar una circunstancia asumida y por lo tanto profundamente consolidada, a la que hay que darle rango “supranormativo” entre las partes implicadas o afectadas. Dicho de otra manera, el actual Recorrido oficial es un elemento configurativo de la Agrupación de Cofradías.

Partiendo pues de la base de que el recorrido tradicional forma parte del conjunto de condiciones sustanciales con las que se funda la Agrupación de Cofradías y por lo tanto son las que se aceptan y asumen por las cofradías incorporadas después, vemos que el mismo está aceptado hasta la fecha de hoy por el 100% de las cofradías agrupadas.

Lo anterior no quiere decir que la Agrupación no sea soberana para cambiar el trazado del Recorrido oficial, pero lo que es indudable es que hay que plantearse qué mayoría de votos es necesaria para cambiar una norma no escrita pero que evidentemente implícita y consustancial a los fines de la institución.

Como señala inicialmente González Díaz en su informe, el canon 119.3 establece que lo que afecte a todos y cada uno debe ser aprobado por unanimidad.

Es evidente que el nuevo trazado y sentido de marcha del Recorrido oficial propuesto, con su entrada y salida en el mismo entorno (es decir, no lineal como el actual), va a favorecer a unas hermandades y a perjudicar a otras, ex novo, es decir introduciendo un cambio sustancial en las condiciones existentes cuando se incorporaron a la Agrupación y que les va a afectar de manera particular. Por lo tanto es claro que ante la naturaleza de la modificación que se quiere introducir es necesaria la unanimidad de todos los integrantes del colectivo.

Podemos invocar también como símil al respecto, lo que dispone el Código Civil sobre la alteración de la cosa común, o la Ley de Propiedad Horizontal respecto de la configuración y modificación de los elementos comunes de los edificios sometidos a dicho régimen, casos en los la ley exige unanimidad.

Pero nuestro admirado compañero y amigo, doctor González Díaz, en su informe manifiesta que en este caso sería de aplicación el canon 119.2, es decir mayoría simple, al razonar que “en este caso concreto hay algo que está por encima de los intereses particulares de las Cofradías Agrupadas, por muy legítimos que éstos sean, y que no es otro que el bien común.” Y añade que “toda vez que hay que tener en cuenta la nueva ordenación del espacio urbano y las necesarias medidas de seguridad que han de adoptarse ante la gran concentración de personas en ese escenario”.

Es evidente que se hace necesario describir en qué consiste el “bien común” al que se alude y en qué sentido el trazado y ubicación del actual recorrido infringe normas o medidas de seguridad pertinentes.

Debemos aclarar aquí una cuestión fundamental: no es lo mismo Recorrido oficial, su trazado, que sillas y tribunas o la ubicación y número de éstas últimas en aquél.

La primera cuestión es plantearse si el actual recorrido es o no inseguro o infringe alguna norma sin sillas y sin tribunas. La segunda cuestión, una vez salvada la primera, es determinar cuántas sillas y tribunas caben respetando todas las normas y medidas de seguridad aplicables. Si el resultado es inferior a las existentes en la actualidad, tendremos un problema de número de sillas que admite el actual recorrido, pero no un problema de seguridad, en abstracto, con el trazado y configuración del recorrido en sí.

Con base en lo anterior y salvada la cuestión de que el trazado por sí mismo no es inseguro, estaremos todos de acuerdo con que un problema con la disminución del número de sillas y con los derechos de los abonados a las mismas (en número muy inferior al de sillas, por cierto), no puede estar por encima de los derechos de las cofradías agrupadas, ni alcanzar la configuración de “bien común”, pues sólo se nos ocurre como tal, la recaudación que se obtiene por la venta de abonos que, lógicamente, se vería en su caso adaptada a una nueva limitada oferta, con lo que ese bien común económico estaría siempre salvaguardado.

En definitiva, entiendo que dadas las circunstancias y la trascendental naturaleza del cambio de ubicación del recorrido oficial, se precisa la unanimidad de todas y cada una de las cofradías para ser aprobado como, por cierto, ha ocurrido siempre en el pasado cuando, por ejemplo, se suprimió del Recorrido oficial la plaza del Siglo.

 

· Rafael López Serralvo es abogado y cofrade.

Publicado en Opinión / Tribuna

Tras publicar elcabildo.org que el Derecho Canónico podría exigir unanimidad en el Recorrido oficial, el jurista Francisco José González Díaz recibe una consulta ante la histórica votación que se realizará este 2 de agosto. En primera instancia, este medio publica por error que el encargo llega de la Agrupación de Cofradías pero lo realiza un grupo de cofrades. “Parece, por tanto, que, en principio, podría ser exigible la unanimidad para adoptar un acuerdo de esta naturaleza”, explica el asesor jurídico del Obispado de Málaga desde 1993 y del departamento de Piedad Popular de la Conferencia Episcopal Española (2002). No obstante, realiza otra interpretación de la norma: “a mi entender, sería más correcto aplicar el canon 119.2 que determina que cuando se trate de otros asuntos, es jurídicamente válido lo que, hallándose presente la mayor parte de los que deben ser convocados, se aprueba por mayoría absoluta de los presentes; si después de dos escrutinios persistiera la igualdad de votos, el presidente puede resolver el empate con su voto”.

Los Estatutos de la Agrupación no recogen una norma específica que regule exactamente lo que se pretende aprobar, según confirma González Díaz en el informe que ha recibido elcabildo.org y que se publica de forma íntegra. Por ello, habría que acudir a una norma superior. En primera instancia, sería a las Bases Diocesanas de Estatutos en su Regla 47.3. Éstas dicen exactamente igual que las Ordenanzas de la Agrupación en lo relativo a los acuerdos de la asamblea: “los acuerdos se adoptarán por mayoría simple de votos presentes”. Pero el Derecho Canónico está por encima y respecto a los actos colegiales afirma que “lo que afecta a todos y a cada uno, debe ser aprobado por todos”.

Si embargo, juristas consultados consideran que la votación del nuevo Recorrido oficial requiere de unanimidad, una interpretación que difiere de la expuesta por González Díaz. “Es decir, si no afecta a todas las cofradías sería suficiente una mayoría cualificada. Pero si afecta a todas, necesariamente se requerirá unanimidad”, explican.

 

Reproducción íntegra del informe realizado a petición de un grupo de cofrades:

CONSULTA SOBRE LA VOTACIÓN DEL NUEVO INTINERARIO  DE SEMANA SANTA DE MÁLAGA

La cuestión que se plantea es sí el nuevo itinerario procesional que se propone para la próxima Semana Santa ha de ser aprobado por unanimidad.

1. Es evidente que la competencia establecer el itinerario procesional la tiene la Agrupación de Cofradías, con la aprobación de la Autoridad eclesiástica (cf. art. 81.1 de las Ordenanzas de la Agrupación y canon 944 § 2)

2. Para saber cómo se adopta dicho acuerdo, acudimos en primer lugar a las vigentes Ordenanzas de la Agrupación de Cofradías, en cuyo artículo 37.3 se estableces que: En todo cabildo los acuerdos se adoptarán por mayoría simple de votos presentes.

3. Únicamente las Ordenanzas de la Agrupación en su artículo 91.7, refiriéndose a la reforma estatutaria, exige el voto favorable de los dos tercios de los asistentes, siempre que estén representadas el 75 % de las HH. y CC. agrupadas.

4. Sin embargo, el artículo 119 de las Ordenanzas establece que “En cualquier asunto no previsto en estas Reglas podrá tomarse acuerdo en sesión de Asamblea General”, que a mi juicio nos llevaría a lo previsto en el artículo 37.3, o sea acuerdo adoptado por mayoría simple de votos presentes.

5. Aún así, sí nos empeñamos, en que al no existir una norma específica que regule exactamente lo que se pretende aprobar, tendríamos que acudir a ver qué nos dice la norma superior (conforme prevé el artículo 2º de las meritadas Ordenanzas).

En este sentido las Bases Diocesanas de Estatutos en su Regla 47.3, dicen exactamente igual que las Ordenanzas de la Agrupación: En todos los cabildos los acuerdos se adoptarán por mayoría simple de votos presentes.

No obstante, el canon 119.3 dispone “mas lo que afecte a todos y a cada uno, debe ser aprobado por todos”.

6. Parece, por tanto, que, en principio, podría ser exigible la unanimidad para adoptar un acuerdo de esta naturaleza.

Sin embargo, a mi entender, sería más correcto aplicar el canon 119.2 que determina que “cuando se trate de otros asuntos, es jurídicamente válido lo que, hallándose presente la mayor parte de los que deben ser convocados, se aprueba por mayoría absoluta de los presentes; si después de dos escrutinios persistiera la igualdad de votos, el presidente puede resolver el empate con su voto”.

Y ello porque en este caso concreto hay algo que está por encima de los intereses particulares de las Cofradías Agrupadas, por muy legítimos que éstos sean, y que no es otro que el bien común. Lo mejor para todos, aunque alguno piense que le afecta de forma particular. Toda vez que hay que tener en cuenta la nueva ordenación del espacio urbano y las necesarias medidas de seguridad que han de adoptarse ante la gran concentración de personas en ese escenario.

Por último, siendo en esta materia la competencia de la Agrupación una competencia delegada, puesto que es al Obispo diocesano a quien corresponde en exclusiva dar normas sobre las procesiones, mediante las cuales se provea a la participación en ellas y a su decoro (cf. canon 944 § 2), se podría consultar su parecer antes de tomar una decisión, a través de su Delegado.

 

FE DE ERRATAS. En primera instancia, este medio publica por error que el jurista Francisco José González Díaz recibe el encargo de la Agrupación de Cofradías pero lo realiza un grupo de cofrades. A las 2.30 horas del jueves 2 de agosto, la redacción de elcabildo.org recibe este correo del autor del informe al que damos difusión textual por petición expresa:

Buenas noches
En relación con la noticia que estáis difundiendo sobre el asunto de referencia, resulta que estáis haciendo uso de un informe que ni os he facilitado, ni os he pedido, ni sobre el que me habéis consultado.
En este sentido, quiero que desmintáis los titulares que estáis empleando ya que no se corresponden con la realidad, toda vez que el informe en cuestión no me lo ha pedido la Agrupación de Cofradías, sino unos cofrades en particular que me hicieron una consulta al respecto.
En resumen, mi opinión, para que la Agrupación pueda aprobar la modificación que se pretende precisa contar, exclusivamente, con la mayoría simple de votos presentes, como así lo determinan sus Ordenanzas y también lo disponen las Bases Diocesanas.
El Derecho Canónico soló se aplica en defecto de norma; y, existiendo la misma, no es de aplicación al caso que nos ocupa
Agradeceré la inmediata publicación de esta nota aclaratoria 
Saludos 

Publicado en Málaga

A pocas horas de una junta de gobierno de la Agrupación de Cofradías que puede cambiar el futuro de la Semana Santa de Málaga, nadie sabe la mayoría que será necesaria para que la propuesta de nuevo Recorrido oficial salga adelante. Pese a las voces del mundo cofrade que se manifiestan contrarios al cambio, parece que el respaldo entre las cofradías agrupadas es mayoritario, pero no unánime. El Derecho Canónico expresa de forma clara cómo actuar ante actos colegiales de esta índole, siempre que los Estatutos no dispongan otra cosa, y podría exigir unanimidad para cambiar el Recorrido oficial. Así, el artículo 119 del capítulo Tercero, referido a las personas jurídicas, determina que -ante decisiones de este calado- si “afecta a todos y a cada uno, debe ser aprobado por todos”.

Un cambio del Recorrido oficial como el que pretende realizar la Agrupación de Cofradías afecta a todas las entidades miembros, pues condiciona su principal razón de ser que es la estación de penitencia anual. Por ello, fuentes especializadas en el Derecho Canónico consideran que esta votación debe regularse según lo dispuesto en el citado artículo. Por su parte, desde la Agrupación de Cofradías no confirman la mayoría que exigirán en la votación para dar por válido el nuevo Recorrido oficial. Fuentes agrupacionales se remiten a las palabras del presidente, Pablo Atencia, en la presentación del proyecto, que señaló que se determinará “una mayoría muy holgada”.

En virtud de esta realidad, en caso de salir adelante la votación sin unanimidad (o sin ningún voto en contra, según matizan las mismas fuentes), cualquier cofradía agrupada podría recurrir la decisión ante el Obispado de Málaga. La organización de la Semana Santa es una potestad delegada por parte del obispo a la Agrupación de Cofradías. En última instancia, el caso podría llevarse al Consejo Pontificio de Laicos. Ahí radica la cuestión: ¿un nuevo Recorrido oficial afecta a la esencia y al derecho de las cofradías agrupadas? Si es así, debiera existir unanimidad.

Publicado en Málaga

De los 65 minutos que tarda hoy una Cruz Guía en recorrer desde la entrada de la Alameda hasta la Tribuna, a los 110 minutos que ahora empleará desde la firma en ese enclave hasta la torre inacabada de la Catedral. La nueva propuesta de Recorrido oficial supone un aumento del 69% de tiempo en el interior del circuito con respecto al actual trazado. Con la propuesta oficial sobre la mesa, toca dibujar en el mapa dónde y cómo se verían las procesiones.

Casi dos horas dentro de un Recorrido oficial que será un 43% más largo que el actual: pasará de los 800 metros de la Alameda-Larios-Tribuna a superar el kilómetro en la que se avecina (hacia 1’15 km.). Una propuesta que incluye cinco curvas frente a la única de la rotonda del Marqués de Larios, sin contar en ninguno de los dos casos las maniobras de acceso y salida.

En la actualidad, una media de dos hermandades suele albergar el Recorrido oficial de forma simultánea: es decir, cuando una Cruz Guía está entrando a calle Granada, es común que el último trono de la siguiente hermandad ya esté dentro de la Alameda o a punto de hacerlo.

Con la propuesta nueva, un total de tres cortejos podrían caber a la vez dentro del circuito, que en jornadas como la del Lunes Santo y Martes Santo suponen la mitad de la nómina del día. Esto implica una reducción de la oferta de procesiones fuera del Recorrido oficial. Es más, si se ajustan –necesario es- los tiempos de paso de las cofradías, parte de una cuarta comitiva podría tener cabida dentro de este nuevo Recorrido oficial.

La Magna Mariana del pasado mayo pudo servir de experimento para calibrar las consecuencias de que una gran parte de las procesiones participantes de la jornada se encuentre dentro de un recorrido acotado. Consecuencias para el cofrade de a pie, se entiende. Aquel 26 de mayo, en torno a las nueve de la noche, fuera del trazado oficial, el espectador de a pie apenas disponía de propuestas, más allá de amontonarse a la entrada o salida del Recorrido oficial para despedir a las últimas dolorosas que se adentraban o recibir a las primeras comitivas de retorno respectivamente. Comoquiera, se generó una sensación de escasa oferta procesionista que, con la propuesta que va camino de aprobarse, podría volver a producirse en determinados momentos de según qué jornadas.

Publicado en Málaga

Tras muchos meses de reuniones buscando el mayor sigilo posible, y después de no pocas filtraciones, la Agrupación de Cofradías presentó en sociedad este 11 de junio la propuesta de nuevo Recorrido oficial que terminaría con el tradicional eje Alameda-Larios-plaza de la Constitución, un itinerario que data de 1921. El nuevo trazado propone invertir el sentido al paso de las cofradías por la calle Larios y finalizar a pies de la torre manca de la Catedral. Según revela el propio presidente, Pablo Atencia, el plan pasa por votar la propuesta durante el mes de septiembre para poder ponerla en marcha en la Semana Santa 2019. Todo apunta a que saldrá adelante, y hay motivos para la euforia en San Julián. Si bien ya existe una mayoría de cofradías que respalda la propuesta, el mínimo exigible para que se apruebe lo determinará la propia cúpula de la Agrupación. Sabedora de que encontrar la deseada unanimidad será casi imposible, se determinará una mayoría a convenir y se votará.

La propuesta de nuevo Recorrido oficial comienza en la fachada sur de la plaza de la Constitución, lugar al que se accede por Especería o Granada, en este último caso alcanzando la Tribuna por su trasera. La primera curva sería para bajar Larios. El trazado sigue por Martínez, Atarazanas, Torregorda, Alameda Principal, Plaza de la Marina y Molina Lario. Las cofradías saldrían por el Postigo de los Abades o la plaza del Obispo. Si la calle Larios estuviese libre, las últimas de la jornada también podrían salir por la calle Strachan. Este trazado ya cuenta con el plácet municipal y de Palacio, según aseguran desde San Julián. El motivo del cambio radica en que el actual modelo “está agotado en muchos aspectos y es indispensable una revisión para dar solución a las diferentes problemáticas que afectan directamente a las Cofradías como a las inquietudes que demandan los abonados y la sociedad malagueña en general”. Al parecer, una de las inquietudes que existe por parte de muchas cofradías es la de llegar a la Catedral. Cuestionado por elcabildo.org, Atencia prefirió no dar nombres pero afirma que con el cambio de Recorrido algunas cofradías que actualmente no realizan estación de penitencia en el primer templo de la Diócesis, accederían a su interior.

El nuevo trazado suma unos 300 metros más que el actual, que tiene unos 825 metros. Sin embargo, no son metros lineales, pues incorpora hasta cinco curvas. La única que se realiza en la actualidad es la de la rotonda del Marqués de Larios. Esto supone que de los 65 minutos de media que una cofradía invierte actualmente en recorrerlo, pasaría a unos 110 minutos, según detalló el propio responsable de Horarios e Itinerarios, José María Souvirón. Que traducido resulta: dentro del nuevo trazado podrían estar hasta tres cortejos completos. Y en algunos casos y con los tiempos de pasos ajustados a la realidad, hasta parte de una cuarta hermandad.

 

Los orígenes de la Semana Santa de Málaga

Si la historia cofrade de Málaga hunde sus raíces a finales del siglo XV, la Semana Santa que llega a nuestros días pone sus cimientos en 1921, con la fundación de la Agrupación de Cofradías. El actual Recorrido oficial se crea a partir de un itinerario de obligado paso para todas las hermandades agrupadas. Esta fórmula ha sido la desarrollada desde aquel primer año en el que la Tribuna instalada en la plaza de la Constitución sirvió como primer Recorrido oficial.

En la primera década de funcionamiento de la Agrupación, en los años 20 del pasado siglo, va ampliándose paulatinamente ese paso obligado por delante de la Tribuna de la plaza de la Constitución, para ir ganando Larios primero y parte de la Alameda después, por el sur, y calle Granada hasta la plaza del Siglo, por el norte. A partir de los años 40 se consolida el Recorrido oficial tal y como hoy en día se reconoce, con diversas ampliaciones en la Alameda hasta completar toda su longitud, y variaciones entre calle Granada y Calderería. Además y por otro lado, en 1988 se abrirá la Catedral a las cofradías más allá de Viñeros y Pasión, que ya efectuaban estación en su interior.

Publicado en Málaga
Página 1 de 34
Publicidad - elcabildo.org

Canales

Cofradías Bandas Descargas

Servicios

Teléfonos Diccionario Farmacia C. Cofrade Callejero Museos Enlaces

El tiempo en Málaga